Biocompuestos del tabaco podrían reemplazar al plástico

23/10/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

Científicos del Instituto Tecnológico de California, Estados Unidos, crearon un material que cumple con las mismas características del plástico, pero utilizando el tabaco como materia prima. Según sus investigaciones, este material podría biodegradarse en 14 días.

A partir de los años 90 comenzó a triplicarse la producción de plástico en el mundo. Un material que prometía ser una solución en términos económicos y prácticos pasó a convertirse en un problema que llegó, a tal punto, de ser el principal contaminante de los océanos y de las especies marinas que lo habitan. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente asegura que se producen cerca de 300 millones de toneladas de plástico al día y que más del 60% de esos desechos terminan en el mar.

Es por eso que, actualmente, los esfuerzos de la comunidad científica están centrados en buscar materiales sustentables que puedan reemplazar al plástico. Así fue que un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de California (EE.UU), liderados por la investigadora Eleftheria Roumeli, lograron crear un sustituto a base del tabaco.

El producto al que llegaron, señalan en el estudio, es igual de rígido y resistente que el plástico. Incluso, lo compararon con madera de contrachapado y con un tablero de fibra comercial de alta intensidad, encontrando similitudes estructurales entre ellos.

Las células de tabaco que utilizaron fueron cultivadas en suspensión líquida y, luego de recolectadas, las comprimieron en un molde permeable. De esta forma, se logró una estructura deshidratada y densa.

“Cuando las células alcanzan un estado seco, correspondiente a una pérdida de peso de aproximadamente el 98%, el material resultante consiste solo en una pila laminar de paredes celulares compactadas”, se lee en el artículo.

El análisis que dejó el producto final comprende una composición de 15% de celulosa, 20% de hemicelulosa —conjunto de polisacáridos, como la glucosa—, 6,8% de pectinas y 6,3% de legnina. Estas dos últimas sustancias son las encargadas de dar forma, soporte y estructura a las células vegetales, por lo tanto, el material es un biocompuesto.

Una de las cualidades más llamativas de este material es la capacidad que tiene de biodegradarse. Para comprobarlo, los científicos incubaron este reemplazante al plástico en suelos agrícolas y compararon su proceso de descomposición con el de la madera. Los resultados mostraron que la biodegradación de la primera parte de incubación, dura tres semanas, versus las siete que demora la de madera. En esta etapa, el producto gana masa corporal debido a la absorción del agua, la que luego es eliminada. Finalmente, el biocompuesto logró la biodegradación total luego de 14 semanas pasado este proceso.


Imagen cortesía Alex Plesovskich / Unsplash

TAGS: Eleftheria Roumeli / Instituto Tecnológico de California (EE.UU) / plástico / Sustentabilidad / Tabaco

23/10/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

OCULTAR COMENTARIOS