Mis Favoritos

¿Cuáles son las ventajas de la factura electrónica para los emprendedores?

FacturaElectronica1111
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

24/12/2016 / Autor: Innovacion.cl

Unas 90.000 pequeñas y medianas empresas se ven incluidas en la Ley 20.727, que hace obligatorio a las compañías urbanas con ingresos anuales superiores a UF 2.400 y menores o iguales a UF 100.000 a poner en práctica el sistema de boletas y facturas electrónicas.

De esta forma, se suman a las grandes empresas que ya habían implementado el sistema. Y es que para febrero de 2018 el Servicio de Impuestos Internos (SII) busca que todas las compañías se adscriban a la fórmula.

Para el jefe de carrera de Contabilidad Pública y Auditoría de la Universidad del Pacífico, Arturo Farías, este proceso de simplificación tributaria es una medida que busca potenciar la Agenda Pro Crecimiento.

Explica que existen dos alternativas: o se adhieren al sistema de facturación gratuita del SII o contratan un sistema de facturación propia. “Normalmente las micro y pequeñas empresas se han adherido al sistema de facturación gratuita del SII, dado el costo que ésta representa para el contribuyente. En tanto, las medianas y grandes empresas en general han optado por el sistema de facturación propia, dada la necesidad de información y la compatibilidad con los sistemas de información financiera que poseen”, explica el experto.

El sistema habilitado por el SII sólo exige a las pymes tener un computador con acceso a Internet, tener un certificado de Identidad Digital, haber realizado y mantener vigente el trámite de inicio de actividades, calificar como contribuyente de Primera Categoría y no tener situaciones pendientes con el servicio.

“El Sistema de Facturación Gratuito del SII permite al contribuyente emitir y recibir Documentos Tributarios Electrónicos (Factura Electrónica, Nota de Crédito, Nota de Débito y Guía de Despacho), administrar los documentos emitidos y recibidos, registrar y enviar la Información Electrónica de Compras y Ventas al SII, ceder sus Facturas Electrónicas a terceros, entre otras funcionalidades”, señala el experto de la U. del Pacífico.

En tanto, los Sistemas de Facturación Propia o de Mercado necesitan una adaptación, por lo que su implementación es más lenta. “Los contribuyentes pueden desarrollar un software propio, de acuerdo a sus necesidades, o adquirir en el mercado un sistema que les permita operar con factura electrónica”, afirma Farías.

Para el 1 de agosto próximo, las empresas que aún no se hayan sumado al sistema de facturación electrónica en alguna de las dos opciones, recibirán multas y sus documentos no serán válidos para respaldar las operaciones comerciales.

Entre los beneficios del nuevo sistema se destaca desde el ahorro en costos económicos hasta un mayor orden y transparencia en las transacciones. “Ya no hay peligro de que las facturas se pierdan y que la persona no pueda hacer uso de la garantía, por ejemplo, ya que al momento de emitirse la boleta electrónica, se envían copias a ambas partes”, señala Farías.

Este punto ayuda a obtener mejoras en los procesos de negocios de los contribuyentes, disminuir sustantivamente los costos del proceso de facturación y -además- facilita el desarrollo del comercio electrónico en el país, contribuyendo de esta manera a impulsar la agenda tecnológica y de modernización.

El académico experto resume en cinco puntos más lo positivo de la factura digital:

– Los contribuyentes que emiten factura electrónica no necesitan concurrir a las oficinas del SII a timbrar documentos, ya que la autorización de los folios se realiza vía internet, ahorrando tiempo, costos de traslado y espera.

– Ahorro en costo de impresión, despacho y almacenamiento de documentos tributarios, porque no se requiere imprimir talonarios con original y tres copias.

– Eliminación del riesgo de pérdida de documentos tributarios físicos timbrados.

– Permite verificar en línea la validez de los documentos tributarios electrónicos.

– Mejora la relación cliente/proveedor, ya que permite diferir la declaración y pago del IVA desde el día 12 al 20 de cada mes (cuando se realiza la declaración y pago por internet).

TAGS:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

24/12/2016 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS