Mis Favoritos

Dialog, el software que lee articulaciones labiales para dar voz a los sordos

Dialog-1
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

22/11/2018 / Autor: Innovacion.cl

Este sistema predictivo, a través de la cámara incluida en dispositivos móviles, reconoce los movimientos de la boca para entregar una expresión verbal en tiempo real. Luis López, uno de sus cofundadores, habló de la capacidad de almacenamiento en este sistema, bajo qué criterios seleccionan las palabras y por qué está enfocado en la infancia.

En un momento de la conversación toma una pausa y se sincera. El ejemplo que pone busca graficar lo relegado que puede estar un grupo de la población, tanto así que son casi “invisibles” para la sociedad.

En la hipotética situación de elegir, entre una condición u otra, prefiere ser ciego que sordo. “Esta población, desde el punto de vista de la incapacidad, no se ve. Nadie se da cuenta que alrededor de uno puede haber un sordo, a diferencia de otras discapacidades físicas o la ceguera”, explica al otro lado del teléfono.

Esta exclusión espacial, incluyendo a otras como la educativa y laboral, motivó a un grupo de diseñadores industriales a fundar Dialog Chile. Luis López, encargado de gestión y difusión de este proyecto, lo explica como un software que captura la articulación de los labios para llevarla a una expresión verbal en tiempo real. A través de la cámara de un smarthphone o laptop, se analiza el movimiento bucal de la persona sorda para ser traducidos mediante una voz digital y así pueda ser reconocido por los oyentes. Es decir, como su lema, su fin es “dar voz a las personas sordas”.

Esta tecnología, asegura desde Concepción, funciona por medio de inteligencia artificial y como tal, tiene aprendizajes. A partir de los errores que pueda ir mostrando a medida que incorpora nuevas palabras, este sistema tiene un verdadero entrenamiento digital que aumenta su reconocimiento verbal. En pruebas realizadas junto a AC3E, comunidad científica de la Universidad Federico Santa María creadora de tecnologías innovadoras, los resultados arrojaron un 87% de aciertos en palabras moduladas.

“Las personas que no pueden oír, al no tener feedback auditivo, les impide hablar. Sin embargo, con esta tecnología, no sólo podrán aprender a emitir palabras, sino también a leer labios”, resaltó López en la web de dicha comunidad.

A pesar de reconocer el potencial de esta tecnología como apto para cualquier sordo, establece que el trabajo de Dialog se enfoca en niños. “Nos hemos dado cuenta que los mayores de 35 años tienen inserto el lenguaje de señas en su cultura, por lo que cualquier otra opción no les interesa. Como los niños utilizan dispositivos casi de manera natural, además del interés de sus padres en que sean incluidos, determinamos nuestro segmento”, admite.

Cabe destacar que López enfatiza que esta innovación funciona como complemento del trabajo de especialistas en sordera, tanto fonoaudiólogos como también educadores diferenciales.

“Los niños, a través de la voz digital del software y que sale desde el teléfono, podrán comunicarse y aprender los movimientos de la boca. Integraremos un programa para que puedan aprender lengua oral, articulación labial y lectura de labios, teniendo otra oportunidad además del lenguaje de señas”.

Dialog-2

–¿Este sistema considera sólo la lengua española?

Sí, pero pasar a otro idioma no debería ser complejo. Nos hemos dado cuenta que es posible transformar la comunicación de las articulaciones con el hecho de hacer el entrenamiento en el idioma respectivo y comparar la información.

–¿Cuántos datos de palabras tiene incorporado hasta el momento?

En un primer entrenamiento del sistema colocamos 30 mil videos, los que consistían de tres segundos y tres palabras cada uno. En esa ocasión el software reconoció mil palabras. En el que hicimos junto a AC3E incorporó 100 nuevas, que nos tomó dos meses y medio.

–¿Y bajo qué criterios las seleccionan?

Eso fue un trabajo hecho a través de una educadora de párvulos junto a fonoaudiólogos, quienes eligieron las palabras adecuadas con respecto a conversaciones cotidianas. Debo dejar en claro que esto no está perfecto porque todo lo que funcione con inteligencia artificial tiene un aprendizaje automático. Este software aprende por sí mismo y debemos enseñar los errores que existen. Por ejemplo, hay palabras que confunden como “perro” y “pelo”, las que iremos solucionando y creyendo que el sistema, en su minuto, elegirá la correcta.

–¿Entonces su porcentaje de acierto podría mejorar y llegar a un 95 o incluso 100%?

Claro, es posible, eso queremos. Además del nicho de los niños sordos, hay chicos que tienen trastornos del habla o algunos que sufrieron ataques cerebrovasculares por lo que se les generaron impedimentos para hablar.

Dialog-3

–¿Dentro del sistema podrían incluirse personas con audición deteriorada pero no total? Pienso en un adulto mayor

Sí, les sería útil en la medida que puedan articular las palabras. Otro ejemplo puede ser una persona con cáncer a la laringe, a quienes no les sale voz y que con esto podrían hacerlo. De hecho ellos cuentan con unos aparatos que se ponen en la garganta y que complementan su hablar con ciertos tonos guturales, a diferencia de nuestro sistema que ocupa sonidos más naturales.

–Entonces,¿un sordo podría realizar una vida normal con esta tecnología? Como comunicarse, estudiar, luego trabajar.

Es lo que queremos. Esperamos contar con este proyecto listo en un año más y así los niños puedan ir a la escuela sin problemas. Que no sean estigmatizados sino iguales a los demás. Al final, es que no se aíslen, puedan jugar con otros chicos y tengan una calidad de vida igual a la de ellos.

–Al ser personas relegadas, ¿ve necesario un compromiso del Estado en esta materia?

De todas maneras. Nosotros tuvimos un primer acercamiento a Senadis, en una conversación donde no teníamos un prototipo armado. Ahora que sí contamos con ello, podemos llevarlo y demostrar porqué es necesario. La Organización Mundial de la Salud está preocupada por el tema porque la cantidad de sordos está significando un problema económico. Son USD 750 millones en tratar este tema a nivel mundial, siendo el educacional sólo 3.5 millones de dólares.


Escrito por Marcelo Salazar. Imagen principal cortesía de Jessica Flavia / Unsplash. Interior: Ben White y Clem Onojeghuo / Unsplash.

 

TAGS: Dialog / Dialog Chile / Inteligencia artificial / Luis López / Problemas Audición / Sordera / Sordo
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

22/11/2018 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS