Mis Favoritos

Hasta cuarenta años. Eso es lo que puede tomar en Chile el desarrollo de un ecosistema de innovación maduro. Así lo ha señalado el gerente de Emprendimiento de Corfo.

La institución del Estado ha hecho muchos esfuerzos para esa tarea en los últimos quince años, avanzando en potenciar una cultura sobre el tema, fortaleciendo la imagen país, las instituciones, los espacios de apoyo y trabajo, el financiamiento temprano del emprendimiento y los fondos de inversión de Venture Capital, con una inversión anual de US$44 millones.

Sin embargo, el país se encuentra a medio camino en esta tarea. Y no podemos imitar otros ejemplos, ya que nuestra cultura es totalmente distinta, por lo que requiere buscar su propia identidad.

Uno de esos caminos es posicionar a nuestro país como puerta de entrada a Latinoamérica, crecer como HUB de innovación para la internacionalización y dinamizar la industria del capital de riesgo. Sin embargo, en esta transición aún falta un elemento muy importante: el Corporate Venture Capital.

El Corporate Venturing es la inversión de fondos de grandes corporaciones de manera directa en emprendimientos en etapa temprana o startups en crecimiento, con el principal objetivo estratégico de ser socios y apoyar emprendimientos que entreguen ventajas competitivas a su negocio central o que les abran el camino para entender nuevas oportunidades y tendencias de mercado; y, en menor medida, con un objetivo financiero, rentabilizando el valor de las inversión y, por qué no, adquiriendo algunas de sus inversiones para integrarlo a su negocio principal.

Chile es un mercado pequeño, sólo somos 17 millones de habitantes en comparación a los 207 millones de Brasil y los 325 millones de Estados Unidos, pero si tenemos una visión de Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México), alcanzamos 226 millones y, gracias a los esfuerzos de Corfo y todo nuestro ecosistema, tenemos una oportunidad única de transformarnos en el HUB de innovación y emprendimiento de todo este mercado, siendo mucho más atractivo para la industria de Venture Capital.

Sin embargo, aún faltan esfuerzos para avanzar en este gran desafío de transformación de nuestra industria y, en esta transición, el rol de los “corporativos” puede ser fundamental para fomentar la inversión privada en el corto plazo. Esta condición de mercado pequeño con muchos desafíos de internacionalización, genera una fuerte tensión con las expectativas de inversionistas privados, que a veces se traduce en una baja aversión al riesgo o en un traspaso de alta presión a las startups y condiciones complejas para futuras rondas de inversión.

Los Venture Capital Corporativos en etapas tempranas, al no tener como prioridad el éxito financiero de sus inversiones, pueden jugar un rol muy importante ya que sus motivaciones y expectativas son diferentes al invertir. Muchos ya tienen la experiencia de hacer crecer negocios a una escala interesante, por lo que se pueden transformar en un complemento perfecto de inversionistas y fondos de inversión privados, diversificando el riesgo y mejorando las expectativas de éxito y escalabilidad de las startups.

Según el primer estudio sobre Corporate Venturing en Latinoamérica, con más de 150 empresas participantes de toda la región, desarrollado por Telefónica Open Future y Prodem (disponible pronto aquí), Chile cuenta con -al menos- 25 corporaciones que tienen procesos serios y comprometidos de innovación abierta.

Sin embargo, de acuerdo a mi experiencia, sólo cuatro incorporan dentro de su estrategia de innovación el Corporate Venturing: Masisa, Telefónica, Engie y Soluciones Orion. A pesar de los avances, aún estamos muy lejos de la experiencia internacional, en la que -según CB Insights- la cantidad de empresas con departamentos de Corporate Venture Capital se duplicó entre el 2012 y el 2016, llegando a ser cerca cerca de 200.

A raíz de este este punto de inflexión en el que se encuentra nuestro ecosistema de innovación, es fundamental que el Corporate Venturing esté presente en las mesas de discusión de políticas públicas y de nuevos instrumentos y programas de Corfo. Eventos como el pasado Innova Summit organizado por Innova360 son instancias perfectas para fomentar la conversación y avanzar en este camino.

Sin comentarios Deja tu comentario