Mis Favoritos

Los vinos chilenos son de calidad y con una enorme diversidad de cepas. Tanto así que hasta las producciones más pequeñas son reconocidas a nivel mundial. Pese a ello, nuestro consumo interno es muy bajo, ya que no sobrepasa los 13,4 litros per cápita.

El leve aumento que ha habido durante los últimos años es porque los jóvenes están demandando nuevas cepas y propuestas innovadoras, aspecto que algunas viñas y enólogos han sabido entender.

Según Vinos de Chile, hay un cambio de tendencia en términos de consumo en el país, ya que se demanda cada vez más productos y comidas gourmet, lo que muchas veces se acompañar con vino.

El estudio revela que el vino se encuentra en un segundo lugar en la categoría de los más consumidos. Por segundo año la generación “milenium” muestra un aumento en su interés por los mostos.

Hoy los jóvenes se están atreviendo más a probar nuevas cepas, a darle espacio en sus mesas a viñas no tan conocidas, en definitiva, a disfrutar de nuevos sabores.

En nuestra tienda buscamos una experiencia integral que eduque al público y le entregue herramientas necesarias para el conocimiento de la industria. Por eso organizamos cursos; integramos vinos de variedades no tradicionales y buscamos participar en iniciativas que refrescan la industria del vino chilena.

La dinámica de consumo del vino indica que Chile está cambiando y nos gusta que así sea. Sigamos innovando, creciendo y dándole cabida a productores que aman lo que hacen y que rescatan la esencia de nuestro país, que –por cierto- es un país de vinos.

Sin comentarios Deja tu comentario