Mis Favoritos

El ámbito de la salud también está viviendo un cambio con el desarrollo del emprendimiento y el avance de la tecnología. Ambas dinámicas permiten el surgimiento de herramientas que influyen en la forma de gestión sanitaria cada vez más eficiente y directa.

De ahí que la evolución permite transformarnos en “protagonistas de nuestra salud”, porque dejamos de ser meros sujetos pasivos dentro del sistema, para ser más conscientes de nosotros mismos y participar en las decisiones que nos afectan.

Un estudio realizado por McKinsey Consumer Health Insights indica que el 67% de los encuestados acude frecuentemente a apps y websites para consultar temas relacionados con la salud y hábitos saludables.

Otro 26% usa estos medios para valorar su propia salud (informaciones relacionadas, por ejemplo, con actividad física o medición de calorías), y un 23% usa las redes sociales para obtener información general sobre temas relacionados con la salud.

Es claro que los ciudadanos piden y buscan alternativas para optimizar un sistema de salud que, si bien ha mejorado, no es capaz de dar solución efectiva a las demandas de las personas. Frente a esto, el emprendimiento relacionado con este sector ha jugado un rol fundamental.

Así pues, si el objetivo de cualquier emprendedor es satisfacer necesidades y resolver problemas. En el ámbito de la salud, en particular, hay mucho por hacer en ambos sentidos.

Las tecnologías se postulan como la principal herramienta para realizar una transformación y evolucionar los sistemas sanitarios hacia una mejor atención, más eficiente y más sostenible.

En un mundo en el que ocio, entretenimiento y consumo son los sectores que centran los desarrollos y aplicaciones de las tecnologías, ¿por qué emprender en el ámbito de la salud? Todas las innovaciones y los problemas que se resuelven en este campo, tienen un potencial de impacto importante en la sociedad.

Para emprender con éxito se necesita mucho esfuerzo y una gran motivación y creer que tu trabajo sirve para mejorar la calidad de vida de las personas.

Los emprendedores tienen un papel muy importante y la responsabilidad de adaptar y llevar a cambios en el mercado establecido rápidamente. Hay grandes oportunidades en los diferentes componentes relacionados con los datos, ya sea en la recogida de mediciones objetivas sobre el estilo de vida de una persona, en la integración de los datos y en la interpretación de ellos, con el fin de ayudar a los especialistas y, finalmente, a todos nosotros.

Por otro lado, la mejor manera de animar el emprendimiento es generar un entorno idóneo para ello, eliminando trabas innecesarias, dar más apoyo en etapas iniciales, generar un ecosistema de emprendimiento en salud y fomentar las soluciones que aporten al mejoramiento de la calidad de vida de los chilenos.

El sistema de salud se enfrenta a retos significativos, tanto financieros como de incremento de la demanda de atención, así como escasez de recursos disponibles. Claramente, los desafíos están llamando.

Sin comentarios Deja tu comentario