Francisca Heine: “La ciberseguridad es reactiva: pasa en un lugar y todos se preocupan”

16/10/2019 / Autor: Marcelo Salazar

La Gerenta de Marketing de ITQ Latam, especializados en soluciones de ciberseguridad, cree que es rol de las empresas tanto informar como educar a la población en estos temas, muchas veces volátiles y difíciles de entender. Los problemas en la web, desde un correo malicioso hasta un robo de identidad, desde una información falsa hasta un fraude bancario, deberían ser tratados con una rigurosidad que comúnmente cuesta asumir en las empresas, dice, al mostrarse vulnerables frente al mercado. Heine recomienda “dejar de lado el ego. Hay que decir que sí, existe una preocupación, pero eso no significa que el trabajo no se haya hecho. Muchas veces los problemas de ciberseguridad avanzan más rápido que el software que lo soluciona”.

La presencia de esta empresa en otros países le permite asegurar una cosa: que los problemas casi siempre son los mismos. “La diferencia es que cada uno puede tener rubros mayormente desarrollados que otros. Por ejemplo, acá es fundamental la importancia de la ciberseguridad en minería, lo que tal vez no ocurre en otros lados donde las mayores industrias son de otros sectores. La banca es quizás la más transversal, además de siempre ir a la vanguardia”, dice mientras termina un gesto horizontal con sus manos.

Francisca Heine es Gerenta de Marketing de ITQ Latam, una empresa con más de 10 años de experiencia en soluciones de ciberseguridad. Con operaciones en Chile, Perú, Paraguay y Colombia, sus servicios se enfocan en la administración de infraestructura y monitoreo, realizando consultorías, ciberinteligencia de amenazas, campañas de concientización, capacitaciones, entre otros.

Desde que asumió el cargo, a comienzos de este año, ha empujado porque la empresa sea reconocida desde las soluciones que entrega y la educación que busca dar a estos temas, basalmente complejos. Es por ello que emplearían un “marketing innovador”, como lo define varias veces, donde el fin de resguardar a sus clientes se alinee con una estrategia comercial disruptiva. “No es que con un software puedas cubrir todo. Siempre hay muchas aristas, muchas cosas que necesitan configuración para lograr la ciberseguridad”.

El punto anterior la lleva a afirmar, en una oficina de la empresa ubicada en el centro de Santiago, que los distintos sectores económicos cada vez se alinean más con la importancia del tema. El problema estaría, dice mientras cierra su agenda con varias notas, en que muchas veces no se planifican presupuestos para este aspecto, pese a que algunos temas hoy son tendencia, como la seguridad OT.

ITQ Latam, actualmente, maneja un portafolio de 46 marcas. Algunas, con mucho foco en ciberseguridad. Otras, que solo necesitan una solución lo más pronto que se pueda. Heine asegura que todos los requerimientos son importantes, pero que también existen ciertos focos a considerar. Nombra algunos de ellos mientras los enumera con los dedos: redes industriales, Internet de las Cosas y el cuidado de la información personal.

“Hoy en día está en discusión el tema de la salud, producto de la Transformación Digital de muchos procesos. ¿Hasta qué punto esa información se podría saber y compartir? La empresa, cualquiera que sea, tiene una responsabilidad social detrás, la quiera o no, que es proteger a su cliente. Ese punto va más allá de una buena venta o proceso, porque tiene que ver con la seguridad que brinda a esa información”.

 —Entonces, ¿es rol de las empresas educar a la población en estos temas?

 Sí. En ITQ nos pusimos como estrategia lograr una concientización efectiva. Que esto no sea un tema abstracto. Hoy en día los niños juegan con los teléfonos, metiéndose en donde más pueden, y creo que todos nos hemos preguntado hasta dónde llega el límite. Pasa lo mismo con los adultos y sus computadores, teléfonos o también con las cámaras que pueda tener en la casa. Es probable que muchos se hayan preguntado si están intervenidos. Lo importante es ver hasta dónde llega la privacidad.

—¿Y cuál es el límite?

 Es que, más que intentar definirlo, lo primordial es acotar el riesgo. Desde la Gerencia de Marketing queremos aconsejar a nuestros clientes de distintas maneras. Primero, dando tips seguros sobre temas que tienen que ver con la contingencia, como el Cyber Monday, o también de nuestro día a día, como la información que exponemos en las redes sociales. También buscamos acercar los términos, porque no es lo mismo un hacker que un ciberdelincuente, o un phishing que un robo de identidad. Yo veo todo esto como un conjunto, desde concientizar sobre el ciberacoso hasta abarcar las necesidades de las empresas.

—¿Por qué?  

Porque esto no es algo que solo ocurre con las empresas. Esto pasa en el colegio, en la universidad, en el trabajo, a tu jefe, a un familiar tuyo o a ti. Sucede hasta en los mejores gobiernos y países.

Buscamos que todo no sea abstracto, pero tampoco la idea es generar miedo. Antes la gente decía que vieron algo parecido en una película, pero la realidad dice que distintos problemas de ciberseguridad ya están ocurriendo y muy seguido.

—¿Influye el conocimiento que se tenga por estos temas?

No importa la formación que tengas. Tampoco tu carrera, sino que la persona que lea sobre esto pueda hacerlo parte de su día a día. Es responsabilidad de esta y de todas las empresas que están en el rubro, enseñarle a la gente. Educarla.

—¿Cuáles son los principales requerimientos de los clientes?

Acá trabajamos por capas. De la uno a la siete, por así decirlo, se cubre un perímetro de seguridad que va más allá de tu computador o celular, sino que de la red. Esto se refiere desde tu calle, desde tu edificio, desde tu ciudad, hasta una industria completa. Es una infraestructura siempre crítica y por eso siempre cambia lo que solicita el cliente. A su vez, eso hace que empresas como nosotros debamos estar actualizados en los temas y también en los técnicos e ingenieros. Otra necesidad que encontramos es contarle al mercado cuál será la tendencia en los próximos años. Qué es lo que sucederá con nosotros en temas de ciberseguridad y en qué podemos ayudar a su negocio.

«Muchas veces los problemas de ciberseguridad avanzan más rápido que el software que lo soluciona».

—¿Y eso cómo se lo toma el mercado? ¿Hay consciencia por esa infraestructura crítica que mencionas?

 Sí. Casi siempre dicen que teníamos razón en ofrecerles nuestros servicios, o que lo estuvieron pensando y que sí, reconocieron un problema. Lo que pasa es que nadie admite a la primera que tiene una vulnerabilidad en su sistema. Nadie dice “tengo un problema, pero lo voy a trabajar, me voy a adelantar a lo que viene”. La ciberseguridad es reactiva: pasa en un lugar y todos se preocupan.  Después de lo que ocurrido con un banco, todos reaccionaron. Debería haber desde arriba, de la cabeza que lidera un país o a las empresas, decir que la ciberseguridad es prioridad. Hay un dicho que es “información es poder”.

—¿Ves poca decisión para dar relevancia al tema?

 Sí, faltan lineamientos. Hay vacíos en que muchos quedamos expuestos, por lo que falta exigir y dar prioridad. No porque sea un problema, sino que por brindar cuidados en algo que tiene riesgo.  Nos gusta la tecnología porque trae beneficios, pero también costos. Y estos últimos hay que saber trabajarlos para que no provoquen una catástrofe, como se ha dado.

—¿Falta urgencia del sector público?

 Yo creo que sí. Si bien se le ha dado protagonismo, teniendo por segundo año consecutivo al mes de octubre como el de la ciberseguridad, creo que faltan nuevas legislaciones, por ejemplo.

—Volviendo a un punto que tocaste anteriormente, ¿por qué a los clientes les cuesta asumir que están vulnerables en temas de ciberseguridad?

 Porque hay que dejar de lado el ego. Hay que decir que sí, existe una preocupación, pero eso no significa que el trabajo no se haya hecho. Muchas veces los problemas de ciberseguridad avanzan más rápido que el software que lo soluciona. Por ello, es importarse blindarse de todo lo que tenga conexión. Puede sonar ilógico, pero cada vez queremos estar más conectados y eso nos lleva a querer resguardar esas conexiones.


Imagen cortesía Chris Panas / Unsplash

TAGS: Ciberataques / Ciberseguridad / Francisca Heine / ITQ / Latam / Servicios / Soluciones

16/10/2019 / Autor: Marcelo Salazar

OCULTAR COMENTARIOS