Mis Favoritos

Experto en diseño Barry Katz: “Debiera mantenerse viva la creatividad de los niños”

BarryKatz1111
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

25/06/2018 / Autor: Claudio Pereda

Es considerado uno de los diseñadores más influyentes. Profesor de humanidades y diseño en el Colegio de Artes de California, entre varios cargos académicos, ha desarrollado una exitosa trayectoria en la industria del diseño en Silicon Valley.

Forma parte también de Ideo.com, una compañía internacional de diseño y consultoría, fundada en Palo Alto, California, en 1991. Se caracteriza por usar la metodología del Desing Thinking en productos, servicios, entornos y experiencias digitales.

En un mundo con tanta tecnología como el actual, ¿se eleva o se disminuye la capacidad creativa?

– La aumenta mucho más. Todo el mundo sabe que en Silicon Valley existe una tremenda competencia entre muy buenos ingenieros, pero más abajo de ellos, hay miles y miles que no pueden acceder a ese mundo y son tanto o más talentosos.

La diferencia está en la experiencia que tú tengas y que puedas entregar. Es como ocurre con un smartphone Galaxy y un iPhone, en cuanto a sus características y rendimiento de ingeniería son similares, la diferencia está en la experiencia que se compra. No en el chip de su interior o el color de sus pixeles.

Cada vez es más importante para las compañías identificar no solamente el talento técnico, sino que también el talento creativo; eso es lo que diferencia a los productos, no la tecnología por sí misma.

¿Es posible pensar hoy en cuáles son las tecnologías que van a ser relevantes en el futuro?

– No es algo fácil de decir, no existe una tecnología que funcione aislada, hoy en día todas están interconectadas entre sí. Hay algunas de ellas que me interesan, como la biotecnología.

Si bien no se pueden hacer predicciones, creo que esta tecnología llegará a un punto de maduración en cuanto a nuevos productos, parecido al que tuvieron los computadores en los años 80. Veremos una amplia gama de productos que no podemos imaginar ahora.

Hace algún tiempo las consultoras de diseño que trabajan en Silicon Valley dicen que la genética, la química de proteínas, la bioquímica y la biología molecular son las industrias a las que se les debe poner atención; y uno dice entonces: ¿qué haremos con eso’

Cuando la primera generación de productos digitales llegó, la industria del diseño no estaba preparada. Los primeros computadores que aparecieron en el mercado masivo eran terribles, todos pensaban que eran horribles. Quiero pensar que los diseñadores están esperando frente a la puerta de la revolución biotecnológica para entregar su aporte.

Por otra parte, la inteligencia artificial es lo menos inteligente que hay. Creo que todas las tecnologías tienen que ver en cómo los seres humanos interactúan con ella y no que puedan reemplazar la actividad humana. Sí es posible complementar, amplificar y mejorar la experiencia humana, pero no reemplazarla.

IdeoCOM3333

A su juicio, ¿cuál es el rol de las las universidades en la formación de profesionales del diseño?

– La educación del diseño está en constate experimentación, por más de seis décadas en Stanford -y mucho más en mi escuela de arte- hemos intentado crear nuevas disciplinas y currriculum en los que el diseño pueda aportar, nuevos proyectos en los que el diseño sea relevante.

Un ejemplo: hace cien años pudimos contar con la primera generación de productos electrónicos y la magia comenzó. Como hemos ido cambiado el comportamiento de las personas hacia la tecnología es lo que ha dado pie a la industria del diseño.

Con lo digital ocurre lo mismo que hace un siglo, ya que estamos modificando el cómo usamos la tecnología, la experiencia está cambiando y se están creando nuevas disciplinas relacionadas al diseño interactivo, por ejemplo.

El diseño es fundamental como una disciplina humana, más que una disciplina tecnológica. Los diseñadores no inventan productos como los ingenieros, pero hacen algo más y es la incorporación a estos productos de la experiencia humana, del usuario, tanto desde una visión individual como de la sociedad en general. Y la responsabilidad de educar a los nuevos diseñadores radica en motivarlos a ese desafío.

¿Y cómo se enseñan esos nuevos conceptos?

– En el fondo, esa pregunta orienta hacia dónde debemos enfocar nuestra energía. Existe una gran discusión a nivel mundial sobre los Ph.D. en diseño, yo estoy más interesado en la etapa pre escolar, en la niñez . La razón de ello es porque los niños y niñas tienen una creatividad innata y nosotros deberíamos mantener viva esa creatividad y no sería necesario luego tener que enseñarles un Ph. D en diseño , o un master u otro postgrado. Me interesa más la educación temprana que los postgrados, ambas son relevantes, pero los niños son más importantes.

 

(*) Con la colaboración de Chrysalis.cl

TAGS:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

25/06/2018 / Autor: Claudio Pereda

OCULTAR COMENTARIOS