Mis Favoritos

Son muchas las empresas que en el país están haciendo esfuerzos constantes para innovar, de alguna forma u otra, dentro de sus organizaciones.

En nuestro instituto vemos a gerentes y jefes de área que tienen la obligación de asistir a talleres enfocados en metodologías de innovación como Design Thinking, Lean Start Up y Lego Serious Play, para luego volver a sus cargos y hacer las cosas al igual que las hacían antes.

No tienen mucha opción ya que el gerente general debe cumplir con su tarea de contar a su directorio que sus empleados participaron en un total determinado de horas dedicadas a aprender herramientas para innovar y ahora está presionando a estas mismas personas a vender más de lo mismo y de la misma forma que solían hacerlo, con los mismos procesos de antes, gestionando los canales de distribución de siempre.

Un dato ejemplificador: Hyatt Corporation, fundada en 1958, tiene un valor de mercado actua de US$7 billones aproximadamente. AirbnB , fundada en 2008, se valoriza hoy en US$31 billones. “The Start Ups are Coming”, es un mantra que cada gerente y directivo de empresas debería tener tatuado en su antebrazo.

Ya llegó la gran ola de disrupción a todas las industrias y el hecho que aún no llega este tsunami a Chile no significa que no ocurra.

Retail, turismo y recreación, agricultura, salud, banca, gobierno, medios, publicidad, transporte. Cada sector a nivel mundial ya está siendo atacado frontalmente por un ejército guerilla de start ups. Son ultra ágiles y se enfocan en el problema y no en la solución.

Como mayormente no tienen espaldas financieras al inicio, están obligadas a crear un modelo de negocios que funcione y de frutos rápidos. Entienden más que nadie la era digital porque en gran parte sus fundadores son nativos digitales, nacidos en la época post internet.

Start Up Chile y muchos otros hubs y programas de innovación en lugares como Berlín, Sao Paulo, Singapur y Londres están potenciando nuevos emprendedores que han sido inspirados por empresas que conquistan industrias tradicionales con nuevas tecnologías y propuestas de valor.

Donde estaba Borders ahora está Amazon. Donde estaba Blockbusters ahora está Netflix. Tesla ya superó GM. A tasas actuales se estima que 75% de las empresas del Standard and Poor`s 500 (un surtido de las 500 empresas bursátiles mas emblemáticas de Estados Unidos) serán reemplazadas por otras, más innovadoras y que quizás aún no existen, para el año 2027.

¿Qué puede hacer una empresa grande para combatir este ataque, sobrevivir y adaptarse?

Un dicho plantea que para derrotar a tu enemigo tienes que convertirte en él. Por eso, muchas de las empresas grandes, más innovadoras y atrevidas, como Disney, Barclays, BMW y Walmart están buscando start ups en su “espacio”, invirtiendo en ellas y tratando, de esta forma, mantener al enemigo muy cerca.

Algunos lo hacen a través de procesos de “scouting” donde envían personas a buscar estos emprendedores, no sólo en su país, si no a nivel global. Otros instalan aceleradoras corporativas internamente (como Wayra de Telefónica) o subcontratan esta función a expertos como Tech Stars o Startup Bootcamp.

“Se busca ingeniero comercial, civil o afín” debería reemplazarse por un “Se busca líder que sepa gestionar innovación, pero también entiende por qué ésta es necesaria y el cómo se hace”.

Los directores de empresas deberían participar en talleres diseñados para moverles el piso y mostrarles las “historias del terror” de lo que está pasando en sus mismas industrias en mercados más desarrollados. Los gerentes y jefes de área deberían ser “liberados” para poder aplicar lo que aprendan en sus talleres y viajes de innovación, fomentando el intrapreneurship.

En fin, las grandes grandes empresas chilenas tienen que empezar a pensar y actuar como start ups para no seguir innovando sólo por cumplir.

Sin comentarios Deja tu comentario