Tuve bastante curiosidad cuando leí el título Reverse Innovation del nuevo libro de Harvard Business Review escrito por Vijay Govindarajan y Chris Trimble.

Al leer el libro una de las primeras frases que llamó mi atención fue la descrita por Ratan N. Tata de India: “Éste libro explica como las innovaciones cada vez más se están originando en los países en desarrollo y fluyendo de regreso hacia los ricos”. En ese momento recordé el segundo principio de la tecnología disruptiva presentada por Clayton Christensen en su libro The Innovator’s Dilemma: “las tecnologías disruptivas típicamente son comercializadas primero en mercados emergentes o insignificantes”.  Entonces, analicé tal vez la Innovación inversa es disruptiva?

Los mercados de las naciones ricas están maduros y saturados y el espacio entre éstos y las economías emergentes se está cerrando. Las innovaciones ya no recorrerán el mundo en una sola dirección, desde los países desarrollados a los países en vías de desarrollo, ahora también fluirán en sentido inverso. La mayor parte del poder adquisitivo del mundo sin explotar está en los mercados emergentes del sur de Asia, Europa oriental, África y América Latina.

Reverse Innovation

Reverse Innovation

V. Govindarajan explica a través de su libro que “para ganar en todas partes, se debe aprender a crear lejos de casa” e “innovar para los mercados emergentes, en lugar de simplemente exportar, puede abrir un mundo de oportunidades para las multinacionales”. La Innovación Inversa muestra a líderes y directivos cómo hacer que la innovación suceda en los mercados emergentes.

El libro destaca los problemas y triunfos de algunas compañías muy importantes del mundo. A continuación se explica los casos de Innovación Inversa de GE, Gatorade, Wal-Mart y NH Hospital:

GE: V. Govindarajan pasó dos años (2008-2010) como CEO Asesor en GE implementando un “laboratorio de Innovación Inversa”. Conjuntamente con el equipo directivo de GE se dieron cuenta que para poder ganar en USA, ellos debían ganar primero en India y China. Una de las innovaciones exitosas fue la creación de una máquina de ultrasonido portable de bajo costo en China.

Gatorade: El médico de la Universidad de Florida quien creó la bebida Gatorade para ayudar con la rehidratación de los jugadores del equipo de futbol “Gators”, estuvo al inicio de los años 60 en Bangladesh con un equipo de médicos para ayudar con los brotes epidémicos de cólera. Ahí el descubrió cientos de tratamientos locales muy antiguos contra la diarrea severa causada por el cólera. Al dar carbohidratos y azúcares en una solución salina los pacientes se rehidrataban más rápidamente. El médico vió un problema común en la necesidad de rehidratación rápida, pensó que dicho tratamiento que había funcionado bien en los pacientes de cólera iba a funcionar de seguro para los futbolistas sanos.

Wal-Mart: Cuando esta empresa de retail entró a los mercados emergentes de Centro y Sudamérica descubrió que no podía simplemente exportar su fórmula de retail. Ellos tuvieron que reducir radicalmente su tamaño. La compañía innovó creando una versión de tienda Wal-Mart similar a los más “acogedor” puntos de venta comunes en México, Brasil y Argentina. En 2011, Wal-Mart fue llevando el concepto “small-mart” de regreso a USA. Por un lado su mercado estaba saturado y muchos consumidores americanos sufrían la fatiga de realizar compras de gran tamaño.

NH Hospital: Narayana Hrudayalaya (NH) Hospital ha transformado la atención de salud en India. Uno de sus principales servicios es la realización de cirugía a corazón abierta a tan solo USD 2000, en comparación a los USD 20000 que cuesta en USA.  El éxito del hospital puede ser parcialmente explicado por el bajo costo de la mano de obra, sin embrago el verdadero secreto del éxito está en la innovación en procesos. NH utilizó varios conceptos industriales de producción como el “Lean Service”: la estandarización, la especialización del trabajo, sistemas de producción de flujo continuo y economías de escala. NH Hospital está llevando su modelo de negocio innovador al mundo rico con la construcción de un hospital en las Islas Caimán (a una hora de vuelo desde Miami) para el tratamiento de los americanos que no tienen seguro a un 50% por debajo de los precios en USA.

De esta manera, como los autores del libro lo mencionan: si tu eres un CEO, financiero, estratega, mercadólogo, científico, ingeniero, creador de políticas o inclusive un estudiante; la innovación inversa en un fenómeno que necesitas entender.

Para los países ricos la nueva realidad es que el futuro…¡se encuentra lejos de casa! La innovación inversa no es opcional, es oxígeno!

 

Sin comentarios Deja tu comentario