Estudio prevé que compras online de alimentos se triplicarán para el 2030

10/12/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

La encuesta realizada por Bain & Company y Google a más de ocho mil compradores de comestibles en Estados Unidos indica, entre otras cosas, que el 25% de ellos afirma haber adquirido alimentos de manera online al menos una vez en el último año.

 Más allá de la gran cantidad de compras que se hacen a través de internet, reflejado en la caída de páginas web durante los Black Friday o Cyber Day o en el récord de US$271 millones de ganancias que dejó el último Cyber Monday en Chile, aun existe una parte de la industria online que no ha crecido como se esperaba: la de compras de alimentos en línea.

Una investigación desarrollada por la consultora estadounidense Bain & Company y Google así lo demuestra. La encuesta fue realizada a más de ocho mil compradores de comestibles y solo el 25% de ellos afirmó haber encargado sus víveres “en línea”, al menos una vez en el último año. Y de ellos, el 26% declara haberlo hecho más de una vez al mes.

Las conclusiones del estudio indican que la experiencia de compra de alimentos online aún no supera a la de ir al supermercado físico, ya que muchos de los consumidores siguen apegados a formas “análogas” de realizar las compras, como hacer la lista de lo que necesitan en un papel. A pesar de esto, se estima que estas nuevas compras se triplicarán dentro de la próxima década, ya que existe una gran oportunidad para que el comercio de alimentos minoristas elabore estrategias que mejoren la experiencia de compra de sus usuarios.

El Director y responsable de la oficina Bain & Company en Santiago, Marcial Rapela, afirma: “Las compras de alimentos online en Estados Unidos son similares a las de otras categorías de comercio electrónico, en gran parte porque nuestros hábitos de compra de comestibles están muy arraigados, y los minoristas aún no han convencido a los clientes de que comprar en línea puede ser una mejor experiencia”.

Rapela, además, hace énfasis en que “los tenderos tradicionales tienen décadas de experiencia en la optimización de sus tiendas físicas para alinearse con la forma en que piensan los compradores: capacitarlos para navegar por los estantes de las tiendas para encontrar fácilmente lo que están buscando, facilitarles el intercambio de productos y proporcionar inspiración cuando quieren probar algo nuevo. Las compras de comida en línea aún no han encontrado una manera de replicar digitalmente estas señales de forma sencilla e intuitiva”.

Una de las propuestas alude a disminuir la brecha de la conveniencia entre comprar en línea y físicamente, lo que tiene relación con el ahorro de tiempo. De los encuestados, solo el 42% afirmó que ahorró tiempo al realizar una compra de comestibles online, pero esta cifra sube cuando el usuario ha hecho más de una compra por internet. Es decir, “la práctica hace al maestro”. Pero los clientes quieren rapidez y satisfacción desde la primera experiencia de compra, por lo que los minoristas deberían aprovechar de entrega herramientas más fáciles para navegar, hacer listas, y comprar en línea, dice el estudio.

plataforma de Ecommerce para emprendedores afectados por la crisis social

Otro de los desafíos que plantea Bain & Company y Google es aprovechar la ventaja de ser una tienda de alimentos reconocida para el cliente. Dentro de los consumidores que nunca habían utilizado un servicio de compra de supermercado online, el 85% dijo que, si tuviera que hacerlo, optaría por elegir la misma tienda a la que va físicamente.

“Los compradores necesitan al menos tres transacciones para reconocer claramente la conveniencia y los beneficios de los servicios en línea, por lo tanto, no se detenga en la adquisición de clientes y los incentivos de juicio”, señaló el estudio.

Esta ventaja se ve reflejada en cifras, dice Michelle Paratore, miembro de la práctica de Retail de Bain & Company: “El 75% de los compradores de abarrotes online dicen que todavía están usando la primera tienda digital”. Agrega que “sabiendo que es probable que los consumidores existentes prueben primero esa oferta en línea, los minoristas omnicanal —que son las tiendas que tienen un enfoque en que la experiencia de compra, tanto física como online, sea perfecta para sus consumidores— están bien posicionados para mantener a estos compradores, siempre y cuando ofrezcan una experiencia que sea conveniente y que satisfaga sus necesidades”.

Por último, el reto es que los minoristas inviertan en un diseño digital que facilite las prácticas de compra de los usuarios, tales como comparar los precios de los productos, recordar y compartir listas de víveres. De esta forma, la experiencia de compra online sería igual o mejor a la compra en la misma tienda.


Imagen cortesía Franki Chamaki / Unsplash

TAGS: Bain & Company / Estados Unidos / Google / online / Supermercado Online

10/12/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

OCULTAR COMENTARIOS