Mis Favoritos

El lamentable accidente que sufrieron los jóvenes universitarios en el cerro Provincia de la Región Metropolitana el año pasado, cuyos cuerpos fueron encontrados luego de un ardua tarea de rescate, genera un espacio para reflexionar en torno a las posibles maneras de enfrentar este tipo de situaciones.

Es obvio que el mundo del montañismo sea una actividad atractiva para los jóvenes. Pero lo vivido debe dejar una gran lección: hoy es posible realizar una adecuada planificación cartográfica para las varias alternativas que existen en el ámbito del turismo y las actividades al aire libre.

¿Los muchachos subieron al cerro con algún GPS? ¿Traían consigo un mapa? ¿Habían analizado las pendientes de las distintas laderas del cerro? Quizás nunca respondamos estas interrogantes, aunque amigos y familiares señalaron a la prensa que los estudiantes estaban recién ingresando a esta actividad y que, probablemente, no hayan planificado de manera adecuada su paseo.

Actualmente existen varias aplicaciones tecnológicas turísticas, cartográficas e incluso del mundo del running que comparten mapas online y offline, a través de las cuales los usuarios pueden compartir sus tracks con otros, tal como lo hacen las aplicaciones de Geocaching y de una forma parecida el popular Pokémon Go.

De hecho, existe una aplicación chilena de gran uso en el mundo de las aplicaciones geo-tech: se llama Andeshandbook. Comenzó como una especie de Wikipedia de Los Andes, un portal que describía rutas de forma muy detallada en torno a distintos cerros y volcanes a lo largo de la cordillera de Los Andes en Chile.

Este portal comenzó el año 2000 gracias a la idea de tres amigos que sufrieron un accidente en el Cajón del Maipo, situación que los hizo emprender en esta web colaborativa, que fue creciendo en cantidad y calidad de contenidos hasta dar el paso lógico: generar una aplicación para smartphones.

Así, nació Andeshandbook para IOS y Android en enero del año 2016. Hoy, Andeshandbook.org posee más de 30.000 usuarios registrados y la aplicación tiene miles de descargas y un nivel de información y de rigurosidad que es ampliamente reconocido por especialistas en la materia.

El carácter colaborativo del contenido y de auto corrección ha permitido que su actualización sea permanente y constante.

Como toda gran idea de innovación, su motivo es simple (difundir el conocimiento de las montañas) y su valor es enorme, ya que es una potente guía para quienes están ingresando al mundo del montañismo, siendo también una completísima fuente de información para quienes poseen más experiencia y desean comparar distintas rutas de ascenso.

Además de datos sobre montañas de Chile, incluye también información sobre Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela, todo gracias a la ayuda de sus más de 2.900 colaboradores en sus casi 600 montañas descritas y más de 700 rutas de montañismo y senderismo.

Sin comentarios Deja tu comentario