Mis Favoritos

Desde junio de este año, el Laboratorio de Gobierno comenzó una nueva etapa; pasamos a contar con un directorio dirigido por el ministerio Secretaría General de la Presidencia, compuesto –además- por los ministerios de Hacienda y de Economía, por Corfo y dos representantes de la sociedad civil.

Este laboratorio, el primero en su tipo en constituirse en Latinoamérica, es también el primero en enfrentarse a un cambio de gobierno, lo cual no sólo nos da una oportunidad de continuidad en el trabajo realizado, si no que nos entrega la responsabilidad de renovarnos en todo sentido y de evolucionar, leyendo el nuevo escenario, aumentando así la relevancia de la innovación para el Estado chileno y para el gobierno.

Un Estado moderno es el que pone a las personas como el centro de sus preocupaciones y del diseño de sus políticas públicas. El Laboratorio de Gobierno, dentro de sus desafíos y objetivos, tiene la responsabilidad de actuar como un conector entre la ciudadanía, los servidores públicos, las autoridades y las instituciones para la creación de nuevos servicios, mediante el desarrollo, la facilitación y la promoción de los procesos de innovación dentro del Estado

Durante estos más de tres años de funcionamiento, el Laboratorio de Gobierno ha tenido la misión de ser el lugar de encuentro para todos los que quieran colaborar con fortalecer esa idea de Estado moderno, participativo e innovador.

Hemos movilizado a miles de personas que han tomado nuestras metodologías y las han utilizado para mejorar no solo –y muy importantemente – a los servicios que entregamos a la ciudadanía, sino que para realizar un cambio que parece fácil, pero es uno de los más complejos de instaurar en los Estados: pensar y hacer las cosas de una manera distinta, para obtener un resultado diferente.

Tras este cambio de gobernanza, que responde a un nuevo mandato y a una estrategia que pretende potenciar la labor del laboratorio, nos propusimos realizar ajustes que trajeran a la superficie las mejores herramientas, convocatorias y programas, con la finalidad de ser certeros con nuestros esfuerzos, dirigidos específicamente a ayudar a las instituciones públicas que tengan problemas que sean realmente prioritarios para los chilenos y estén relevados por el programa de Gobierno.

Pertenecer a Segpres, durante este nuevo período, nos da un piso firme para convertirnos en la consultora de innovación del Estado, acompañando a los servicios en sus procesos desde el inicio hasta la añorada implementación. Como con nuestro programa Ágil, intervenciones de innovación pública, el cual permite, en poco tiempo, desarrollar un soluciones testeadas y validadas para un problema público.

Diseñar estrategias, acompañar los procesos y finalmente escalar innovaciones para que se conviertan en una realidad accesible para todos son nuestras tareas diarias. Pero finalmente lo que buscamos es poner a las personas al centro de las preocupaciones del Estado y que seamos todos, en conjunto, los que soñemos cómo será el Estado moderno, innovador y cercano que Chile se merece.

Sin comentarios Deja tu comentario