Mis Favoritos

Andrés Valdivieso: “Estamos en el amanecer de la inteligencia artificial en Chile”

entrevista-andres-valdivieso-1
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

31/10/2018 / Autor: Innovacion.cl

Para el Director de Innovación de Anastasia, software centrado en la caracterización de los clientes de las empresas, la inteligencia artificial nunca podrá reemplazar a la mente humana pero sí se posicionará como un aliado estratégico para múltiples tareas. Esto lo proyecta en distintos quehaceres, sectores, industrias, incluso en la administración pública. Aquí las palabras de quien pudo, gracias a los algoritmos de esta tecnología, escribir una columna de opinión sin teclear todo lo que se publicó.

Ocupa como ejemplo una máquina de café. Estas, según sus palabras, poseen conceptos de robótica al prepararnos uno automáticamente. Lo que no tienen, lo que reafirma que nunca reemplazarán a un humano, es la capacidad de discernir. “No es capaz de variar cuando le generas un tema diferente. Si le pido café con menos no sé qué y luego me arrepiento, no es capaz de tomar la decisión”, declara al otro lado de la línea.

Andrés Valdivieso se refiere a la inteligencia artificial como una hija que conoce bien. Es la misma que ocupan en Anastasia, software que soluciona problemas de negocios en distintas industrias, siempre asociadas al cliente interno y su consumidor final. Esta plataforma, actualmente, trabaja en los sectores de manufactura, salud, retail y bienes y servicios, aunque próximamente ingresará al sector automotriz y minero.

Por su rol como Director de Innovación y nuevos negocios, además de la visión estratégica que le dan a esta tecnología, fueron invitados por la revista española Planeta Chatbot para escribir columnas semanales sobre inteligencia artificial. Sin embargo la primera, aunque suene contradictorio, no la redactó completamente.

La mitad, aunque no se crea, fue escrita por un algoritmo. Esta acción puede leerse en negrita y cursiva en el texto, que sería lo único diferenciador de lo que sí se tecleó. Esta innovación trabaja bajo los mismos conceptos con que desarrollaron los tres servicios de Anastasia.

El primero es un modelo de caracterización para los consumidores, donde un sistema reconoce quiénes son de acuerdo con distinto tipo de información. Así se ofrece la mejor opción. “Como hace Netflix que te sugiere una película, pero esto también podemos ocuparlo en el sector de la salud para evitar complicaciones a futuro”.

entrevista-andres-valdivieso-3

Otra herramienta está enfocada a las empresas y la predicción de sus próximas necesidades, que van desde sus propios implementos hasta cuántos productos venderán en cualquier lugar del mundo. “Todo esto puede ir desde el detalle de una pasta de dientes que se vende en el supermercado de la esquina o en China, hasta una máquina de Punta Arenas que requiera reparación y deba parar por un tiempo”.

La última aplicación de este sistema es a partir del lenguaje. Un estilo chatbox posee un idioma específico para latinos, enfocando el negocio con un motor de lenguaje propio. “Al no ser dirigido al gringo o el alemán, permitimos crear una comunicación óptima donde se entiende mejor al consumidor o paciente. Uno de los grandes temas de la inteligencia artificial es que cuando tratas de resolver todo, no funciona tan bien. Si quieres un asistente de ventas o de orientación en salud, no podrás hablarle de camiones y al mismo tiempo comprarle plantas. Porque ningún humano puede hacer eso”.

–En los tiempos que se inició Anastasia, ¿existía un campo de estudio o laboral sobre inteligencia artificial en nuestro país?

Había campo pero estaba más localizado en la universidad, en magíster o doctorados. Las empresas lo veían de lejos, lo pensaban pero estaban visualizando qué ocurría con el tema. El momento en que se vuelve una realidad para todo el mundo, al igual que como fue internet o el iPhone en sus tiempos, fue el 2017.

–Trabajan con el concepto de “redes neuronales” de sus consumidores ¿A qué se refiere ese término?

Se refiere específicamente a que no solamente es necesario usar una fuente de información. Se utiliza una data histórica en consumidores y pacientes que puedes mezclar con datos abiertos como el clima, la contaminación, quizás cierto contexto político. Lo más valioso es que a medida que aparece la complejidad, la data estratégica se puede ocupar mejor. Incluso podemos incluir las definiciones de una empresa para elaborar un sistema que pueda hacer que su consumidor la elija por sobre la de al lado.

– ¿Y cómo se proyectan las empresas con esta tecnología?

Es que debe ir asociada a proyectos específicos, que tengan una manera de uso y una medición.

entrevista-andres-valdivieso-2

– ¿Y cuánta información se requiere para ello?

La inteligencia artificial, entre más datos tiene, se vuelve más inteligente. Estamos hablando de 60 millones de evaluaciones de datos. De ahí para arriba. O de repente también ocurre que no todos los clientes tienen tantos, lo que ha sido una ventaja porque también hemos realizado sistemas inteligentes con pocos. La gran discusión es qué ocurre en una organización después de instalar esta tecnología, porque no sirve que te ofrezca un sistema que requiere 100 mil datos para aprenderlo y que demore meses. El movimiento de esta industria está siendo cada vez más rápido y una ventaja de nosotros es cómo ver estratégicamente su uso para nuestros clientes.

– ¿Proyecta esta tecnología en la administración pública? 

Sí. Estos temas se están conversando y eso permite generar discusión. Según mi visión estamos en el amanecer de la inteligencia artificial en Chile. En un día que se ve muy largo, donde podremos hacer muchas cosas porque está despejado. En el sector público estamos tratando de hacer cosas, nosotros desde nuestros aportes en salud también bajo el marco de Hospital Digital impulsado por el gobierno.

– ¿En qué otras áreas podríamos verla?

Cada una de estas herramientas podemos extrapolarlas y predecir demandas en muchos asuntos del servicio público. Compras, productos, traslados, rotaciones. Lo que quieras. Como existe la posibilidad de entender el lenguaje, que en estos casos también es escrito, podemos crear algoritmos.

–Lo que vendría a suplir la necesidad de escoger lo exacto.

Eso lo vemos de acuerdo a la industria, porque si fuera en salud sería prevenir a un paciente de algo. Lo que siempre tratamos es poner al cliente o al paciente al centro. ¿Te has dado cuenta que todo el mundo está en un proceso de hiperpersonalización de las cosas?

– Sí, cada vez hay productos más personalizados.

Por eso queremos ayudar a las empresas a llegar de mejor manera a sus consumidores y pacientes. Con esta herramienta lograrán conocerlos mejor. Reconocemos que hay un ADN digital en ellos y como cada uno es distinto, generamos un sistema para que lo ubiquen o modifiquen. Así un diabético puede orientar dónde tendrá mayores complicaciones a futuro, como también que un cliente del retail compre lo que realmente quiere y se vuelva un consumidor feliz porque encontró lo que buscaba.


Escrito por Marcelo Salazar. Imagen principal cortesía de Brian Kostiuk / Unsplash. Interior:  Markus Spiske y rawpixel / Unsplash

 

TAGS: Algoritmo / Anastasia / Andrés Valdivieso / Bienes y servicios / Empresas / Hospital Digital / Inteligencia artificial / Manufactura / Retail / Salud
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

31/10/2018 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS