Mis Favoritos

Vehículo desarrollado por VoZE:

Lufke, el primer auto eléctrico hecho en Chile

Lufke o "rayo" en mapudungún
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

07/11/2014 / Autor: Sebastián Andrade

Muy diferente en su diseño y funcionalidad e infinitamente más barato que un vehículo eléctrico convencional, este innovador medio de transporte creado por la empresa VoZE, es el resultado de años de trabajo, que resume las mejores características de diversos medios de transporte en una sola unidad. Los interesados ya se suman. Hay que pedir reserva para probarlos y conducirlos.

A simple vista puede parecer una mezcla de moto, triciclo o automóvil. Pero no. Se trata del Lufke –rayo e mapudungún-, una suerte de monoplaza que busca acercar al público tradicional una novedosa forma de entender el desarrollo de los automóviles. Tal como cuenta a Innovación.cl su creador, Daniel Pavez, se trata de una solución pensada en las necesidades de movilidad que habrá en un futuro ya no tan lejano. Y con una visión bien local. “Es un auto pensado desde Chile para las necesidades de acá”, cuenta.

Explica el creador del Lufke que no están supeditados a la existencia de una determinada tecnología porque se trata de una propuesta de movilidad en sí misma. “Acá estamos frente al resumen de las mejores características de diversos medios de transporte, como los vehículos tradicionales o las bicicletas en una única solución”. Dice que se busca, de manera integrada, tener la agilidad de una moto, la seguridad y confort que ofrece un vehículo tradicional y una operatividad tan simple como la bicicleta, pero sin las dificultades que cada una de estas formas de transportarse tiene. Por eso define al Lufke como “un medio alternativo utilizable a todo evento”.

En relación al valor comercial de este auto eléctrico, Daniel revela que es infinitamente menor a cualquier otro auto eléctrico que se pudiera encontrar en el mercado. “Los cerca de $6.000.000 de pesos que cuesta un Lufke no se pueden comparar con los $30.000.000 de pesos o más que puede costar cualquier tipo de auto eléctrico en el país”. Y con el añadido que estamos en presencia de un vehículo pensado desde su diseño con este propósito, a diferencia de los otros que son adaptados y que presentan una serie de hándicap, como el paso o la aerodinámica, porque no fueron creados para ser cambiados. “Los autos eléctricos son poco sensatos. Cambian el motor, pero al final del día siguen siendo un auto y ocupan el mismo espacio que cualquier otro en la ciudad. Nosotros acá sinceramos el problema”, dice Pavez.

Autonomía y diseño

Su sistema de dirección -creada en su totalidad por el equipo de VoZE- se basa en el sistema de riendas usado en caballos. Es por eso que el Lufke tiene dos palancas que son movidas hacia adelante y atrás, lo que crea el efecto pivote que le permite girar a la derecha o a la izquierda de forma ágil. Además, la batería–pequeña y desmontable- se puede recargar en cualquier enchufe y, al cabo de tres horas, está lista para entregar 60 kilómetros de autonomía.

Otro elemento atractivo e innovador es que la cabina del conductor se inclina hacia los lados al momento de tomar las curvas, lo que hace que la experiencia de conducción sea muy intensa. Además, el tablero de instrumentos es un tablet Android con una aplicación que muestra todo lo necesario. Sin esa tablet, el auto no se inicia. Hace las veces de llave. Excepto las baterías y el motor, el resto de las piezas del Lufke son todas hechas en Chile.

Cuenta Pavez que a mediano plazo se proyecta comercializando en serie estos vehículos en el extranjero. Con los ojos puestos en especial en Alemania, piensa que el Lufke puede tener un buen destino. Principalmente, debido a que allá tienen una especial conciencia sobre la importancia de este tipo de vehículo, que además de no contaminar, tiene la especial característica de ser unipersonal. “Es como una extensión más de la persona, pero llevada a la calle”, precisa.

TAGS: Auto eléctrico / Emprendimiento chileno / emprendimiento tecnológico / Lufke
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

07/11/2014 / Autor: Sebastián Andrade

OCULTAR COMENTARIOS