Bill Gates, el innovador que fundó Microsoft 

30/10/2019 / Autor: Raquel Lop

Es probable que en algún momento algo nos sorprendió de este innovador, famoso por la cocreación de Microsoft y la elaboración del sistema operativo por excelencia; Windows. Bill Gates siguió sus sueños y con eso logró revolucionar la historia de la informática.

“Soy Bill Gates. Supongo que dirían que soy famoso por ser el CEO de Microsoft y por traer las computadoras personales al mundo. Realmente, no creo que mire el mundo de forma diferente al resto de las personas, creo que simplemente estoy más motivado para encontrar las soluciones a problemas que he visto”, se definió en una entrevista entrevista para American Genius de National Geographic.

Pasaron los años, llegó 2019 y una noticia a través de un tweet. “He pasado los últimos años participando en una serie documental de @netflix sobre mi trabajo y mi vida, y su lanzamiento es el 20 de septiembre. Espero que disfruten lo que pusieron”, ironizó en agosto, en una plataforma como Netflix que también fue disruptora en su tiempo. Un documental sobre su vida y su mente, aspectos que difíciles de separar con su vida.

Nacido en octubre de 1955, desde pequeño demostró un manejo de la informática y sus negocios. El primer momento en que su vida se cruzó con Microsoft fue cuando conoció a Pau Allen, en el Lakeside School de Seattle. Inscrito a sus nobles 13 años, siempre compartió entusiasmo por las computadoras de su escuela. Con él —y los 15 años que tenía cada uno, en 1970— desarrollaron un programa informático de monitoreos al tráfico. Su primera ganancia fue de 20.000 dólares.

Los inicios de Microsoft

La idea persistía a lo que querían sus padres. Bill Gates quería iniciar su propia empresa, pero accedió a la obligación de estudiar una carrera. Escogió leyes, mientras Pau Allen desertaba de la Universidad Estatal de Washintong, mudándose a Boston. Comenzaría a trabajar en la multinacional Honeywell, a la que Gates llegaría en 1974. Ese mismo año, en una revista, verían iniciar su éxito.

Era el mini-computador Altair 8800, hecho por Micro Instrumentation and Telemetry Systems (MITS), una pequeña empresa en Albuquerque. Aparecía en un artículo de ese ejemplar que ambos guardaron y luego contactaron para ofrecer su servicio. Desarrollar un software, llamado “BASIC”, que ya se encontraban planificando. Ed Roberts, el presidente de la compañía, pidió una demostración y ambos estuvieron dos meses en un laboratorio de la Universidad de Harvard, comprobando distintas iteraciones y prototipos hasta que uno fue un éxito.

Así Gates y Allen fueron contratados por MITS, y Bill Gates —en contra de la opinión de sus padres—, dejó Harvard. Fue en 1975, (con apenas 20 años) cuando ambos fundaron “Micro-Soft”, nombre que proviene de la unión de los términos “micro-ordenador” y “software”.

Los comienzos de Microsoft —ya sin guión— no fue de gran éxito. Aunque su producto tuvo buena cuota de reagalías, no alcanzaba para los gastos operativos. Además, por el hecho de ser una propuesta cercana entre aficionados de la computación, hubo mucho tránsito de copias gratuitas.

“Según el propio Gates, sólo alrededor del diez por ciento de las personas que utilizaban BASIC en el ordenador Altair habían pagado por él. En ese momento, gran parte de los genios de la informática eran personas que no se dedicaban a eso por dinero, cosa que Gates siempre vio mal porque, en esencia, la piratería podría desalentar a los desarrolladores a invertir tiempo y dinero en la creación de softwares de buena calidad y la industria se estancaría”, comentó una biografía del emprendedor.

Durante este tiempo, Gates no se llevaba muy bien con Ed Roberts. Pelearon muchas veces pero no tanto como en 1977, año en que Roberts vendió MITS a otra empresa y la pareja de inventores se fue por su cuenta. No fue sencillo, sobre todo por la demanda que iniciaron contra su ya exempleador al retener sus derechos sobre el software.

Microsoft y su crecimiento

Gracias a su visión innovadora para el desarrollo de software, Bill Gates revolucionó el sistema. Microsoft adaptó BASIC a diferentes formatos para otras empresas, y a finales de 1978 se trasladaron a Bellevue Washington, al este de Seattle. Con apenas 23 años, condujo Microsoft al éxito. Una empresa que, este año, ganó dos millones 500 mil dólares.

En ese tiempo, la industria del desarrollo de software y hardware comenzó a crecer gracias a empresas como Apple, Intel e IBM. Fue en ese momento cuando Microsoft empezó a apostar por alianzas estratégicas. Así, Gates se reunió con el director de la compañía de IBN, Franl T. Cary y lo convenció de que su compañía podía satisfacer las necesidades de de la empresa.

Pese a que Microsoft no había desarrollado ningún sistema operativo compatible con los computadores de IBM, cerró el negocio con esta empresa. Gates le compró el sistema operativo QDOS (Quick and Dirty Operating System), con licencia exclusiva. Adaptó el software y lo renombró “MS-DOS”, para venderlo a IBM por el mismo precio que él lo adquirió en un principio.

Aunque la intención de IBM siempre fue comprar el código fuente, Gates se negó y la multinacional tuvo que pagarle una cuota por cada licencia vendida, por lo que Microsoft pudo licenciar este sistema operativo a otros fabricantes de computadores, como Apple.

Gates y Microsoft contra Jobs y Apple

“Conocí a Steve (Jobs) bastante temprano en mi carrera, cuando ambos estábamos en la planta baja de la revolución del PC.  Él contrató a Microsoft para hacerse cargo de algunos de los sistemas operativos del primer MAC”, comentó Gates en la entrevista a National Geographic. El genio de la manzana contrató a Microsoft para desarrollar el sistema operativo de Macintosh.

Sobre él, menciona que fue un innovador. “Ambos tenemos la misma visión de que los computadores son algo para todo el mundo, pero lo enfocamos de diferente forma. Apple está preocupado sobre el exterior de los computadores y cómo se ven, mientras que yo siempre he creído que el interior del computador es lo más importante, el software que permite a la gente utilizar el computador”, dijo Gates.

Fue en esta colaboración e intercambio de conocimientos que se sentaron las bases para que Gates creara Windows, un sistema que utiliza un ratón para la interfaz gráfica, y al mismo tiempo que mostrara imágenes y texto en pantalla. Una gran idea, lanzada en noviembre de 1985.

Muy parecido al sistema Macintosh —lanzado dos años antes— Apple demandó a Microsoft, pero ésta última se impuso en los tribunales.En 1989, Microsoft contaba con un cierto monopolio en sistemas operativos para computadores. La Comisión Federal de Comercio investigó a la empresa por prácticas desleales en el mercado, una investigación que sacó a relucir distintas denuncias por ofertas injustas, además de condiciones para la instalación y soporte técnico. Desde ese momento que el cuestionamiento siempre va en las prácticas monopolistas de Microsoft, denunciando la compra de compañías más pequeñas para abarcar todos los ámbitos del negocio.

En el año 2000, Gates se retiró de las operaciones del día a día de Microsoft y se posicionó como “Arquitecto Jefe de Software”, continuando como Presidente de la junta directiva. En ese mismo año —junto con su esposa Melinda French, a la que conoció por primera vez cuando trabajaba como ejecutiva de Microsoft a finales de los años 80—, la pareja fusionó sus sentimientos benéficos para formar Bill y Melinda Gates. Esta se encuentra dedicada al reequilibrio de las oportunidades en salud y educación, siempre desde una mirada local y en regiones menos favorecidas.

Toda esta carrera de superación, perseverancia e innovación llevó a Gates a ser el billonario más joven de la historia, con tan solo 31 años. A los 39 años, ya era el hombre más rico de la tierra. Con los años, su fortuna aumentó al puntos de encabezar por años los rankings de Forbes sobre las fortunas mundiales.

Diez consejos de Bill Gates

Bill Gates brindó, a la revista Entrepeneur, diez consejos o lecciones para triunfar en los negocios y en la vida en general:

  1. Ama lo que haces: Gates siempre ha estado fascinado por la informática, la programación y la tecnología, el camino que decidió seguir para su vida.
  2. Encuentra mercados poco aprovechados: Gates supo ver un nicho de mercado, tanto en hardware como en software, en el que creó sistemas operativos en medio de las intenciones de sus competidores por mejores computadoras.
  3. No inventes el hilo negro: Aparte de las acusaciones por falta de innovación —disputa con Apple y por litigios de plagio—, Gates creó sistemas operativos capaces de operar en distintos equipos, incluyendo programas que solo podrían utilizarse con el software.
  4. Aprende de los fracasos: Una de las mejores frases de Bill Gates es: “Está bien celebrar el éxito, pero es más importante prestar atención a las lecciones del fracaso” Él ha tenido que lidiar con intentos fallidos de varios productos como “Windows Me millenium”, Microsoft Bob —una app que ayudaba al quehacer diario— y Windows Vista, por ejemplo.
  5. Rodéate de los mejores. Gates siempre tuvo claro que la clave está en rodearse de gente inteligente, además de contratar los mejores empleados; gente apasionada que desee enfrentar nuevos retos.
  6. Obtén las mejores lecciones… de donde sea: “Bill Gates siempre ha aceptado ser fanático del bridge y que este juego constituye la actividad más preciada de su tiempo de ocio. Aunque se considera un jugador promedio, dice que jugarlo le permite estudiar a las personas y entender sus estrategias para convertirse en grandes jugadores. Este juego (que involucra alianzas, desarrollo de estrategias, anticipación de la actuación de los demás y responder a lo inesperado) es parte importante de su desarrollo como hombre de negocios”, comenta la revista.
  7. Entiende tus etapas como emprendedor: Todo emprendedor debe aprender el ciclo de un negocio, el que en un inicio requiere sacrificio, horas y mucho por hacer. Eso es importante para luego aprender a delegar y crear una cultura empresarial.
  8. Ser un nerd vale la pena: Bill Gates dijo: “Sé bueno con los nerds, las probabilidades indican que termines trabajando para uno de ellos”.
  9. Sé generoso con tu sociedad: Hoy en día la Fundación Bill y Melinda Gates es la más grande del mundo, por lo que respecta a la cuantía de sus aportaciones económicas a toda clase de programas de ayuda, investigación y desarrollo.
  10. Ten una buena vida personal: Además de la vida familiar, es importante conservar los hobbies.

Imagen principal cortesía de El País

TAGS: Apple / Bill Gates / computador / Microsoft / Programación / Software / Steve Jobs

30/10/2019 / Autor: Raquel Lop

OCULTAR COMENTARIOS