Mis Favoritos

La Ley de Aportes al Espacio Público busca compensar impactos negativos que los proyectos inmobiliarios provocan en los sectores en que se sitúan y no reemplaza las mitigaciones ya existentes, sino que las suma.

La normativa fue promulgada en octubre de 2016 y desde entonces está pendiente su publicación y puesta en marcha. Entre ambos hitos existe un periodo de 18 meses, en el que se espera se aceleren las ventas de muchos proyectos inmobiliarios y se genere mayor interés por paños cercanos a metros o sectores con potencial, con el consiguiente aumento en el número de proyectos ofertados.

Se trata de una reactivación del mercado que conlleva una gran oportunidad de comprar a buen precio y obtener los beneficios de vivir en un barrio que favorezca la vida en comunidad.

Sin embargo, también se especula sobre el impacto que la ley va a tener en el precio de las viviendas y cómo el mercado inmobiliario podría experimentar un alza similar a la de 2015 en el período que demore su entrada en vigencia. Después de eso, se espera que las viviendas experimenten alzas cercanas al 6%.

Se trata de una reactivación del mercado que conlleva una gran oportunidad de compra a buen precio y la obtención de beneficios que implica vivir en un barrio que favorezca la vida en comunidad.

Quienes creemos en el “Smart living” nos identificamos con este concepto y valoramos la importancia de tener todo cerca y disfrutar de las bondades de cada barrio, por ende, esperamos que esta nueva normativa ayude a lograr este objetivo en los distintos sectores de la ciudad y del país.

Sin comentarios Deja tu comentario