Su presidente ejecutivo, Alfonso Gómez, revela detalles:

Sepa cómo será el Centro de Innovación UC Anacleto Angelini

Convencido que el edificio que está en plena construcción a la entrada del Campus San Joaquín marcará un antes y un después para el ecosistema innovador del país, el máximo directivo de este centro revela los objetivos de este moderno espacio, que promete ser el punto de encuentro de todos los agentes de cambios locales en el futuro.

Sin Comentarios

SpyFire, un detector de incendios forestales
Tecnología

SpyFire, un detector de incendios forestales

Es un prototipo y se están realizandos las pruebas para su comercialización

30/07/2014Agregar «SpyFire, un detector de incendios forestales» a los favoritos

Alfonso Gómez: "Este edificio será el ‘hardware’, pero nuestra misión será diseñar el sistema operativo y convocar a que se instale una potente comunidad de desarrolladores".

“El Centro de Innovación UC Anacleto Angelini será el segundo aeropuerto de Santiago. Por acá aterrizarán las principales iniciativas de alto impacto para la sociedad, vengan del extranjero o sean originadas en nuestro país”, vaticina su presidente ejecutivo Alfonso Gómez a Innovación.cl respecto del rol que jugará este edificio. Asegura que  tendrá características únicas que lo harán una parada obligada para académicos, investigadores y emprendedores.

De los 10 pisos que tendrá este moderno edificio, ya hay levantados dos, además de los tres ubicados en el subterráneo. Y los trabajos no se detienen ya que su inauguración se espera para finales de este 2013, el Año de la Innovación y la puesta en marcha, en plena operatividad, para comienzos de 2014.

El ingeniero civil cuenta que desde su concepción arquitectónica, este edificio fue pensado como uno muy distinto a cualquier otro. “Se trata de un espacio icónico y emblemático, que apunta a profundizar y acelerar la conformación de una nueva cultura en la universidad y que está diseñado de manera tal, que desde cualquier ubicación en un piso no hay cómo no interactuar con lo que sucede en otros lugares del mismo”.

- ¿Cuál será el aporte del Centro de Innovación UC Anacleto Angelini?
A diferencia de lo que sucede en naciones más desarrolladas, en países como el nuestro las universidades han sido apuntadas con el dedo porque no necesariamente el saber que cultivan se gestiona de una manera tal que se traduzca en beneficios para la sociedad. Las universidades constituyen uno de los puntos más potentes que tiene la sociedad para generar conocimiento. Sin embargo, las nuestras han tenido una cierta desvinculación con el mundo productivo y en algunos casos, con el mundo de la política pública. Esa carencia es la que buscamos revertir.

- ¿Quiénes tendrán acceso a este centro?
Pensamos desarrollar una convocatoria amplia. Acá cabe un montón de gente, no sólo de nuestra casa de estudios. Queremos que sea mucha la gente la que se relacione con este centro, ya sea trabajando con un equipo de trabajo o a la distancia, de forma virtual. De todos modos, por la cantidad de temas y trabajos que acá se van a llevar a cabo, creo que este edificio, a poco andar, va a quedar chico. Nuestro modelo se basa en ser capaces de crear valor suficiente en nuestra sociedad para que haya gente que quiera venir a pagar su pertenencia a este club, que será único y muy particular.

Postura de la primera piedra del Centro de Innovación UC Anacleto Angelini

Postura de la primera piedra del Centro de Innovación UC Anacleto Angelini

- ¿Qué papel va a tener la Universidad Católica dentro del centro?
Sin duda que uno clave. En la UC se está haciendo innovación en muchas partes. No hay facultad que no desarrolle algún proyecto de innovación. Nuestra universidad es relevante en el acontecer nacional con una dimensión significativa. Es relevante para el país que la UC desarrolle esta iniciativa. Y creo que son muchas las áreas donde hay investigadores de primer nivel que pueden aportar con sus proyectos.

- ¿Qué tipo de trabajos se realizarán en este lugar?
Acá se darán cita un conjunto de equipos abocados a materias e investigaciones y proyectos multidisciplinarios, de punta y abierto a otros centros y empresas. “Este edificio será el ‘hardware’, pero nuestra misión será diseñar el sistema operativo y convocar a que se instale una potente comunidad de desarrolladores”. Queremos que sea un lugar que inspire, conecte y que ayude a orquestar la innovación en el país. El abanico es amplio y abierto. Son muchas las áreas en las que se puede trabajar.

Además, habrá una serie de servicios de carácter general, con amplio espectro de proyectos y equipos de trabajo, con una conectividad de muy buena calidad. Queremos promover también ambientes muy diferentes, con espacios para que la gente se relaje y tenga interacciones distintas.

- ¿Juntos, pero no revueltos?
Tendremos distintas categorías, con diferentes grados de compromiso en las personas que trabajen dentro del centro. Algunas empresas podrán estar en una relación más a distancia, en una conversación virtual como nos permiten hoy las redes y llegar a miles de personas e invitarles a estar en nuestras actividades. Y habrá otros que serán invitados a tener algunos metros cuadrados dentro del centro y a trabajar mano a mano con nuestros investigadores en algunos proyectos importantes para ellos y la sociedad.

No es que vayamos a tener gente sentada en una oficina esperando que llegue una empresa interesada en sus capacidades. Lo que ya estamos haciendo es convocar a una serie de encuentros y reuniones en los que buscamos que miembros de nuestra comunidad universitaria, que han hecho logros importantes en investigaciones, se junten con empresas que ya se dieron cuenta que sin innovación no podrán sobrevivir. La idea es establecer los puentes que se necesitan para el desarrollo del país.

- ¿Este centro busca también trabajar en la búsqueda de problemas globales?
Creo que vivimos un momento muy particular de nuestra sociedad, ello mirado desde cualquier prisma. Si vemos sólo la sociedad chilena, nos podemos dar cuenta que estamos frente a un momento muy particular: estamos al borde del desarrollo, pero al mismo tiempo a punto de no serlo. Somos frágiles porque sabemos que andar el último kilómetro para llegar al desarrollo no es sencillo.

Y si ampliamos la mirada, veremos que el planeta está frente a oportunidades y amenazas muy importantes. Hace poco más de una década, se desentrañó el mapa del genoma humano, los que nos hace vivir en una era en que las consecuencias de este hecho, las estamos recién entendiendo y donde está todo por hacerse. Además, estamos en presencia de una época en la que mutamos del mundo analógico al digital, fenómeno único en la historia de la humanidad y que tiene implicaciones que sólo las sospechamos y que hoy apenas conocemos. La nanotecnología supone avances en distintos ámbitos, como la medicina, que tiene alcances que todavía no imaginamos. También enfrentamos disyuntivas que generaciones anteriores no enfrentaron, como la sostenibilidad del planeta, porque no tuvieron la angustia de ver a un planeta que podía colapsar. Todos fenómenos que requieren estudios y trabajos interdisciplinarios.

- ¿Cuál será el rol dentro del ecosistema emprendedor del país?
Haciendo la analogía con la orquesta, no queremos ser los que enseñen a tocar un determinado instrumento, porque sabemos que cada investigador conoce sus propios instrumentos y los saben manejar como nadie. Nuestra labor será ayudarles a crear obras de gran envergadura y que todo el conjunto suene bien. Nuestro foco es abordar las investigaciones desde una mirada multidisciplinaria. Estamos en presencia de un sistema vivo donde el éxito del centro se relaciona con la capacidad que tengamos de abordar de forma sistémica la innovación en nuestro país. En todos sus eslabones. Nuestra misión es tener un centro que tenga la misma capacidad de asombrar y sorprender cuando alguien lo vea por primea vez y si vuelve en un tiempo más. Queremos tener un constante refrescamiento.

Nuestra meta no es que toda la investigación que se realiza desde la universidad esté acá, pero sí algunas muy destacadas, que alguna relación tienen con áreas importantes de nuestra sociedad.
Transcurrido un año de funcionamiento vamos a tomarle una foto a cada uno de estos proyectos y veremos el capital que ha sido incorporado.

- ¿El edificio tendrá espacio para distintas necesidades?
De todas maneras. Tendremos una serie servicios altamente especializados, donde concurran equipos de expertos que se relacionen con distintos quehaceres. Por ejemplo, con constitución de sociedades, protección de la propiedad intelectual, diseño, el diseño de modelos de negocios, etc. No sólo la ciencia la vemos como un agente que traiga la innovación. En este contexto, de todas maneras que habrá una oficina de trasferencia tecnológica. Y, aunque no será tan lineal ni estructurado todo, sí habrá un piso completo dedicado al emprendimiento.

- ¿Hablando del edificio, su construcción y diseño tiene algo de innovador?
La obra es fruto del trabajo del arquitecto Alejandro Aravena, quien ha diseñado proyectos innovadores de viviendas sociales y es un destacado profesional en el ámbito internacional. Estuvo muy preocupado de entender cuál es la ambientación que se presta para fomentar e incentivar el tipo de procesos que se requiere para ser innovadores. Tiene miradas del espacio público y privado y las interacciones que se deben generar. Por ello, estamos en presencia de un edificio muy volcado hacia adentro, que requiere el mínimo intercambio calórico para mantenerlo calefaccionado en invierno y fresco en verano. El mínimo costo en dinero y que sea sustentable.

La biblioteca no será como las tradicionales donde reine el silencio sepulcral y nade pueda hablar. Espacios como la cafetería y la biblioteca serán espacios que se potencien mutuamente.

- Mirando a un mediano plazo, ¿cómo imagina la evolución del Centro de Innovación UC Anacleto Angelini?
El centro en cinco años más imagino una confirmación de todas las inspiraciones originales y la misión del centro. También me gustaría constatar una dinámica y realidad que escape a lo que uno pueda presagiar hoy. Quiero ver sorpresas y que las fuerzas vivas de la innovación se expresen del modo que tengan que hacerlo. Creo que sería equivocado tener la carta Gantt que nos diga lo que va a suceder. Las cosas no van a suceder por decreto. La innovación y los resultados serán producto de la inspiración, trabajo y orquestación de las fuerzas vivas que componen el ecosistema innovador.

Sin comentarios Deja tu comentario