El concurso de Conicyt que transforma tu tesis universitaria en un negocio

11/09/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

La Valorización de la Investigación en la Universidad (VIU) aprovecha el conocimiento impartido por universidades chilenas, plasmados en investigaciones, memorias o tesis de titulación y les entrega becas de financiamiento para crear productos, servicios o empresas.

 Encontrar proyectos de calidad científica, tecnológica y de negocios, es el objetivo al que apunta el concurso Valorización de la Investigación en la Universidad (VIU), que este año celebra su novena versión entregando subsidios a cerca de 70 iniciativas que provienen de memorias, tesis o investigaciones de titulación realizadas por alumnos de pre y postgrado.

La instancia promueve, de esta forma, que alumnos universitarios logren llevar a cabo sus proyectos de emprendimiento fuera de las aulas. Con la colaboración de sus profesores guías, los estudiantes que podrán postular a los subsidios entregados por Conicyt a través de su programa Fondef, serán aquellos que pertenezcan a universidades chilenas acreditadas. Además, las iniciativas no podrán tener una antigüedad mayor a los 18 meses contados hasta la fecha de la próxima convocatoria.

La mayoría de los procesos finales de educación superior terminan con la tesis o investigación entregada y aprobada, quedan ahí. Muchas veces, grandes proyectos e ideas se estancan por la falta de recursos o porque, simplemente, no encontraron el apoyo necesario para emprender. Lo que busca Conicyt con este concurso es dar la oportunidad de materializar sus ideas, investigaciones, negocios o empresas. “El foco del instrumento VIU está en los alumnos como movilizadores del conocimiento hacia instancias productivas”, se lee en su sitio web.

Para postular, los interesados deben considerar que el proceso consta de dos etapas. En la primera, los alumnos tendrán tres meses para elaborar un plan de trabajo, un plan de negocios y formalizar un acuerdo de propiedad intelectual entre los participantes de la iniciativa. Esta fase tendrá un subsidio máximo de M$2.000.

Según explica Esteban Zapata a Qué Pasa, durante la primera etapa, la mayoría de los postulantes “han logrado también apalancar recursos desde otras instituciones como Corfo, mostrando el enorme potencial que se genera al coordinar las diferentes entidades que participan del sistema de financiamiento público para ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento”.

Además, afirma que cerca de 500 proyectos han sido presentados en la primera etapa y “aproximadamente 30 de estas propuestas, finalmente, han culminado en la creación de un producto innovador. Muchos han utilizado sistemas de protección de propiedad industrial e intelectual, lo que les ha ayudado a crear sus empresas e impulsar las primeras fases de su negocio en términos operativos”.

La segunda etapa contempla que la selección de los mejores proyectos que participaron en la primera etapa ejecute el plan de trabajo propuesto. Los alumnos deberán concretar los resultados de sus iniciativas y demostrar el aporte científico y/o tecnológico de sus productos, servicios o negocios creados. El plazo de ejecución tiene una duración máxima de 12 meses y un subsidio de M$ 24.000.

Algunos de los 70 proyectos aprobados por Conicyt consisten en diseño de dispositivo para personas con deficiencia auditiva mediante de la transmisión de datos sonoros a través de la piel; sistema de realidad aumentada para el soporte dela educación de niños con trastorno del espectro autista; desarrollo de bebida proteica en base a legumbres; entre otros.


Imagen cortesía Element5 Digital / Unsplash

TAGS: Conicyt / Emprendimiento / subsidio / Tesis / Valorización de la Investigación en la Universidad (VIU)

11/09/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

OCULTAR COMENTARIOS