Mis Favoritos

No sólo el enoturismo entusiasma y ayuda a las viñas chilenas

EnoturismoAndesWines1111
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

18/01/2018 / Autor: Innovacion.cl

Desde que la dinámica de producción vitivinícola se complejiza hace algunos años -ya que la exportación se hace cada vez más competitiva- la alternativa del enoturismo se fue posicionando como camino válido en el sector.

Sin embargo, se trata de una actividad que también posee sus propias características y obliga a las viñas a abrirse a otros desafíos.

Por ejemplo, requiere de una estructura de gran complejidad que involucra contar con salas de degustación, espacios cómodos y atractivos, además de contratar personal para atender fines de semana y festivos, si es que se quiere capitalizar la operación.

Por eso, así como es el caso de viñas Casas del Bosque y Bodegas Re en Casablanca o Viu Manent y Casa Silva en Colchagua -que han entendido la importancia de vender en origen, pero también vender productos de merchandising y ofrecer alta gastronomía- hay casos como el de Viña Errazuriz, que debió cerrar su área de enoturismo durante algún tiempo, para potenciarla y hacerla más eficiente.

En este último caso, por ejemplo, una dificultad fue la distancia desde Santiago y otra el bajo posicionamiento del Valle de Aconcagua. “Ha faltado allí un mayor encadenamiento entre los proyectos y el entorno, para potenciarse entre sí y no que cada espacio se mueva de manera aislada”, explica un documento de AgroWine Lab, aceleradora de negocios agro-vitivinícolas.

Caso contrario es lo que ocurre en el Valle de Itata. Allí, viñas como Demartino, Miguel Torres y Pandolfi Price, entre otras, deciden proteger centenarios terrenos con viñedos de las compras que realizan en la zona las empresas forestales.

Así, el área experimenta un profundo proceso de cambio estratégico en su matriz productiva.

AgroWine Lab enfatiza que “los incendios en Maule y Bio Bio, ponen un desafío para ir generando espacios tanto para recuperar el bosque nativo y -a la vez- proteger los viñedos antiguos repartidos en la ribera de los ríos Bio Bio y Laja”.

EnoturismoAndesWines2222

 

Otro camino alternativo al enoturismo en viñas chilenas ha sido la inversión de equipos altamente especializados para la creación de productos especiales.

Es el caso, por ejemplo, del Valle de Curicó en donde se contrató a Georges Blanck como enólogo consultor. Blanck ha sido director enológico de Moët et Chandon, empresa líder de Francia en la elaboración de champagne.

Junto a profesionales locales de gran conocimiento, se generan productos con un precio promedio más alto y así pueden ser exportados en mejores condiciones.

Se trata, sin duda, de un trabajo arduo y de años para ver su consolidación, pero ofrece altos beneficios.

TAGS:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

18/01/2018 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS