Mis Favoritos

¿Qué pasa cuando una persona “despierta” y comienza a hacer lo que realmente le gusta? Probablemente sea el inicio de una revolución interna donde los espacios que permanecían inmóviles, podrían comenzar a evidenciar mundos nuevos colmados de maravillas que antes ni siquiera lograba imaginar.

Muchos no podrán comprender que cuando hacemos lo que nos gusta, normalmente lo hacemos con más ganas y casi siempre mucho mejor de lo que esperamos. Claro, lo que nos mueve no es el miedo y tampoco es la necesidad ni el deseo del dinero porque es otra la mirada, es nuestro yo interno que nos motiva a realizar cosas que a todas íntimas luces, logramos sentir y disfrutar; pintar, cocinar, leer, trotar, andar en bici, compartir con tu familia y con tus amigos y tantas otras actividades aparentemente simples, pero que se transforman de alguna manera en una tan necesaria válvula de escape.

Descubrir qué es lo que nos gusta hacer podría transformase en un llamado de auxilio de nuestro personalísimo yo interno y que si no logramos comprenderlo a tiempo, cuando lo hagamos y si es que logramos hacerlo, ya  podría ser muy tarde.

Predictivamente supongo que te preguntarás ¿Qué tiene que ver todo esto con la innovación? pero anticipadamente respondo con preguntas: ¿Qué es para ti trabajar en equipo? ¿Qué es un co-work? ¿Qué es trabajar colaborativamente? ¿Qué entiendes por integración, por comunicación, liderazgo, empatía, acuerdos, negociación? Simplemente son nuestras individuales habilidades blandas insertas en todas nuestras actividades, incluyendo a las que nos inducen a crear la cosa nueva. Son estas capacidades conectadas a nuestras emociones que complementadas con nuestros talentos y habilidades duras, nos permiten movernos de manera integrada y singularizada laboral y socialmente. El punto es que dichas habilidades y talentos con una deliberada conexión con el gusto y el placer de hacer las cosas, podrían transformarse en una combinación perfecta que aporte a nuestra felicidad.

La innovación requiere de esa perfecta combinación de talento-habilidad-placer para florecer en espacios naturales o deliberados. Espacios colaborativos e inclusivos que faciliten ese “despertar” para dar rienda suelta a la imaginación generadoras de ideas. Ideas que con los talentos y habilidades conectadas armónicamente sean tangibilizadas en creaciones del intelecto humano, para que luego dichas creaciones, sean abrazadas por otros talentos-habilidades que logren llevarlas a etapas evolucionadas y las transformen en innovaciones.

Sin comentarios Deja tu comentario