Mis Favoritos

¿Te has dado cuenta de cuánto hemos hablado o escuchado hablar de innovación, de emprendimiento, de creatividad, de educación, de incubadoras, de capital de riesgo, de aceleradoras, de centros de innovación y tantos otros…? Mientras demasiados hemos tenido que aprender a navegar en el oscuro y agitado “Mar de los NO”. ¿Lo imaginaste negro y atemorizante? Si eres un nuevo emprendedor innovador, te puedo asegurar que muy pronto lo vas a conocer y también vas a tener que acostumbrarte y aprender.

En esta lucha incansable que afortunadamente también muchos estamos comenzado a ganar, he tenido el placer de disfrutar de las negativas de personajes muy particulares, que resguardados por la seguridad de sus cargos, pero con nula experiencia emprendedora, criterio o un mínimo de sentido común, han negado posibilidades utilizando un contundente y académico argumento: “Para eso no hay mercado en Chile”. Estupendo argumento… Obvio que no hay mercado, si es algo nuevo, que no existe, que no se conoce… Por eso, con mayor razón hay que hacerlo, presentarlo y formar o construir el mercado… ¿De qué modelo de negocios y absurdo plan me hablan? ¿De qué pitch elevador o ascensor hablan? Para colmo, los mismos que se han negado, después copian y se apropian de dichos, frases, o pensamientos.

No existe, es algo nuevo y no se conoce… Sin duda que es un riesgo por todos lados. Pero entonces ¿De qué innovación se trata? ¿Continúan insistiendo con sandías caladas? ¿De qué apoyo hablan tanto, si solo ven lo que quieren ver? o ¿Existe algún tipo de temor a que la innovación provenga de alguien o de donde no se espera o no se debe? ¿Innovación selectiva o solo para algunos?

Por tanto, muchos hemos aprendido a “Detenernos, Observar y Escuchar”… Ya sabemos que la gran cuestión del mundo real es simplemente: “Vender o no Vender”. Pero interesante podría resultar preguntarse: ¿Si no existieran los irracionales, habría tantos avances en el mundo? Lamentablemente abundan al acecho los ineptos asolapados, que si volaran, pasaría nublado.

Muchos hablan de globalización y no son capaces de entender lo que pasa en su propio micro entorno. Hablan de emprendimiento y jamás se van a atrever a dar el salto al vacío que tantos estamos dando. Hablan de innovación y tampoco observan que puede estar en cualquier parte y no escuchan los gritos desesperados de los que están a su lado. ¿Tanto grado académico sirve de algo sin experiencia, sin criterio y sin sentido común? No creas o imagines que estoy molesto… porque lamentablemente es más que eso. Siento vergüenza de cómo se regalan importantes recursos y veo con pena como se pierden emprendedores y genios creativos que no tiene cómo ni a quién mostrar sus avances. Buena e incluso fantástica puede ser la publicidad pero la caridad, siempre debe comenzar por casa…

Un afectuoso saludo, con los mejores deseo de cambio y prosperidad.

Sin comentarios Deja tu comentario