Paulina Riquelme: “Innovar tiene que ver con desarmar lo que está hecho y utilizar los recursos disponibles de una manera original”

30/11/2019 / Autor: Marcelo Salazar

El producto Barricas de Selección, de la Cooperativa Capel, fue el ganador de la categoría “Best Show” de la Asociación Europea para la Industria del Etiquetado Autoadhesivo. Conversamos con Paulina Riquelme, la diseñadora a cargo de este trabajo, para saber más del galardón y sobre cómo innovar no siempre tiene que ver con desarrollar algo nuevo.

Durante este año, la Asociación Europea para la Industria del Etiquetado Autoadhesivo (FINAT), escogió a un proyecto chileno como el ganador de su categoría “Best Show”. Tal fue su reconocimiento, que pudo exhibir el producto galardonado en Labelexpo Europe, la mayor feria del sector de la impresión de etiquetas y envases del mundo.

Hablamos de “Barricas de Selección”, un producto de edición limitada lanzado por Alto del Carmen. Un trabajo realizado por Cooperativa Capel y la imprenta Multicolor, donde desde esta última surgió la postulación a esta convocatoria internacional. La gestión fue realizada por Cristián Aguilera, diseñador de esa empresa, tal como lo recuerda Paulina Riquelme, también diseñadora, pero de Cooperativa Capel.

“Con Cristian trabajamos a la par en el desarrollo de la etiqueta, donde él me fue sugiriendo decisiones técnicas mientras íbamos elaborando este nuevo producto. En esta labor codo a codo, fue él quien me pidió permiso para postular la etiqueta al premio y claro, fue él quien me avisó de que habíamos ganado”, recuerda al teléfono.

Riquelme explica que este premio fue totalmente inesperado, ya que fue un proceso difícil y donde utilizaron dos tipos de papel, además de otros recursos innovadores.

“El packaging de “Barricas de Selección” de Alto del Carmen evolucionó a un espacio gráfico que la marca no había explorado hasta el momento. Una etiqueta inspirada en el mundo clásico de los grandes destilados con una apariencia tradicional que se divide en dos partes y que fue pensada, fundamentalmente, para comunicar fuertemente el ícono de la marca: el cóndor”.

“Toda la comunicación la confiamos en un diseño clásico que equilibrara el aspecto tradicional de su paleta tritono, con acabados de primera calidad como lo son las folias, lacas y relieves. Todos estos elementos fueron utilizados en función de fortalecer el discurso de la marca y aportar a la completa experiencia de consumo para este pisco evolucionado y elegante”, agregó.

¿Cómo fue el trabajo?

 Inicialmente, “Barricas de Selección” se pensó como un producto de innovación en nuestra familia de piscos. Como Alto del Carmen no tenía dentro de su portafolio algo de este tipo, desarrollamos este formato en un pisco que, además, es 100% elaborado con uva de moscatel de Alejandría y envejecido por dos años en barricas. Este producto tiene un carácter parecido a un destilado añejado, como un whisky, por lo que te acerca a ese nivel de producto.

Considerando la categoría que ganaron, “Best Show”, ¿cuál es el mayor atractivo de este packaging?

 Todo tiene que ver con la construcción de la marca, por medio del diseño de packaging. Para mí, es tan inevitable como imprescindible que con el diseño se pueda orientar la experiencia de consumo que se tiene de un producto.

¿Tuviste oportunidad de conocer a los otros competidores de la categoría?

 No, pero porque la final recoge los productos impresos en papel de todas las categorías, donde se encuentran alimentos, cosméticos, destilados, etc. Una variedad muy amplia, entonces no te podría decir que competimos con otros destilados o con otros productos de la misma categoría, porque en realidad era con muchas marcas, al mismo tiempo.

—Considerando eso, ¿cómo se valora este reconocimiento internacional?

 Es importante en la medida que se valora el trabajo que nosotros venimos haciendo para innovar. Para serte honesta, desde que llegué a trabajar en la Cooperativa Capel, hemos ido cortando con paradigmas de las cosas que no se podían hacer. En el camino, nos hemos dado cuenta de que sí se pueden hacer muchas cosas innovadoras con solo “meterle cabeza” con parámetros fuera de la regla, y eso solo se logra interviniendo en la forma en que veníamos haciendo los productos para hacernos competitivos en el mercado.

¿Con qué podrías ejemplificar ese cambio de paradigma?

Con algo tan simple como que nuestras etiquetas, que antes eran 100% plásticas, hoy son de papel. Anteriormente, eso era impensado y solo se podía ocupar de un solo tipo, debido a que nuestra línea es húmeda. Como antes no habíamos probado con otros tipos de papel, siempre estuvo en nuestra mente que esto no resistiría la humedad y el tratamiento de la línea. Nos hemos dado cuenta que en otros productos como Hacienda La Torre, Brujas de Salamanca, o con Barricas de Selección, nos demuestran que sí podemos hacer productos de papel y, en este caso, combinando dos tipos de sustratos. De papel transparente y uno largo. Ese tipo de cosas, antes, ni siquiera estaban en nuestro radar. Hoy podemos proponer cosas mucho más rompe-esquemas.

¿Qué otros ejemplos tienen de innovación?

 Logramos algo particular con Hacienda La Torre, que tiene un estuche particular, con ventanas, con puertas, con la botella que tiene una aplicación de cuero. Me parece que todo esto no se había visto en el mercado. Son cosas que nos llevan a pensar en trabajos más manuales, artesanales.

¿Ves una tendencia en el mercado chileno a eso, romper paradigmas de packaging?

 Sí. Lo que veo en las góndolas de destilados, sobre todo en las de pisco, es que las marcas están adoptando mayores identidades como propias, en el sentido de que tratan de despegarse de las cosas que ya están súper vistas. En botellas novedosas, en la forma de encapsular. Siento que, sobre todo para nosotros, los cambios culturales exigen que las marcas estén más dispuestas a proponer nuevas ideas. Eso es fundamental. Para mí, el éxito de un producto depende de la capacidad de reinventarse, porque la innovación lleva al liderazgo.

¿A qué cambios culturales te refieres?

 Todo tiene que ver con afinar el ojo en el consumidor, uno que hoy es más exigente. También creo que hoy existen marcas que apuntan a nichos, en el sentido de que hoy no solo se quiere un pisco “para piscolear”, por así decirlo, sino que es un destilado que puede llevarse a la competencia con los grandes del mundo.

¿En qué sentido?

En que hoy se consumen este tipo de productos también para llevarlos a otro tipo de mesas, como de alta coctelería. O incluso, para tomarlo solo, como un whisky. Para cada consumidor, debemos estar abiertos a un producto especial y eso va desde el pisco hasta su packaging.

Sobre todo porque hoy existe un consumidor empoderado, informado sobre lo que compra, de dónde viene, su huella de carbono, a qué tipo de economía corresponde…

 Sí, sobre todo porque está pensando en el futuro y en ser amigables con el medioambiente.

¿Y cómo se logra desde una industria, para mí, tradicional como es el alcohol?

 Para eso está la división por marca, ya que tenemos una para cada tipo de consumidor. Tenemos tradicionales como Capel que, a pesar de lo que crees, vive innovaciones muy seguidas en sus perfiles de sabor. Por eso también tenemos distintos tipos de piscos envejecidos en barricas y otros que no lo son, como los transparentes. Por eso, están las marcas y se enfocan cada una en una cosa, como gastronomía, coctelería, o un pisco fino más fino.

¿Y es fácil proponer innovaciones de ese tipo, o de packaging?

 Para mí en particular, en el camino y en mi carrera con respecto a la innovación, no ha sido el más fácil.

¿Por qué?

Porque me he encontrado con las dificultades que te decía al principio, que no se podían hacer ciertas cosas que después cambiaron por romper los paradigmas. La innovación no tiene que ver, necesariamente, con desarrollar algo nuevo. Sí la veo como la creatividad de hacer combinaciones distintas con los recursos que ya tenemos y con lo que hemos trabajado.

Y parece que no todos entienden ese punto…

 En el fondo, si alguien me dice que tengo el mismo papel para trabajar y que eso será por siempre bajo la misma línea, tengo que aprovechar y sacar el máximo provecho a ese papel. Cuáles son sus características, ventajas, aportes, etc. Ver todas las potencialidades, apreciar ese diamante en bruto. Innovar tiene que ver con desarmar lo que está hecho y utilizar los recursos disponibles de una manera original, con lo que uno tiene para decir.


Imagen principal cortesía Pete Wright / Unsplash

TAGS: Asociación Europea para la Industria del Etiquetado Autoadhesivo / Barricas de Selección / Best Show / Cooperativa Capel / FINAT / Labelexpo Europe / Paulina Riquelme

30/11/2019 / Autor: Marcelo Salazar

OCULTAR COMENTARIOS