Proyecto FONIS implementa programa de rehabilitación auditiva en seis comunas de Chile

10/12/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

Más de 180 adultos mayores, que padecen hipoacusia, serán beneficiarios de un tratamiento que consta de seis sesiones grupales en donde se les enseña y entregan recomendaciones centradas en habilidades comunicativas y el uso del audífono.

El Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud (FONIS) aportó con cerca de 60 millones de pesos a un programa de rehabilitación auditiva liderado por la carrera de Fonoaudiología de la Pontificia Universidad Católica (PUC). Junto a expertos en el área de la Universidad de Las Américas, Santo Tomas de Viña del Mar y la Universidad de Montreal de Canadá, liderarán un estudio que busca mejorar el uso del audífono en adultos mayores que padecen de hipoacusia.

La hipoacusia bilateral es la pérdida de la capacidad auditiva, tanto en uno o como en ambos oídos. La Encuesta Nacional de Salud 2009-2010 estima que la prevalencia de esta afección en adultos mayores de 65 años (medida a través del autoreporte) es de un 52%, siendo más frecuentes en hombres que en mujeres. Si a eso se le suma que la tendencia al envejecimiento implica que la población mayor de 65 se duplicará para el año 2050, las deudas con la tercera edad aumentan considerablemente.

Anthony Marcotti, académico de Fonoaudiología de la PUC, y participante del estudio, señala que el gran problema en la hipoacusia no es la cobertura ni las prestaciones, ya que está dentro de las patologías cubiertas por el GES. El problema es que la mayoría de los pacientes deja de usar el audífono porque no se adaptó a él o por no saber cómo usarlo.

“Queremos mejorar la efectividad de la rehabilitación, pero fuera del hospital. Por eso trasladamos este proyecto a los Centros de Salud Familiar (CESFAM), con apoyo de fonoaudiólogos y reuniones grupales de capacitación”, dice el docente.

A través de la red asistencial de salud primaria, el programa llegará a las comunas de Viña del Mar, Algarrobo, Valparaíso, San Joaquín, Puente Alto y San Bernardo, y constará de seis sesiones grupales en donde se les entregará a los pacientes con hipoacusia información y recomendaciones para aprovechar todos los beneficios que trae el audífono. Algunos ejemplos de esto son: mirar siempre a la cara del interlocutor; aplicación de principios de lectura labio-facial; manejo del entorno y sus estímulos, como disminuir el ruido de ambiente apagando la televisión o la radio, manejar la iluminación, entre otros aspectos.

Según estimaciones de la Red de Salud UC, un 48% de los pacientes usuarios de audífonos admite usarlo uno o más días a la semana y, a pesar de su adecuada implementación, en la mayoría persiste una discapacidad auditiva subjetiva moderada.

Sobre esto, Sebastián Rivera, investigador y académico de la Universidad Santo Tomás de Viña del Mar, afirma: “Sabemos el aporte auditivo que genera el audífono y que aumentando su adherencia probablemente conlleve a un mejor rendimiento, pero no necesariamente se solucionarán los problemas comunicativos de aquellos usuarios. Contar con un programa grupal que se enfoque en la resolución de situaciones auditivas cotidianas que son complejas, en estrategias comunicativas y en compartir experiencias entre los mismos usuarios, sin duda aportará a mejorar el desempeño comunicativo y por ende a mejorar su calidad de vida”.

Por otra parte, Marcotti opina que entre un 30 y 70% de los pacientes abandona el audífono, ya que no percibe beneficio alguno. Si bien el GES incluye, además de la entrega del dispositivo, tres sesiones para enseñar cómo manipularlo, esto no es suficiente. “El problema es que estas sesiones están enfocadas en el manejo del aparato, pero no en las necesidades comunicativas de la persona, ni en las distancias físicas y los problemas de traslado que muchas veces dificultan este seguimiento efectivo del paciente tras la entrega del audífono”.

La investigación y la implementación de este programa se extenderá hasta el año 2021 y se espera la integración al área de otorrinolaringología de los centros de salud primaria, con el objetivo de suplir las necesidades auditivas y comunicativas de los pacientes.


Imagen cortesía JD Mason / Unsplash

TAGS: adultos mayores / Fonis / GES / Hipoacusia / Pontificia Universidad Católica

10/12/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

OCULTAR COMENTARIOS