Estos últimos días hemos visto el despertar de Chile, sumido en una realidad silente por más de 30 años, lo que terminó en una manifestación masiva e histórica nunca vista a nivel nacional.

Lamentablemente, este despertar del silencio y la conformidad trajo consigo vandalismo y daños a la industria, afectando principalmente a las Pymes, que son un importante motor en la economía chilena. Según el último balance de la Asociación de Emprendedores de Chile ASECH, son más de 800 las afectadas por el conflicto social, donde el 86% no ha podido vender y un 11% fueron saqueadas durante las jornadas. Desde la empresa chilena es que no podemos estar ajenos a las necesidades del país, siendo inminente comenzar haciendo cambios por casa, donde somos todos los convocados a la acción.

Uno de los cambios que todos debemos de implementar, es ampliar la conversación con nuestros equipos, escuchar sus demandas y entregarles soluciones que avancen al mediano plazo al desarrollo de los proyectos que impulsen su bienestar.

La educación es la base y la herramienta más importante que podemos entregar a nuestros colaboradores y a nuestra sociedad. Creo firmemente que, para lograr avanzar en este gran desafío, tenemos que hacerlo de manera colaborativa y cercana, entregando las herramientas necesarias —como capacitaciones, cursos y certificaciones— de manera de democratizar las oportunidades y nivelar las capacidades profesionales. Solo así, podremos aportar nuevos talentos a la industria TI, y que, a su vez, ellos tengan un abanico más grande de oportunidades laborales.

Tenemos que convencernos que el cambio debe ser profundo, por lo que es necesario ser una mejor empresa no sólo para el cliente, sino para los talentos. Es vital que más empresas se unan a certificaciones y logren empatizar con el medio en el cual se desenvuelven. Pensar que si bien estábamos haciendo cosas que nos permite, por ejemplo, comenzar el proceso de certificarnos como empresa B. Tenemos que seguir subiendo el estándar, porque en el futuro no debe ser que un organismo tenga que medirnos para guiarnos como entregar el bienestar de las personas, de las sociedades o del medio ambiente, sino debe ser algo implícito de las empresas.

«El cambio debe ser profundo, por lo que es necesario ser una mejor empresa no sólo para el cliente, sino para los talentos».

Nuestro compromiso es mejorar la calidad de vida de nuestros colaboradores a través de educación y tecnología, que es el futuro de Chile. Porque el cambio comienza por casa, desde nuestra vereda creemos que la única forma de avanzar a un país más justo. Hoy las palabras de Richard Branson —el multifacético filántropo fundador de Virgin Records y más de 400 otras empresas— nos deben hacer más sentido que nunca: “Entrena lo suficientemente bien a tu equipo para que se puedan ir, trátalo mejor para que se quieran quedar” …

Zenta Group, es una empresa dedicada al desarrollo de tecnología amigable, creando experiencias digitales, siempre enfocada en potenciar los talentos y que busca  entregar soluciones tecnológicas,  crear experiencias digitales, enfocándose en la simpleza, la funcionalidad y el trabajo de manera colaborativa y ágil. Con más de 12 años de experiencia, de excelencia técnica e innovación, el principal factor diferenciador es el concepto del Talento como Servicio (TaaS), el cual creamos y potenciamos al máximo para entregarles el mejor servicio a nuestros partners.

Sin comentarios Deja tu comentario