Hoy nos movemos en un mundo competitivo y dinámico, donde ser el primero en tecnología o en los términos de moda como big data y transformación digital no es suficiente. Una de las claves para mantenernos vigentes y seguir en el mercado es la adaptabilidad y la velocidad de reacción, y más aún, lo es reconocer que el cliente es nuestra guía para que nuestros objetivos de negocio y propósitos tomen sentido, si no ¿para qué?

Sin embargo, esto no es del todo sencillo. Para lograr movernos rápidamente y responder a las necesidades reales de nuestros clientes, necesitamos hacerlo, no solo declararlo, y es ahí donde esto a veces se puede poner un poco cuesta arriba. ¿Sabemos enfrentarnos a la era digital? ¿sabemos realmente qué es transformación digital? ¿qué es una Fintech? La realidad es que la respuesta a estas preguntas no siempre está al interior de nuestras empresas, por lo que salir de nuestro espacio de confort nos permitirá encontrar lo que estamos buscando y mucho más AFUERA de ella. Así que, si estás dispuesto a hacerlo, ¡bienvenido al ecosistema!

«Pertenecemos a un ecosistema, así que saquemos provecho y hagamos sinergia para lograr resolver nuestras múltiples necesidades y la de nuestros clientes».

Venimos de una época en la que no acostumbramos a compartir nuestros problemas y menos nuestras buenas ideas porque ‘nos pueden copiar’, somos muy recelosos de lo que tenemos, pero hoy no nos podemos dar el lujo de seguir en esta senda. Querámoslo o no, nosotros y las empresas somos entes sociales que pertenecemos a un ecosistema, así que saquemos provecho y hagamos sinergia para lograr resolver nuestras múltiples necesidades y la de nuestros clientes.

Existen muchos actores con los que podemos relacionarnos: asociaciones, instituciones de diferentes industrias, instituciones de apoyo a la innovación, universidades, centros de investigación, emprendedores, empresas, etc. Pero ¿cómo comenzamos? Es recomendable trazar con quiénes me relaciono, qué me ofrecen y qué les ofrezco (recordemos que al ser parte del ecosistema y formar una relación, ambas partes deben poner lo suyo). Para que esto cobre sentido también será necesario enfocar esto como un impulso a profundizar en lo que creo que se de mi cliente y responder a sus necesidades de una manera innovadora y efectiva. Un caso de éxito es el de MACH que, con el respaldo de BCI, logró formar una plataforma de pago innovadora, sin trámites ni comisiones, que hoy cuenta con más de 800.000 usuarios. Así como muchos otros a nivel mundial: Jukari Fit to Flex (Reebok y Cirque Du Soleil), Amazon Locker (Amazon y 7-eleven), Nike+ (Apple y Nike), Holiday On Demand (Transavia y Canal+) y tantos otros más.

Considerando todo el potencial que nos rodea, es nuestra responsabilidad articularla para generar propuestas innovadoras para nuestros clientes que nos permitan ir por más. La invitación está hecha.

Sin comentarios Deja tu comentario