La experiencia internacional nos muestra que los países que alcanzan el desarrollo son capaces de lograr niveles de productividad altos en todos los sectores de la economía. Para esto, es clave la incorporación de la innovación en las empresas y para ello existen dos estrategias: desarrollar innovación  y/o adoptar innovación.

No obstante, estudios recientes muestran que Chile tiene índices de productividad significativamente inferiores a los de economías desarrolladas, y las diferencias son todavía mayores en el caso de las Pymes. Según datos del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, las grandes empresas son dos veces más productivas que las medianas empresas, y tienen casi cuatro veces la productividad de las pequeñas empresas.

En el caso de las empresas chilenas, y considerando la significativa brecha de productividad existente con los países más desarrollados, las ganancias potenciales por adopción pueden ser muy significativas; este es justamente la razón principal por la que Corfo crea el Programa Fortalece Pyme, a través de sus Centros de Extensionismo.

Y hay buenas noticias. La OCDE, en su reciente reporte sobre Políticas en Innovación y Tecnología Digital 2019, destacó como caso de éxito mundial uno de estos Centros. Se trata “Think Agro”, liderado por la Universidad de Talca y que trabaja en la transformación digital y automatización de las pymes de los sectores frutícola y agroindustrial en la zona centro sur del país.

Este es uno de los 13 centros que forman parte del programa Fortalece Pyme, los cuales se distribuyen a nivel nacional, desde Antofagasta hasta Los Lagos. De estos 13 centros, 10 de ellos están en regiones distintas a la Región Metropolitana y los tres restantes si bien están localizados en la capital, igualmente tienen cobertura en otras regiones. A la fecha,  se han atendido a más 8.600 empresas a través actividades masivas de capacitación, realizado diagnósticos individuales a más de 2.500 y desarrollado asistencias técnicas a más de 1.800, todas de menor tamaño.

Cada uno de estos Centros consta de un grupo de profesionales que atienden a las pymes en los distintos territorios, para que éstas puedan conocer, adoptar y adaptar nuevas tecnologías que mejoren sus niveles de productividad; esto, a través de asesorías especializadas y luego de haberles realizado un diagnóstico tecnológico/productivo previo, para identificar las brechas a resolver en cada una de ellas.

Sin duda, este reconocimiento de la OCDE nos da luces que vamos por buen camino y es un aliciente para seguir avanzando y profundizando en esta política pública de apoyo a las Pymes, más aun cuando éstas representan el 96% (incluidas las micro) de las empresas nacionales.

Estamos convencidos que lograr aumentos significativos de productividad en particular en este segmento, generará impacto positivo relevante en nuestra sociedad, con mayores niveles de ingreso per cápita, con más y mejores oportunidades de desarrollo y mejora de la calidad de vida de todos los chilenos.

Sin comentarios Deja tu comentario