Mis Favoritos

¿Fin de la economía lineal? El cambio de paradigma que busca generar consumidores responsables

entrevista academia circular-4
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

29/11/2018 / Autor: Innovacion.cl

Carola Moya y Marcela Godoy lideran una asociación que busca proteger a los consumidores a través de un consumo sustentable y de responsabilidad mutua. A través de un programa intensivo, de seis módulos, buscan potenciar a distintos actores de cambios y desmitificar que, por ejemplo, es un estilo de vida más caro. “Con esto necesitas de un menor presupuesto para vivir”, reconoce una de ellas en esta entrevista.

En un café de Barrio Lastarria, sentadas una frente a la otra como quizás tantas veces, se hayan las líderes de esta asociación de consumidores. Desde 2015 que realizan charlas, capacitaciones, workshops, y otras actividades relacionadas. Luego vino su constitución legal en 2016 pero hoy, asumen tras pedir su orden, el objetivo es distinto.

Su fin, reconocen ambas bajo lentes oscuros que protegen de un sol intenso, es generar una campaña de concientización y educación a la ciudadanía acerca del consumo sustentable en Chile.

Marcela Godoy y Carola Moya son presidenta y directora de la Asociación de Consumidores Sustentables (AdC Circular), primera asociación de consumidores del país especializada en temas de sustentabilidad y género. Esta funciona como colaborador del Estado a través del SERNAC, siendo definida como de interés público y sin fines de lucro.

Dentro de sus principales actividades está un programa experiencial, intensivo de seis módulos, dirigido a distintos agentes de cambio en la sociedad. Ellos deben presentar un proyecto, a partir de una organización detrás que avale su capacitación, con los que puedan generar modificaciones en los hábitos de consumo.

Godoy, ya con un té abajo suyo, establece que sus contenidos no son de otro planeta. “Son acciones que podemos hacer con la realidad que tenemos en Chile. No estamos pidiendo comprar productos orgánicos certificados. Todo está pensado para desmitificar que el consumo sustentable es más caro. Es mucho más barato porque eres más eficiente consumiendo menos, además de otros asuntos que se traducen en disminución en cuentas de la luz, agua, etc. Con esto necesitas de un menor presupuesto para vivir”, reconoce.

entrevista academia circular-1

Para ella existe mucho desconocimiento sobre el tema y tres actores que se pasan culpa entre ellos: el Estado, las empresas y los consumidores. “Está el concepto de que las empresas contaminan y el Estado no hace nada, mientras que este último dice que los inconscientes son ellas y la población. Lo importante es establecer que la empresa también es consumidor y no puede esperar nada del Estado. También, que no podemos alegar si compraste en tal lado o votaste por tal candidato”.

“Si bien tenemos la figura legal de protección al consumidor, a diferencia de otras asociaciones nuestra especialidad también es concientizar a los consumidores en sus deberes y responsabilidades”, dice Moya con su respectiva limonada menta. Temas contingentes como la Ley REP le resultan fundamentales desde la ciudadanía y no sólo de una preocupación de las compañías. “No basta con que vayas, compres y se acabó. Te debes hacer cargo de los residuos. Es un deber como consumidor responsabilizarte de qué va a pasar con ellos”.

Es probable que muchos crean que una vez dejados afuera de la casa, los residuos dejan de ser su problema. ¿Por qué se provocó eso?

Marcela: El modelo económico lineal. El que dice que extraes recursos de un lugar, fabricas cosas, las usas y luego las botas. Y cuando lo haces, que se vayan por un chafe y que se las coma un dragón. Esa sensación de que la basura desaparece, y el concepto en sí, es sobre algo que no quiero ahora pero hace una semana sí. Fui al mall y pagué por eso que ahora es basura. Hay un tema conceptual y de cambio de paradigma cuando dejas de considerar que eso es basura. Ahí hablamos de economía circular, de cómo uno cierra el ciclo y pasan de ser residuos a nutrientes y recursos.

Evitando flujos de contaminación.

M: Evitando que todo llegue a un relleno sanitario. No tenemos espacios, no hay recursos del Estado para construir otros. Imagina que aún están peleando por eliminar los vertederos ilegales. Son más de 70 a lo largo de Chile. Además, generan un impacto socioambiental altísimo. Hay personas que viven alrededor y, a pesar de que no convivimos con muchos en la Región Metropolitana, no desaparecen. Están sufriendo todas las consecuencias de nuestra inconciencia por generar basura.

¿Qué prácticas de consumo sustentable proponen?

M: Entregamos herramientas y movilizamos a personas para que entiendan por qué hay que hacerlo. Enseñamos el enfoque del ciclo de vida.

Algo que nunca me enteré hasta mi entrada al mundo laboral.

M: Yo tampoco, lo aprendí en posgrado.

¿Ve necesaria una formación escolar sobre el tema?

M: Sí, y también hemos ido a colegios. También a juntas de vecinos. Todo es transversal, independiente del receptor de la información. Si te explico el ciclo de vida y las consideraciones ambientales y sociales al momento de comprar un producto, como los marcos legales, protocolos y normativas como ecoetiquetas.

entrevista academia circular-3

­¿Y cómo es la reacción de la gente?

C: Al principio como que se abruman porque es mucha la información. Después se dan cuenta que tienen todo el poder para cambiar las cosas. Finalmente el mercado se regula por el consumidor y la gracia de la Academia Circular es entregar herramientas para que puedan hacerlo. Que empiecen a formar una mirada sistémica y se hagan responsables, conscientes de que por más que lo hagamos bien, todo genera un impacto.

–¿Cómo concientizan sobre temas normalizados como un vertedero ilegal o la no preocupación por los desechos?

C: Es lo que pasa con el tema del género. Las cosas han pasado y por eso es difícil explicar por qué está mal, pero cuando lo haces y estableces el impacto, entiendes que debe cambiar. Frenarlo. A nosotras nos han preguntado por qué la gente de Til Til no se cambia de casa si es tan simple.

M: O la de Puchuncaví.

C: Ellos están pagando el precio de nuestro estilo de vida y es brutal que se tenga normalizado. Que suceda por años y generaciones para atrás. No porque las cosas pasen deben seguir ocurriendo, eso es importante. En la medida que logremos tener la información necesaria podremos entender, ser conscientes de todo.

–Es muy interesante la perspectiva de género con que trabajan. ¿Cómo se relaciona con estas áreas?

C: Dentro de la sustentabilidad está el ámbito social, donde aparece la equidad. No puedes ser sustentable si no eres feminista, ya que estás apelando a los mismos principios y valores. Si no lo ves así no entiendes lo que es el feminismo. Normalmente no se ve este vínculo y por eso incluimos la perspectiva de género.

entrevista academia circular-2

–¿Y cómo se ve involucrado el consumo?

C: Las mujeres se ven mucho más afectadas a lo largo de la cadena de producción. El tema de la agricultura y los pesticidas afectan más a las mujeres que a los hombres porque nosotras la asumimos como hormonas, terminando con cánceres, temas de aborto, malformaciones, tumores, que a los hombres no les afecta igualmente. En la moda la mayor cantidad de mano de obra son mujeres. La huella de esclavitud es tremenda. Tenemos casos de maltratos a las mismas empleadas y cuando pagas por un bien o servicio estás financiando esas mismas malas prácticas. Y después tenemos la publicidad sexista, que es brutal. Como no está tipificada no hay agentes regulatorios formales para esta.

¿Enfocan su trabajo a otro tipo de discriminaciones respectivas?

C: También vemos temas de inclusión. En el manual de consumo sustentable, en el ámbito social y específicamente de los servicios, hablamos de este tema. De que si vas a un evento es importante que tenga la posibilidad de que entren personas con movilidad reducida. Eso también es parte de consumir. Debemos hacernos cargo y exigir a las empresas que no lo usen como slogan sino que esté introducido en sus normativas o prácticas.

–Una gran publicidad sería enseñar cómo consumir sustentablemente. ¿La ven lograble desde el empresariado?

C Sí. Ahora existe un nuevo marketing, como 3.0 o de causas y principios. El relato que se vende obliga a que este ADN de la marca sí transcurra e intervenga en toda la cadena de valor. No puedo decirme marca responsable si tengo a mis trabajadores en huelga. Habla pésimo a pesar de que hayas hecho la cancha de fútbol, puesto wifi o lo que sea. La publicidad es una herramienta comunicacional donde puedes hablar de un consumo sustentable y así educar a tu consumidor. Es una corresponsabilidad donde las empresas deben facilitar opciones para un consumo eficiente, responsable, sustentable y ético, mientras pueda educarse.


Escrito por Marcelo Salazar. Imagen principal cortesía de Louis Hansel / Unsplash. Interior: Ben White y  Paweł Czerwiński / Unsplash.

TAGS: Academia Circular / AdC Circular / Carola Moya / Consumo Sustentable / Derechos y Deberes / Empresas / Marcela Godoy / Sernac
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

29/11/2018 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS