Humberto Maturana: “Autopoiesis” y la “Innovación Ética Humana”

26/09/2019 / Autor: Raquel Lop

El biólogo y filósofo Humberto Maturana es uno de los científicos chilenos más reconocidos a nivel mundial, gracias a introducir conceptos como la innovación desde los fundamentos de la biología cultural, como también otros como la “Innovación Ética Humana” o la “Autopoiesis”. Este último, para dar respuesta a la pregunta de qué es la vida.

Entre el 9 y el 15 de septiembre, el Centro Cultural La Moneda acogió al documental “El Maestro: Humberto Maturanaanteriormente proyectado en la Cineteca Nacional, una muestra de su vida y sus innovadoras ideas, donde se exploran los hitos más importantes de uno de los  científicos chilenos más reconocidos a nivel internacional: Humberto Maturana (Santiago de Chile, 1928). De esta forma, el documental se centra en una entrevista al propio Maturana, a la que se suman otros científicos y personas que trabajaron con él en diversas etapas.

“Si bien el documental de Tziboulka cumple con creces el afán divulgativo de la carrera y planteamientos centrales de Maturana de forma documentada, este mismo está dividido entre la reconstrucción y el homenaje, dejando de lado algún juicio de valor o crítica hacia su sujeto representado”, explica un artículo de Elagenctecine.

Este documental estuvo dirigido por el cineasta búlgaro Iván Tziboulka, quien sostuvo que no sabía mucho sobre él, pero que al preguntar a compañeros al inicio del proyecto quién era “me dijeron que era un gran biólogo, una referencia para el mundo científico que rompía muchos paradigmas”.

Filósofo, además de biólogo, revolucionó con sus ideas al lograr exportar conceptos biológicos a cualquier ámbito de conocimiento y sociedad. Destaca “específicamente en el campo de la percepción visual en vertebrados y por sus planteamientos acerca de la teoría del conocimiento, con la cual estudia los temas de educación, comunicación y ecología”, según la Facultad de Medicina y Memoria Chilena. Pero no solamente en este campo, pues también realiza interesantes planteamientos sobre la teoría del conocimiento, y la reflexión en torno al cambio de la pregunta por el “ser” una pregunta que supone la existencia de una realidad objetivaa la pregunta por el “hacer-que hace referencia a que la objetividad debe estar puesta “entre paréntesis”, ya que el conocimiento es una construcción en el lenguaje.

Ingresando en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile en 1950 y donde, aunque no llegó a titularse, fue ayudante del curso de Biología dictado por el profesor Gabriel Gasic, se trasladó al University College London para estudiar anatomía y neurofisiología en 1954, obteniendo cuatro años más tarde un doctorado en Biología por la Universidad Harvard. Así mismo, fue Premio Nacional de Ciencias Naturales en 1994.

Destaca de estos primeros años su etapa como investigador asociado en el Departamento de Ingeniería Eléctrica del Massachussets Institute of Technology (MIT), que realizó entre 1958 y 1960. Allí terminó orientando su estudio al campo de la neurociencia.

En 1960 volvió a Chile para desempeñarse como ayudante segundo en el curso de Biología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile. Desde 1965 y hasta el 2000 fue Profesor Titular del Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias.

Autopoiesis

En la década de 1970 creó y desarrolló, junto a su alumno y después colaborador Francisco Varela, el concepto de “autopoiesis”, que expuso en sus obras “De máquinas y seres vivos: una teoría sobre la organización biológica” (1972) y en “El árbol del conocimiento: las bases biológicas del entendimiento humano” (1984).

Se respondió una pregunta muy básica: ¿qué es la vida? La respuesta fue innovadora, ya que influenció en la neurociencia, la sociología, la computación y la filosofía. «La pregunta básica que me hice fue qué es lo vivo y qué muere, o qué tiene que estar pasando en su interioridad en un ente para que yo, mirándolo desde afuera, pueda decir que es un ser vivo», dijo Maturana a BBC Mundo.

El término fue formado por las palabras del griego auto (a sí mismo) y poiesis (creación). La “Autopoiesis” realizada para definir la química de automantenimiento de las células vivashace referencia a la explicación de la organización de los sistemas vivos como redes cerradas de autoproducción, es decir, la cualidad de un sistema que puede reproducirse y mantenerse por sí mismo, de lo que se deriva que todo ser vivo es un sistema cerrado que se repara y modifica constantemente a sí mismo.

«Los seres vivos somos sistemas autopoiéticos moleculares, o sea, sistemas moleculares que nos producimos a nosotros mismos, y la realización de esa producción de sí mismo como sistemas moleculares constituye el vivir», afirmó el biólogo en la misma entrevista de BBC Mundo. Y agregó: «Lo central es mirar el modo de vivir entre las distintas clases de seres vivos y eso contesta la pregunta de qué es estar vivo: no es la vida como una entelequia, sino que es la vida o el vivir como un proceso».

Así, resolvieron una de las preguntas que siempre ha querido contestar el ser humano. Justificando su carácter de innovador y revolucionario.

Innovación Ética Humana

En el año 2000 Humberto Maturana, fundó junto a Ximena Dávila, el Instituto de Formación Matríztica, donde desarrollaron una metodología organizacional y social desde los fundamentos de la “Biología Cultural”. “En Matríztica facilitamos la coordinación de procesos centrados en las personas para que hagan lo que saben hacer de manera oportuna y eficiente”, expone su página web sobre su servicio de coaching organizacional.

Ambos han realizado numerosas charlas y ponencias donde detallan el concepto de la innovación desde la biología cultural llamada así porque la genética es arrastrada con nuestro modo de vida, porque somos seres vivos y es un estado que ha perdurado ininterrumpidamente, como el del Ciclo de Conversatorios del Círculo Innovación Personas (CIP) de  2015.

En este diálogo se comenta que la innovación surge desde el comienzo de la historia evolutiva hace 3 millones de años, con la creación del lenguaje, por ejemplo, que no deja de ser un acto creativo. “Somos innovadores porque nacemos como seres creativos”, aseveró el científico en un encuentro por el Año de la Innovación, en 2013.

Siguiendo con la charla del CIP, Maturana aseguró que la innovación viene en muchas ocasiones asociada a lo tecnológico, y que mucha gente piensa que todo se reemplazará por este contexto. El científico, en ese momento, realizó una reflexión sobre la adicción: “El uso ocurre en libertad, en la autonomía. Yo puedo usar si quiero o no usar si quiero. La adicción es una trampa; no es uso, es abuso. Hablamos de la ética como elemento fundamental ante todo lo que hacemos, porque la ética es lo único que conserva la capacidad de escoger”.

Así, para no perder la autonomía humana relacionada al uso de la tecnología, introduce el tema de la ética y la ley sistémica de la conservación y transformación, que dice, según explicaba Ximena Dávila, que “cuando en un conjunto de elementos comienzan a conservarse ciertas relaciones, se abre un espacio para que todo cambie y se transforme en torno a las relaciones que se conservan”.

“El valor que va a tener va a depender de lo que queremos conservar a través de la innovación”, explicaba Maturana en el encuentro por el Año de la Innovación, para expresar la idea de que debemos tener una conducta ética, de conciencia del daño a uno mismo, a otros y al entorno. Así, continúa con lo que se ha llamado “Innovación Ética Humana” (IEH), a diferencia de la “Innovación Abierta” y la “Innovación Cerrada”.

De esta forma, ambos expertos intentan inculcar este concepto de IEH en organizaciones de diversos ámbitos y tamaños, como hicieron en el MIT, para que seamos conscientes de que es algo intrínseco de la humanidad, desde sus comienzo, por lo que también debemos ejercer un desarrollo ético de la misma.

En definitiva, Humberto Maturana ha pasado a calificarse como maestro tal y como se aprecia en el nombre del documental recientemente lanzado, dando un paso más allá de considerarse científico gracias a todas las innovaciones y estudios realizados en diferentes ámbitos que han revolucionado a la sociedad.


Imagen principal cortesía BBC. Interior: cortesía CCLM y BBC.

TAGS: autopoiesis / biología cultural / Francisco Varela / Humberto Maturana / innovación ética humana / Matríztica / Ximena Dávila

26/09/2019 / Autor: Raquel Lop

OCULTAR COMENTARIOS