Mis Favoritos

El 82% de las empresas medianas a grandes se encuentra en etapa de exploración de la Transformación Digital, mientras que para el año 2020 el gasto en esta área va a alcanzar los US$22 mil millones, duplicando lo que se esperaba en 2016.

La estimación es hecha por un reciente estudio de la consultora International Data Corporation (IDC), que encuesta a CIOs y líderes de negocio latinoamericanos, enfatizando que la Transformación Digital es la tendencia que las compañías deberán considerar como implementación prioritaria para el desarrollo de sus proyectos.

Se trata de un desafío en el que la industria minera no queda afuera. En un contexto global sumamente competitivo, en el que las compañías del sector buscan la reducción de costos, se requiere de tecnologías que permitan administrar los datos desde cualquier lugar y dispositivos, de manera segura y en tiempo real para apoyar la toma de decisiones.

El acceso a los remotos campamentos mineros, generalmente emplazados en plena cordillera, exige que el sistema de planificación de recursos empresariales siempre esté bien conectado, aspecto que puede complicarse ante la ausencia de internet.

Ante ello, la virtualización de aplicaciones se consolida como un camino efectivo en la incorporación de la Transformación Digital para el sector extractivo.

Algunas de ellas, por ejemplo, permiten la autorización remota y segura para que los empleados puedan trabajar y acceder a la información corporativa sin importar el momento y lugar.

A ello se suman otros desarrollos que permiten contar con una buena conectividad en zonas apartadas, lo que resulta esencial para industrias como la minera.

Actualmente son muchas las empresas del área que aún almacenan y gestionan su información desde servidores tradicionales. Deben incorporar nuevas tecnologías para ser más eficientes y no perder competitividad.

Se trata de un tema especialmente sensible para Chile, en donde la minería es el motor de exportaciones e ingresos fiscales, siendo el primer productor de cobre, con casi un tercio de la participación mundial.

Sin comentarios Deja tu comentario