Chile aspira a convertirse en el primer país “carbono neutral” del mundo

07/06/2019 / Autor: Marcelo Salazar

A través de un inédito acuerdo para la descarbonización de la matriz energética, el mandatario anunció que en cinco años se reducirán en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero, para alcanzar la meta de descarbonizar totalmente la matriz energética al 2040 y ser un país carbono neutral una década después.

Los cerca de 200 países convocados para la COP25 en Chile se reunirán en el Parque Bicentenario de Cerrillos a finales de este año. Como una manera de anteceder esta importante cumbre, esta semana se realizó un acuerdo en el mismo lugar, con un importante llamado del Presidente de la República, Sebastián Piñera.

«Las centrales a carbón representan hoy el 40% de la energía generada en Chile. Estamos trabajando para que en cinco años este porcentaje se reduzca al 20% y durante las próximas tres décadas descarbonizar nuestra matriz energética y transformar a Chile en uno de los primeros países en ser carbono neutral, es decir, que emitamos la misma cantidad de CO2 que absorbemos. Sin duda, dejar un país limpio es el mejor legado para nuestros niños», aseguró el mandatario.

Lo planteado por Piñera se realizará a través de un cronograma, de aquí a 2024, donde cesarán los primeros 1.047MW de las ocho centrales más antiguas de Chile. Estas se encuentran en Iquique, cuatro de Tocopilla, dos de Puchuncaví y una última de Coronel, que significan un 19% del total de capacidad instalada de centrales a carbón.

Giovanni Calderón, Director Ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, también miembro del Comité Asesor Presidencial COP25, destacó este primer paso por un país más sustentable.

“Este es un avance fundamental, que demuestra el compromiso del Presidente y las autoridades de nuestro país con acciones y fechas claras para cumplir los compromisos medioambientales. Como dice el Presidente, llegó el momento de tomar acciones urgentes  y Chile tiene la misión de liderar el desafío y marcar la ruta para el resto de los países que se encuentran comprometidos con este proceso”, señaló.

El Sistema Eléctrico Nacional cuenta con 28 centrales termoeléctricas a carbón, pertenecientes a Enel, AES Gener, Colbún y Engie. Las anteriores aportarían casi el 40% del total de la generación eléctrica del país.

Las primeras centrales que cerrarán este año serán las unidades 12 y 13 de Tocopilla, las que iniciaron su operación hace 36 y 34 años, respectivamente. En su conjunto, sumarían una potencia instalada de 171 megawatts.

Experiencia internacional

La neutralidad en carbono es una medida para luchar contra el cambio climático que, básicamente, refiere al resultado neto de cero emisiones para este elemento químico. Para lo anterior, existen medidas tanto para reducir como también compensar, entre lo que se encuentran el consumo energético y las actividades que lo producen.

Lo anterior incluye procesos de innovación tecnológica para una mejor eficiencia energética y consumo de electricidad proveniente de energías renovables.

Como publicó Ladera Sur, el único país del mundo que tiene una huella de carbono negativa es Bután, ubicado en el Himalaya con una extensión de 41 mil km2 y casi 800 mil habitantes. Esto significa que en dicho lugar se absorbe más CO2 del que emite a la atmósfera, sumándole otras medidas nacionales como el fomento de los autos eléctricos y fomento a la agricultura orgánica. Cabe señalar que gran parte de su energía proviene de fuentes hidráulicas, investigando la posibilidad de obtenerla de manera eólica y solar.

Otro país que anteriormente manifestó sus intenciones de ser el primero “carbono neutral” es Costa Rica. Su gobierno ha fijado un objetivo claro para el 2021, mismo año que anunció Piñera, para llegar a este objetivo. Cabe señalar que son los primeros en el mundo en firmar un acuerdo con una aerolínea para reducir las emisiones de CO2 en la aviación.

Sin embargo, el plan de la nación centroamericana también tuvo repercusiones. Según un artículo de BBC, una de las medidas es un plan de reforestación que nivele las emisiones, siendo que el 70% de estas provienen del parque automotriz. Esto ha traído distintas miradas sobre cuál es el verdadero cambio que se requiere, cuestionando si el primer paso sería necesariamente tener más árboles.

Costa Rica tiene una matriz eléctrica altamente renovable producto a sus recursos hídricos. “Eso permite que, aun en años de sequía, más del 90% de la energía que se consume provenga de recursos renovables”, se lee en la publicación.

Otros países que ya cuentan con políticas de este tipo son Las Maldivas y Noruega, también con grandes aportes hídricos en el proceso. Entre los que han comprometido acuerdos como Chile son Dinamarca, Islandia y Nueva Zelanda.

Los primeros tienen en práctica un proyecto municipal de Copenague donde se han reformado edificios con alto consumo de energía, promoción de energías renovables y el estímulo de la población al uso de bicicletas y transporte colectivos.

Islandia, por su parte, emprendió un camino en que, hoy, el 83% de su energía proveniene de fuentes renovables. Por último, Nueva Zelanda estableció un impuesto medioambiental al carbono, donde las empresas contaminadoras pagan un tributo proporcional a sus emisiones de gases.


Imagen principal cortesía de Ashes Sitoula / Unsplash. Interior: Matthew Henry / Unsplash

TAGS: Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático / Carbono Neutral / Cero Emisiones / Chile / Plantas Energéticas / Sistema Eléctrico Nacional

07/06/2019 / Autor: Marcelo Salazar

OCULTAR COMENTARIOS