Nuevo libro de Patricio Meller explora los desafíos de la educación escolar en el siglo XXI

30/05/2019 / Autor: Raquel Lop

Según el expresidente de Fundación de Chile, el método de enseñanza del siglo XXI pasa por aprender habilidades tales como creatividad, pensamiento crítico y trabajo en equipo. Entre las propuestas que plantea destaca cambiar y modificar SIMCE/PSU y alinearlas con PISA que evalúa pensamiento crítico y creatividad.

La calidad de la educación escolar en Chile y los desafíos del desarrollo humano en una sociedad marcada por la velocidad de los cambios, la incertidumbre y la tecnología fueron los temas principales que se abordaron en el encuentro “Los desafíos del desarrollo humano del siglo XXI” realizado, en dependencias de Fundación Chile, recientemente.

Como figura principal participó el ex presidente de la organización, Patricio Meller, quien presentó su última publicación: «Claves para la Educación del Futuro. Creatividad y Pensamiento Crítico». Dirigido de manera especial a profesores escolares y apoderados, el libro pretende dar respuesta, según él mismo contó, a las interrogantes que comenzó a hacerse tras su paso por Fundación Chile: ¿Cuál es el rol de la educación? ¿Para qué existen las escuelas? ¿Para qué educar?

El tema central del libro es entonces la calidad de la educación escolar, criticando que se habla mucho pero no se explica qué hacer al respecto. Según Meller, la educación escolar del siglo XXI tiene que estar orientada a la resolución de problemas desconocidos, pues este es el entorno que van a encontrar los egresados.

Importantes capítulos del libro están dedicados a la problemática chilena y de América Latina, con evidencias empíricas de la brecha educacional que tienen respecto de los países desarrollados. Realidades acuciantes que necesitan ser conocidas y reflexionadas por autoridades responsables, profesores y padres que se propongan encarar adecuadamente la inminente educación del futuro.

Gran parte de este libro está focalizado en el pensamiento crítico y la creatividad, que aparecen como las claves de la educación del futuro. ¿Cómo se enseñan y cómo se evalúan? ¿Cuál es el objetivo de la educación actual cuando la información y el conocimiento están disponibles por doquier? ¿Se necesitan escuelas en la era de Internet? Para poder responder estas preguntas en forma realista, el autor considera indispensable tener una visión histórica de la evolución de la educación.

Pensamiento crítico, creatividad y colaboración

“Estamos en la transición del mundo de los átomos a los bits. El qué y cómo se enseñaba antes no sirve ahora. La educación del siglo XX se desenvolvía en un entorno estable: proporcionaba conocimiento y competencias que servían para los empleos existentes; la metodología de enseñanza consistía en repetición, memoria y resolución de problemas conocidos”, afirmó Meller.

El siglo XXI -agregó- es totalmente diferente, “plantea la resolución de problemas desconocidos. La memoria y lo aprendido en el colegio no es útil. Los empresarios evalúan las capacidades y habilidades y observan una transición a lo digital, con nuevos desafíos. Es preciso cambiar la mentalidad memoriona hacia un pensamiento crítico y la creatividad”.

A su juicio, la educación en Chile “es mala, independiente del tipo de colegio y del nivel socioeconómico; hay una gran desconexión entre el aprendizaje en el colegio y empleos». Meller señala que el problema radica en una errada triada entre curriculum, metodología y evaluación. “En el pasado el conocimiento era escaso y estaba en manos de escuelas y universidades, mientras que hoy en un mundo globalizado está en internet. Este nuevo escenario supone cambios en la forma de enseñar y evaluar, innovando en herramientas estándares como el Simce y la PSU, incorporando aspectos que evalúen pensamiento crítico, creatividad e innovación”.

Entre las propuestas que plantea destaca: cambiar y modificar SIMCE/PSU y alinearlas con PISA que evalúa pensamiento crítico y creatividad». Por sobre todo enfatizó: “Crear una sociedad de aprendizaje”. A lo que sumó: “Debemos inculcar las habilidades del siglo XXI, partiendo por el pensamiento socrático, cuestionando preguntas y respuestas. Los estudiantes deben dudar”.

La actividad finalizó con un panel moderado por Mariana Aylwin que contó con la participación de Rodrigo Abumohor, Miguel Nussbaum y Andrea Osorio -líder de mejoramiento educativo, Fundación Chile- donde se reflexionó sobre los desafíos del desarrollo humano del siglo XXI. En este se enfatizó en la necesidad de incorporar nuevas metodologías en el currículo de los profesores que permitan hacer frente al desarrollo de nuevas habilidades. Además se relevó el rol que debe jugar el empresariado en el actual escenario, específicamente, en lo que se refiere al tipo de profesionales que se requerirán en el futuro.


Imagen principal cortesía de Jaredd Craig / Unsplash

TAGS: Claves para la Educación del Futuro / Creatividad / Educación / libro / Patricio Meller / pensamiento crítico

30/05/2019 / Autor: Raquel Lop

OCULTAR COMENTARIOS