Cold Killer, el anticongelante que defiende a las plantas de las heladas sin dañar el medioambiente

08/08/2018 / Autor: Innovacion.cl

Desarrollado en la actualidad por Agroquímica del Maule (AQM) en Chile, este producto permite que una planta resista cinco grados menos del mínimo natural de cada especie. Ganador del Premio Nacional de Innovación Avonni (2013), en la categoría de recursos naturales, se presenta como un producto único en su tipo.

En Chile no existía la rama anticongelante agrícola, por lo que este producto es categorizado como un fertilizante. Su innovación viene de lejos, desde su creación en el año 1995, y su forma de actuar directamente en la planta es novedoso “porque en esa época era el único producto que existía prácticamente en el mundo, con respecto a combatir los fríos intensos en la agricultura. Con el tiempo salieron diversos químicos en varias partes del mundo, pero aún no hay ninguno que compita 100% con el mecanismo de acción”, explica Carolina Bustos, gerente de producción de AQM.

Aunque en sus inicios el producto fuera diseñado como herramienta en apoyo al pequeño agricultor para resguardar sus cultivos de eventos climáticos adversos, Bustos comenta que “hoy en día el producto se ocupa en alrededor de 30 especies distintas, entre ellos flores, árboles frutales, hortalizas e incluso forestales. Obviamente también en clientes de diversos tamaños, grandes, pequeños y a lo largo de todo del país”.

Protección contra las heladas

Según datos de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), “entre el 5 y el 15% de la agricultura mundial se daña por heladas anualmente”, lo que deja a los agricultores en una precaria situación en muchas ocasiones, con grandes pérdidas en sus cosechas.

En la actualidad existen dos tipos de protección contra las heladas, grosso modo. La primera es el control pasivo, que no es otra cosa que un manejo cultural, es decir, acciones como no utilizar variedades sensibles al frío o evitar el laboreo excesivo del suelo. El segundo tipo es el control activo aplicando métodos que combaten el frío del ambiente, comúnmente con el uso de combustibles fósiles.

“Hay varios productos que tratan de modificar la temperatura interna de la planta, otros están hechos a base de hormonas que tratan de resucitar a la planta posterior al estrés climático. La mayoría funciona así”, explica Bustos.

En cambio, Cold Killer, no intenta cambiar el medio, sino la respuesta de las plantas ante los cambios naturales de éste, convirtiéndose en un tercer tipo diferente de protección contra heladas, más amigable con el medio ambiente que los tipos más tradicionales.

ColdKiller-1

Características y ventajas

Técnicamente Cold Killer es un agroquímico líquido, un catalizador enzimático libre de hormonas y altamente equilibrado por un complejo de oligoelementos. De esta forma, se trata de un producto preventivo, un tratamiento que se realiza los días previos a las heladas.

Carolina Bustos explica cómo actúa este producto: “Como las plantas son organismos vivos, tienen que adaptarse a nivel fisiológico. Así el producto aumenta los azúcares internos de las plantas para que la densidad del agua sea mayor, y por ende, el punto de congelación sea más tardío”.

Una de sus considerables ventajas es que es un producto amigable con el medio ambiente, es decir, que se disuelve en agua sin dejar residuos, por lo que puede ser utilizado en sistemas de aspersión, regaderas o nebulizadores.

Descubrimiento e inicios de Cold Killer

El producto Cold Killer fue creado por una afortunada casualidad. La señora Inés Artozon, que era químico farmacéutico, en el año 1995 tenía por costumbre el autocultivo de hortalizas y algunos frutales, a los que echaba algún producto para estimularlos.

Tras probar algunos productos, decidió crear su propia fórmula en casa, que realizó mediante compuestos minerales en una solución líquida. Este producto “cocinado en casa” lo aplicó a su jardín, pero también lo regaló a familiares y amigos.

Lo que ocurrió entonces fue que Chile vivió una gran helada que dejó catástrofes agrícolas en todo el país (sobre todo en la parte central). No obstante, uno de los usuarios del producto de la señora Artozon descubrió que sus cultivos habían resistido perfectamente la helada.

A partir de este dato, Inés Artozon comenzó una exhaustiva investigación de la formulación de su producto para averiguar exactamente el por qué de la propiedad anticongelante. Se reunió con expertos de universidades y profesionales de la agricultura que le ayudaron con sus experimentos y ensayos.

“Años después ella decide crearlo como producto”, comenta Carolina Bustos, y añade: “A doña Inés siempre le pareció que tenía ligado un concepto muy social, ya que estaba dirigido a la pequeña agricultura de nuestro país. Tenía que estar disponible para que los pequeños agricultores no perdieran todo ante las adversidades climáticas”.

De esta forma nació el producto revolucionario Cold Killer como tal.

doña iñes en fabrica

De la primera fábrica a Agroquímica del Maule

Inés Artozon creó una química donde se fabricaba este producto, y durante muchos años fue el único que realizaba su empresa, por lo tanto, el producto creó a la empresa, en esta ocasión.

Esta empresa quebró debido al terremoto que azotó Chile en el año 2010. La fábrica inicial donde se desarrollaba el producto era una antigua fábrica de adobe, que producía Cold Killer de una manera muy artesanal. Pero el gran terremoto destruyó las instalaciones, por lo que la empresa quebró.

No obstante, en el año 2012, otra empresa resurgió con el firme objetivo de continuar el legado de Artozon: Agroquímica del Maule. De esta forma, se vuelve a hacer Cold Killer, quedando en la familia la fórmula de su éxito, ya que el socio mayoritario es el hijo de la creadora del producto. Además, con el cambio de fábrica, se ha industrializado todo el proceso, pudiendo aumentar la producción de forma más eficiente.

Hoy en día han pasado de ser una fábrica uniproducto a desarrollar otros productos innovadores, siempre acompañados de la composición mineral y la sustentabilidad como foco de su empresa. Algunos de sus otros productos son ExtraBrix, que ayuda a homogeneizar los frutos para una cosecha más eficiente; Kup, que mejora las defensas de las plantas; o NutriHelp, una línea nutricional.

ColdKiller-3

No todo son las ventas

Gracias a su premiación como ganador del Premio Avonni en innovación (categoría de recursos naturales) en 2013, este producto fue reconocido, lo que abrió puertas para su comercialización tanto nacional como internacionalmente.

Aunque la empresa todavía es pequeña, cuentan con varios distribuidores de sus productos, tanto grandes como pequeños, que lo llevan a todo Chile. Algunos mercados extranjeros son Argentina, Bolivia y Colombia, países a los que se han hecho exportaciones de menor volumen.

No obstante, la función de la empresa no solamente consiste en vender el producto, sino que su labor es el gran parte informativa.

Cold Killer “tiene una historia bastante consistente en el área científica, ya que como cualquier innovación en nuestro país, cuesta mucho que la gente comprenda cómo funciona el producto, y que en definitiva confíe en la acción del mismo”, expone Bustos.

Por ello, en su etapa de venta, esta empresa realiza una labor informativa a los usuarios, ya que acompañan al agricultor para darle a conocer las aplicaciones de Cold Killer. Bustos explica que la “misión principal es formar al agricultor en cómo ocupar bien este producto. Tenemos que enseñar al agricultor un poco de fisiología vegetal para que comprenda bien cómo funciona el producto y en definitiva confíe e invierta en él para poder protegerse de las heladas”.

Asimismo esta empresa recorre Chile brindando charlas sobre el control de heladas para seguir la etapa formativa que mejore el conocimiento de los agricultores. En la actualidad, están participando de varios proyectos importantes, como su colaboración con el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), con el cual realizan investigaciones sobre posibles soluciones para la sequía.

Cold Killer, que nació de una casualidad, es testigo de una larga trayectoria de superación. Este producto se desarrolló con la finalidad de evitar catástrofes en las cosechas, porque ¿qué mejor manera de prevenir un desastre que solucionarlo previamente?


Escrito por Raquel Lop. Imagen principal cortesía de Jake Gard / Unsplash. Interiores: Maarten Van Den Heuvel y Elaine Casap / Unsplash

 

 

TAGS: Agricultura / Agroquímica del Maule / anticongelante / Cold Killer / cosecha / fertilizante / helada / planta / Premio Avonni / producto / recurso natural

08/08/2018 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS