El MIT crea un robot magnético para eliminar coágulos y otros daños en el cerebro

20/09/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

El robot con forma de hilo y que es dirigido por imanes, podrá destruir la aparición de coágulos en pacientes que han sufrido accidentes cardiovasculares. De esta forma, el invento promete la prevenir el daño cerebral.

A fines de agosto, los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) publicaron un artículo de investigación sobre el diseño de un prototipo de robot flexible magnético, que tiene la capacidad de deslizarse a través de los vasos sanguíneos del cerebro.

Esto permitiría reemplazar el actual método que aplican los cirujanos, el que también consiste en la inserción de un delgado cable en la pierna o ingle del paciente. Sin embargo, este procedimiento trae sus consecuencias debido a que el cable es dirigido por un fluoroscopio que capta imágenes de rayos X en tiempo real. Por un lado, esto expone al cirujano a altas cargas de radiación y, por otro, la meticulosidad que se debe tener es enorme, debido a que cualquier pequeño movimiento podría arruinar que el delgado cable llegue al vaso cerebral y, por ende, causar un daño en el paciente.

En Chile, las enfermedades cerebrovasculares son la primera causa de muerte con más de 8 mil 400 en 2016, según indican datos del Ministerio de Salud, y la segunda causa de muerte a nivel mundial. Estos suceden cuando el flujo de sangre que va hacia una parte del cerebro, se detiene. El cerebro deja de recibir nutrientes y oxígeno, perdiendo células cerebrales o quedando dañadas. La principal causa de la detención del flujo sanguíneo surge por la presencia de coágulos atorados en las arterias.

El diseño del equipo del MIT, dirigido por el ingeniero Yoonho Kim, consiste en un robot más pequeño que el usado regularmente y que puede manejarse a través de imanes, y que está compuesto en su núcleo por la aleación de níquel y titanio, cubiertos por pequeños magnetos. Además, el hilo robótico está recubierto por una capa de hidrogel, que le da al dispositivo una superficie lisa que reduce las posibilidades de que dañar los vasos sanguíneos o quedarse atorados en ellos.

El robot fue probado en un modelo de silicona que servía de réplica de un paciente con accidente cerebrovascular, que incluía presencia de coágulos y aneurismas. Los ingenieros dirigieron el hilo con un imán por la parte de afuera del modelo. Sin embargo, aseguran que será posible la manipulación de imanes a distancia, lo que evitaría la exposición de los cirujanos a rayos X.

«Las plataformas existentes podrían aplicar el campo magnético y realizar el procedimiento de fluoroscopia al mismo tiempo al paciente, y el médico podría estar en la otra habitación, o incluso en una ciudad diferente, controlando el campo magnético con un joystick. «Nuestra esperanza es aprovechar las tecnologías existentes para probar nuestro hilo robótico in vivo en el siguiente paso», señala Kim en el estudio.


Imagen cortesía Robina Weermeijer / Unsplash

TAGS: Accidente Cerebrovascular / Coágulos. / MIT / Robot Magnético / Yoonho Kim

20/09/2019 / Autor: Florencia Hidalgo Pérez

OCULTAR COMENTARIOS