Expertos europeos estuvieron en Chile para avanzar hacia una economía circular de los plásticos

05/12/2019 / Autor: Marcelo Salazar

Peter Skelton y Noraw Lewis fueron invitados por la embajada británica en Chile para dar a conocer los lineamientos del Pacto de los Plásticos en dicho país. Ambos compartieron su experiencia y metodología para el avance de la hoja de ruta de esta misma iniciativa que ya está en curso en nuestro país.

La embajada británica invitó a Chile a expertos de WRAP (Waste and Resources Action Programme), organización internacional orientada a fomentar una economía y sociedad más sostenibles. Esta entidad fue precursora en la firma e implementación del primer Pacto por los Plásticos en Reino Unido (Plastic Pact), orientado a repensar el futuro de este material y avanzar hacia una economía circular.

La iniciativa se está replicando en Chile, como primer país en Latinoamérica en sumarse a la red Global de Pactos por los Plásticos, impulsada por la Fundación Ellen MacArthur. Dado los relevantes impactos logrados por el UK Plastic Pact, el objetivo de la visita de Peter Skelton, Gerente de Alianzas Estratégicas, y Norah Lewis, especialista técnico, ambos de WRAP, fue realizar un intercambio metodológico con las 15 empresas y organizaciones pertenecientes al Pacto chileno de los Plásticos, liderado por el Ministerio del Medio Ambiente y Fundación Chile.
Jamie Bowden, Embajador británico en Chile, tuvo palabras para esta invitación.

“Debemos celebrar la alianza entre Reino Unido y Chile para seguir impulsando esta iniciativa para la que es imprescindible el trabajo colaborativo. Podemos hacer mucho juntos por el tema de la contaminación por plástico, algo importantísimo sobre todo para las futuras generaciones”, declaró.

Cabe señalar que WRAP trabaja en maximizar el valor de los residuos al aumentar la cantidad y calidad de los materiales recogidos para su reutilización y reciclaje. Desde el 2010 que la organización ha trabajado con 25 países en proyectos orientados a la economía circular. La entidad firmó el Pacto por los Plásticos hace casi dos años, el que cuenta con más de 80 empresas participantes y una hoja de ruta en implementación con la que han logrado importantes impactos en el ecosistema.

Norah Lewis, especialista técnico de WRAP, se refirió a la importancia de este pacto a nivel mundial.

“Uno de los avances y principales objetivos en los que estamos trabajando es erradicar del mercado el plástico problemático e innecesario de un solo uso. Los miembros del pacto identificaron los ocho artículos del tipo presentes en la cadena productiva y ya están trabajando para eliminarlos, lo que permitirá eliminar del sistema en UK cientos de millones de esos elementos a finales del 2020”, destacó.

Peter Skelton, Gerente de Alianzas Estratégicas de WRAP, comentó sobre su trabajo en nuestro país.

“Estamos trabajando como partner de Fundación Chile en el contexto de una red global que es muy poderosa, ya que los problemas con el plástico son similares en todas partes. Los miembros del pacto agradecen que compartamos lo que hemos hecho en UK, pues mostramos acciones concretas implementables en sus negocios. Debido a la presión de los gobiernos, ONG´s y la ciudadanía, las empresas ven el Pacto como un gran vehículo para poder mejorar en conjunto el sistema de los plásticos; estamos convencidos que ninguna empresa puede hacerlo por sí sola”, dijo.
El Pacto Chileno de los Plásticos busca transitar de una economía lineal a una circular, de modo que el plástico se mantenga circulando en el sistema y no se convierta en residuo, a través de la innovación, reutilización y reciclaje. Uno de sus atributos es que reúne a todos los actores de la cadena de valor (empresas, responsables políticos y ONG’s).
Las empresas y organizaciones chilenas participantes ya acordaron cuatro compromisos al 2025. Primero, tomar acciones para eliminar los envases y utensilios plásticos de un solo uso que sean problemáticos o innecesarios a través del rediseño y la innovación. En segundo lugar, que el 100% de los envases y embalajes plásticos deben ser diseñados para ser reciclables, reutilizables o compostables. Tercero, que un tercio de los envases y embalajes plásticos domiciliarios y no domiciliarios deben ser efectivamente reciclados, reusados o compostados y, por último, que los envases y embalajes plásticos deben en promedio —tener entre sus distintos formatos—, un 25% de material reciclado. Todos estos compromisos deben cumplirse al 2025.

Guillermo González, Jefe de la Oficina de Economía Circular en el Ministerio de Medio Ambiente, destacó que es fundamental aprender de WRAP, “pues fueron los primeros en firmar un Pacto de los Plásticos. Ellos nos han ayudado en cómo hacer la bajada de la iniciativa, darle una gobernanza, un sentido, entregarnos metodología y tener formas concretas de aterrizar las metas. La buena noticia es que ya las tenemos, son muy ambiciosas; de ahí lo importante que es seguir avanzando, estoy muy expectante de los resultados tangibles”.

Por su parte, Andrés Pesce, Gerente de Sustentabilidad de Fundación Chile, comenta que esta visita tiene por objetivo reforzar el carácter de cooperación global de la iniciativa “se trata de llevar la colaboración a un próximo nivel: no solo entre los actores nacionales sino que también con las experiencias internacionales como las de Reino Unido. La Red Global de Pacto por los Plásticos es un ejemplo de cómo organizaciones ponen un gran objetivo común por sobre sus intereses particulares”.


Imagen cortesía Masha Kotliarenko / Unsplash

TAGS: Fundación Chile / Fundación Ellen MacArthur / Ministerio del Medio Ambiente / Norah Lewis / Pacto global de plásticos / Peter Skelton / WRAP

05/12/2019 / Autor: Marcelo Salazar

OCULTAR COMENTARIOS