Dos chilenos realizaron experimento sobre la percepción de la desigualdad con un juego de mesa

15/08/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

El estudio, realizado en conjunto al Instituto Universitario Europeo y publicado por la revista Science Advance, reflejó que los ganadores percibieron haber triunfado por su talento, sabiendo que eran beneficiados por las propias reglas del juego.

Hace algunos años, Mario Molina y Mauricio Bucca -ambos chilenos-, jugaban a un juego de cartas llamado El Presidente y se dieron cuenta que los ganadores atribuían su victoria a sus propias habilidades, mientras que los perdedores culpaban a factores externos.

“Fue bien curioso, porque todos los jugadores nos conocíamos y teníamos completa información acerca de las reglas del juego. Pero al final, unos pensaban que ganaron por su habilidad, mientras que los otros creían que habían perdido por culpa de las reglas”, explica Mario Molina, quien actualmente es candidato a doctorado en la Universidad de Cornell, Estados Unidos.

Esa experiencia les sirvió de inspiración para iniciar un experimento llamado “No se trata solamente de cómo se juega, sino de si ganas o pierdes”, con el objetivo de reflejar cómo la gente percibe la desigualdad. Junto al profesor Michael Macy, Director del Laboratorio de Dinámica Social de Cornell, y el Instituto Universitario Europeo, modificaron el juego de cartas original, eliminado todo signo de aleatoriedad y dándole clara ventaja a quienes finalmente fueron los ganadores. Fueron mil jugadores los que se sometieron al estudio, quienes sabían las reglas y, por ende, tenían conocimiento de que un grupo de ellos podían descartar sus peores cartas y quitarles las mejores al otro grupo de participantes.

Aún así, los resultados mostraron que los ganadores atribuyeron la victoria a sus habilidades y percibieron que fue un juego justo. Sin embargo, a medida que avanzaba la jornada, ellos fueron recibieron más beneficios, siendo aún más dispar el experimento, lo que llevó a una menor cantidad de ganadores a pensar de que el juego “era justo”. Es decir, que las percepciones de los ganadores fueron más susceptibles a un sistema que los favorece.

El aumento en la desigualdad económica en países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), ha llevado a diversos investigadores a indagar sobre sus causas y efectos. Por ello, no es coincidencia que dos de los autores del estudio provengan de Chile, uno de los países con mayor desigualdad dentro de la OCDE.

De hecho, según el estudio Panorama Social de América Latina, publicado en 2019 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el 1% de la población más rica de Chile concentra el 26,5% de la riqueza neta del país; mientras que el 10% reúne el 66,5%; y el 50% de los hogares menos favorecida, solo un 2,1%.

A pesar de los resultados, investigadores advirtieron que los resultados no son directamente extrapolables a la vida real. Mauricio Bucca, Doctor en sociología del Instituto Universitario Europeo, sostiene: “Nosotros especulamos que estos efectos son aún más pronunciados en la vida real, donde las oportunidades desiguales a menudo operan de manera más sutil y ambigua”.

El estudio fue publicado el pasado 17 de julio en la prestigiosa revista científica Science Advance y obtuvo cobertura de la agencia de noticias Associated Press para distintos medios de comunicación, como US News y The Japan Times.


Imagen cortesía Louis Hansel / Unsplash

TAGS: desigualdad / estudio / Juego de Cartas / Science Advance / Universidad de Cornell

15/08/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

OCULTAR COMENTARIOS