El perfil de las empresas para la nueva generación de trabajadores: los centennials

17/01/2019 / Autor: Raquel Lop

La nueva generación de trabajadores, que va a entrar en los próximos años a la vida laboral, busca empresas comprometidas con la sostenibilidad, responsables con el consumo, que ya se hayan transformado digitalmente y que les ofrezcan la oportunidad de seguir aprendiendo.

Después de los llamados millenials o generación Y –todos aquellas personas nacidas entre 1980 y 1997– que ya están insertos en el mercado laboral, aparecen los centennials, que están a punto de acabar la universidad y de entrar de lleno en el mundo laboral. Son los nacidos entre 1997 (aunque algunos consideran a los nacidos a partir del 2000) y el 2010.

De la misma forma que los millenials llevaron a las empresas a repensar su modelo de atracción tanto a nivel interno como externo (por ejemplo con el nuevo marketing necesario para interesar a esta nueva generación), los centennials traen consigo diferentes valores que harán que los empleos y empresas deban prestar atención a sus nuevas ideas.

Para que las empresas puedan conocer qué buscarán los nuevos perfiles centennials, así como saber sus puntos fuertes y flacos a la hora de contratarlos, lo primero que deben saber es en qué se diferencian de otras generaciones, así como los valores que priorizan y otros aspectos de su realidad y vivencias que definen cómo se relacionan con el trabajo.

Internet y la tecnología

Los centennials se caracterizan en una primera instancia en ser nativos digitales. Mientras que los millenials recuerdan una vida sin internet (y de ahí que muchas campañas publicitarias jueguen con esa nostalgia del pasado). La generación Z ha nacido y crecido con la tecnología, por lo que la tienen plenamente integrada en sus vidas.

Entienden que la exposición pública va intrínsecamente unida a la tecnología. Y así, aunque comprenden lo indisoluble de las redes sociales y vida privada, defienden mejor su privacidad mediante el uso moderado de las redes sociales en favor de la mensajería instantánea.

Según la compañía Meta4, en un análisis comparativo entre millenials y centennials, sostienen que aunque tienen en común que ambos aceptan las redes sociales como omnipresentes, abordan la tecnología de forma diferente, ya que los millenials consumen lo último que les ofrece el mercado y los centennials acogen la tecnología de forma más pragmática.

Pragmatismo y consumismo

Esta forma más pragmática de ver la tecnología se desarrolla también en muchos otros aspectos de la vida, ya que los centennials han nacido en época de recesión económica, lo que ha hecho que sean menos idealistas y más prácticos que la generación anterior.

El resultado de haber nacido en época de crisis “es una visión del mundo más pragmática y pesimista: el 68% de los centennials teme no estar preparado para el futuro y un 60% prefiere que le garanticen que nunca va a ser pobre antes que tener la posibilidad de hacerse millonario”, según CyberClick, una compañía de marketing digital.

Ligado a todo esto, es por este pragmatismo que también presentan una mayor conciencia del consumismo que la generación millenial. Prefieren intercambiar, prestar o alquilar un servicio o producto en lugar de comprar uno nuevo. De esta forma, piensan que lo nuevo está sobrevalorado por lo que prefieren reciclar.

Los centenials creen que ya tienen todo lo que necesitan, que no precisan de nuevos objetos que definan quiénes son, por lo que su fin ya no se dirige a ganar mucho dinero, sino que se orientan hacia el éxito social.

Compromiso social y con el medioambiente

La generación Z tiene en cuenta los derechos de los animales o la problemática del medio ambiente como factores de desigualdad que quieren cambiar principalmente, por lo que se guían por el desarrollo sustentable, ya que comprenden que los recursos son finitos y que cuidar de ellos repercutirá en el bien común.

Al contrario que los millenials, que vinculan el éxito a un factor económico y de importancia del cargo que tienen dentro de una empresa, los centenials asocial el éxito al prestigio social, es por ello que se encuentran comprometidos con la sociedad.

Por ello, buscarán trabajos en empresas que tengan reconocimiento social gracias a los beneficios colectivos que ofrezcan. Las marcas verdes o empresas con programas sociales fuertes serán las que más les atraigan.

Para luchar contra las desigualdades, esta nueva generación ya no tratará de luchar contra lo que no les gusta, sino que, gracias a su perfil innovador, crearán su propio sistema que cambiará los patrones conocidos por unos completamente nuevos.

Los centennials y las empresas

De lo anterior se deriva, según Leonardo Segura, gerente de la división de Consumo Masivo de Michael Page, que “los centennials no van a querer trabajar en empresas que no estén comprometidas con la sostenibilidad”.

Es importante que las organizaciones sean responsables a nivel de consumo, implementación de procesos y responsables de sus colaboradores.

Los centennials son emprendedores e innovadores como definición. De esta forma, promoverán cambios en las estructuras laborales, cambios ya iniciados por los millenials que buscaban una estructura menos rígida y tradicional en las empresas.

Para ellos, la oficina ya no es un lugar de trabajo, es decir, que aprovechar cualquier sitio y momento para conectarse y trabajar ya que son muy proactivos y creativos, por lo que necesitan de esa libertad, de esa flexibilidad, para crear.

Los profesionales de Factorial, una empresa especializada en la gestión de Recursos Humanos, comentan que “asimismo, prefieren trabajar con autonomía y gestionar proyectos en periodos más bien cortos en lugar de hacerlo a largo plazo, puesto que buscan resultados inmediatos”. Esto no significa que les asuste el trabajo duro, sino que buscan resultados y recompensas en un corto plazo, como buenos hijos de la inmediatez que se busca en la actualidad.

Según un estudio realizado en 19 países por el INSEAD Emerging Markets Institute comparando las tres generaciones (X, Y y Z), la tecnología es muy importante para los centennials por lo que las empresas, para atraer a esta nueva mano de obra, deberán desarrollar la realidad virtual y su implantación.

Buscarán esta realidad virtual en las empresas ya que les permitirá vivir situaciones casi reales pero con la tranquilidad de saber que pueden reparar los errores, lo que se traducirá en sentirse más cómodos al utilizar herramientas tecnológicas con las que han crecido.

No obstante, pese a su estrecha relación con las nuevas tecnologías (o precisamente por ello) prefieren tener reuniones con compañeros o jefes de forma presencial en lugar de realizarlas con videoconferencias.

Conscientes de la importancia de la educación (suelen hablar más de un idioma por ejemplo) también prefieren recibir cursos de formación de manera presencial y no online. Esto también repercute en las empresas puesto que ya que dan importancia a la formación, se sentirán atraídos por una empresa que les brinde la oportunidad de seguir aprendiendo.

Según el Gen Z Global Workplace Expectations Study realizado por la consultora Millennial Brandring, los centennials dan prioridad a las oportunidades de progresar en su carrera antes que al dinero que van a cobrar.

En una empresa también buscarán que tengan un ambiente donde se escuchen sus ideas y opiniones, menos preocupados por la autonomía en el trabajo implantada en la mente millenial.

La cualidad más importante que buscan en un manager es la honestidad, ya que cuestionan planteamientos y políticas de la empresa con las que no están conformes, no tienen ese miedo a la autoridad, ya que los centennials no están a gusto con las estructuras rígidas de autoridad, algo que hará cambiar a las empresas y al mercado en general.

Imagen principal cortesía de rawpixel / Unsplash. Interior: Mert Guller y Zachary Nelson / Unsplash

TAGS: centennial / Empresa / Mercado laboral / millenial / Trabajo

17/01/2019 / Autor: Raquel Lop

OCULTAR COMENTARIOS