Los “médicos de cabecera” se reinventan combinando la tecnología y la atención personalizada

29/05/2019 / Autor: Marcelo Salazar

DocForYou cuenta con médicos generales que atienden solicitudes por zonas, sin restricciones de horarios ni tipo de consultas a realizar por los pacientes. Un “Uber de la medicina”, donde es posible conocer el perfil y carrera del profesional que pronto llegará a donde estás, además de otros aspectos como si vive en el sector o si domina otro idioma. Esta red, que sus fundadores asumen con cerca de 50 especialistas en sus filas, busca replantear los actuales modelos de atención a partir de algo personalizado y con mejores estándares que una consulta normal. 

De un cargado bolso negro saca una pizarra transparente, de esas que vemos en color café y que podemos llenar de hojas. Sin embargo, esta resulta particular. No tiene portapapeles, dice mientras hace líneas y flechas con un plumón, para que un médico explique un diagnóstico así. Con dibujos. Una de las tantas maneras que harán para reformar los actuales servicios de salud.

Felipe Soto es Gerente General de DocForYou, plataforma que gestiona atenciones particulares de salud por medio de herramientas de geolocalización. Esta aplicación, disponible en Android y iOS, une posibles pacientes con médicos que llegan al destino solicitado. Estos son parte del sistema y no de consultas en centros de atención, contexto que conoce bien Carolina Soto, también especialista y Gerente Médica de la empresa.

Bajarse del ascensor es llegar de inmediato a esta oficina de paredes amarillas, televisor gigante y la sensación de que llegaron hace poco. Dada la conversación, es de las primeras cosas que enteran. Este negoció surge en Viña del Mar hace dos años. Lo dice y sigue mostrando el interior del bolso. Hay carpetas, talonarios de recetas, papeletas para derivación de imágenes, también para interconsultas y el resto de lo que hay en una consulta normal que, según lo que desarrollan, puede ser en tu hogar, oficina o el colegio de tu hija.

Carolina ejemplifica, a partir de su caso, lo que quieren proponer. Esto lo analizó dando a conocer que es directora de un centro médico de salud, a partir de un personaje que con toda seguridad hemos visto más en películas y ambientaciones de época. Los médicos de cabecera.

“Como médico general, me encanta actuar como ellos. Soy bien dedicada a mis pacientes, me gusta preocuparme por ellos y darles una buena atención, que significa tratar su salud desde todo ámbito. Eso de que después atiendo alguien de la familia, conozco sus vidas, que cuenten conmigo no solo para atenderse. También para que me cuenten qué les dijo tal especialista y darles mi impresión”.

Esta manera de ejercer la profesión, continúa la especialista, se ha perdido completamente producto del actual contexto laboral. La mayoría de los profesionales atiende en consultas, que son una tras otra, con una duración de 15 minutos y sometidas a un régimen que el médico debe cumplir en un sistema, menciona, que no ha experimentado mayores cambios en su logística. “De eso no ha existido ningún cambio excepto la agenda electrónica, donde se hace la ficha en el sistema, o se pueda tomar hora por internet”, afirma, también, a partir de la visión del tercer fundador de este emprendimiento. El médico Enrique Donoso.

Para la especialista, las limitaciones del actual sistema comienzan desde el aspecto físico, porque la infraestructura de los lugares de atención se piensa para que los pacientes ingresen lo más rápido que puedan y así acelerar el flujo durante el día. Algo que, su compañero sentado a su derecha, ve como un punto a favor para su negocio: no tener limitantes del espacio ni tiempo. La posibilidad de atender en el lugar que se necesite.

“En pocos meses podremos atender en todo Chile con médicos que entren en esta filosofía que hemos presentado como una comunidad. A ellos, generalmente, ni siquiera se los entrevista para integrar el staff de una clínica o centro médico. Aquí nosotros realizamos una entrevista grupal, luego una individual, después pasan por una inducción de siete horas y, luego de eso, lo contratamos o no. Es gente que quiere entrar a este club, entre comillas, al ser una nueva manera de atender”.

Con médicos reconocidos y certificados por la Superintendencia de Salud, ambos sacan sus teléfonos para demostrar la operatividad de la aplicación. Felipe utilizará una cuenta de usuario y Carolina, obviamente, la de un médico. Ambos lo hacen sonrientes. Dicen que es su guagua “de 18 meses de gestación”.

El primero llena una solicitud en una interfaz que pregunta el motivo de la consulta y si requiere atención inmediata o programada para otra fecha. Luego se lo localiza en un mapa y se activa un radar que da aviso al otro teléfono. Carolina tiene la opción de aceptar, como también ocurre con el resto de los especialistas. Sin embargo, se quedará con la atención quien se encuentre disponible en el punto más cercano. Obviamente, ella.

“Es posible solicitar la atención donde estamos o mandar un médico a donde se requiera. Si me llaman del colegio de mi hija, por ejemplo, para decirme que sería bueno que la viera un doctor, lo puedo solicitar y que vaya a ese lugar”.

Este es un servicio de atención médica ambulatoria, siendo posible reembolsarlo electrónicamente en isapres y seguros complementarios de salud. Hoy en día cuentan con treinta profesionales disponibles en algunas comunas de Santiago, reconociendo una lista de espera de posibles médicos dispuestos a sumarse a su sistema.

–¿Lo pensaron así alguna vez? Lograr una red de médicos de cabecera.

Carolina: Nunca creímos que iba a ser tanto. Pensamos que con el tiempo podía funcionar, pero antes no. De hecho, yo publicaba esta oferta de trabajo en algunas páginas de Facebook y en un momento me urgí porque no llegaba nada.

Los médicos, por así decirlo, son un grupo muy aclanado y de consideraciones especiales entre ellos. Imagino que ustedes también trabajan para romper los actuales contextos de trabajo.

C: Sí, tenemos médicos mayores que nos comentan que al fin logran estar en un espacio donde pueden realizar una atención como siempre han querido.

¿El médico determina el tiempo que permanece con el paciente que le corresponde?

C: Sí. De hecho, una doctora me preguntó si estaba segura de que nadie la estaría apurando.

Debió parecerle raro tanto espacio para atender.

C: Sí, porque a nuestro especialista no le llegan avisos mientras atiende, por lo que se puede enfocar en hacerlo tranquilamente y no en el apuro de las notificaciones.

Felipe: Cuando atiende deja de estar disponible para otros pacientes. Lo otro es que nuestro sistema ordena a los médicos por zona. Por ejemplo, Las Condes está dividida en dos, Providencia igual. Eso determina que ciertos pacientes serán atendidos por tal persona que, dicho sea de paso, puede vivir también en el sector. Así, no tendrán traslados largos e incluso pueden hacerlo en scooters, bicicleta o incluso a pie. Calculamos que con tres médicos por zona, dependiendo de los turnos en cada sector, estaríamos bien. A medida que aumente la demanda iremos sumando más, pero en ningún caso habrá veinte en un sector. No se justifica, la idea es que tengan trabajo y les vaya bien en esto.

¿Y en el caso de programar una atención? Por ejemplo, para la próxima semana.

F: Para atención programada aparece la lista de todos los médicos que tenemos enrolados y disponibles.

C: Donde se puede ver el perfil del médico. Es una ficha donde aparece en qué sectores trabaja, si realiza funciones en alguna institución u otro centro de salud, como también si cuenta con alguna especialidad y selección a partir de eso.

Aspectos que no necesariamente uno sabe cuando se atiende.

C: Exacto. En pocos lugares se conoce el perfil de quien te atiende. Cuando vas a un centro médico o a una urgencia, mucho menos. No se conoce nada. Incluso, me ha pasado que pacientes dicen que me googlearon antes de llegar a mí. Al paciente siempre le interesará saber un poco más y ahí estamos nosotros con sus perfiles actualizados, con sus características e incluso una foto.

F: Hoy solo contamos con médicos generales pero cuando incorporemos especialistas en el futuro, estos podrán ser filtrados.

¿Es requisito estar al tanto de la tecnología?

C: Los médicos mayores que tenemos están incorporados. Quizás, cuesta una gotita más pero hoy todo se está manejando a través del teléfono, entonces no resulta extraño.

F: Otro aspecto posible de filtrar es el idioma que domina. Ni parezco francés, pero pongamos que soy uno con un malestar estomacal que no me permite ir a la clínica que me indica el seguro de viajes, además de no saber español. Puedo estar en mi hotel y avisar en recepción que alguien vendrá a verme y que puede comunicarse bien conmigo.

Cuando uno no tiene idea si el médico sabe otro idioma.

C: Algo muy importante hoy en día, con tantos extranjeros en nuestro país por distintas razones. Turistas, inmigrantes, algunos por negocios. De todo.

F: Suponte, aquí puse inglés y salen todos los médicos que lo hablan.

C: Solamente cargamos los idiomas en que nuestros especialistas hablan de manera avanzada.

F: Lo que también puede requerirse a ese turista, por ejemplo. Puedo solicitar una atención a la doctora Carolina Soto, que si la conozco de antes y quiero seguir atendiéndome con ella, me seguirá apareciendo su agenda disponible en el sistema.

Pese a que las atenciones pueden ser en los hogares u otros lugares que no son una consulta médica, imagino que mantienen ciertos protocolos. Lo primero que recuerdo es el lavado de manos.

C: Sí. Tomando el ejemplo que das, ellos tienen que lavarse las manos en el lugar y si no pueden, utilizan el alcohol gel incluido en su bolso, con el respectivo protocolo para eso. Sin embargo, como esto no es intervención, con un lavado de manos simple resulta suficiente para su labor.

F: Los médicos están preparados para atender a las personas en su casa como también en la oficina, terminando de hacernos cargo de la gente que no acude a centros médicos porque lo pospone por tiempo o poco permiso. Algo que reconocemos pero que luego al organismo le pasa la cuenta. La idea es que en todo momento esté la instancia de que puedas ser evaluado por un especialista.

C: Optamos por una atención presencial, utilizando la tecnología, para que el acceso sea fluido. No veo que esto sea de otra forma.

¿Ustedes apelan al tiempo libre de los médicos para utilizarlo como de trabajo? Así como funcionan Uber o Cornershop.

C: Exacto, porque de otra forma los médicos no tenemos cómo. Los turnos están predefinidos, los trabajos igual, entonces muchas veces no hay tiempo disponible para trabajar. Acá, en cambio, pueden disponer de cualquier rato libre.

F: Por ejemplo, hay médicos que están haciendo la beca. De lunes a viernes no pueden hacer otra cosa que eso, con una remuneración que a lo mejor no es la que ellos quisieran. Entonces, fácilmente podrían incrementar sus ingresos trabajando en sus horarios de fin de semana.

¿A qué aspiran con esta red? Será difícil cambiar las prácticas y modelos de toda la industria, pero con su propuesta han encontrado un espacio dentro del contexto laboral.

C: Nos gustaría que reconocieran a nuestros médicos por su calidad humana, desde el punto de vista del servicio. Buscamos ser la primera opción a la hora de necesitar algo en salud. Algo parecido a lo de Cornershop. Hoy, si quiero comprar algo, tengo la opción de ocuparlo en vez de agarrar el auto e ir al supermercado. Acá lo mismo, los pacientes que tengan una necesidad de salud podrán pensar en esto primero y no en trasladarse a un lugar. Puede que algunas cosas no entren en nuestro servicio, como las urgencias, que no atendemos. De igual forma, esperamos ser en quienes primero piensen las personas. Como era antes con el médico de cabecera.

 


Imagen principal cortesía de Online Marketing / Unsplash. Interior: Hush Naidoo / Unsplash

TAGS: Aplicación / Cabecera / Consultas / Docforyou / Geolocalización / Médicos / Pacientes

29/05/2019 / Autor: Marcelo Salazar

OCULTAR COMENTARIOS