Los millenials se consolidan como nuevos inversionistas inmobiliarios

09/04/2019 / Autor: Raquel Lop

Los profesionales jóvenes de la generación millenial buscan una forma de asegurar su futuro sin que se convierta en un gran esfuerzo. No creen en la rentabilidad de las AFPs y tienen ingresos de entre un millón y un millón 800 mil pesos, por lo que se están decantando por la compra de departamentos para una inversión de alta rentabilidad.

Los millenials, personas actualmente entre 25 y 39 años (nacidos después del año 1980), ya no sueñan con tener una casa propia y, según los tiempos que corren, prefieren viajar o realizar actividades que no impliquen un compromiso a largo plazo. Es por ello que se han centrado en invertir en departamentos, una forma cómoda de tener un inmueble “que se pague solo”.

Esta generación congrega el 75% de las ventas de las inmobiliarias que se dedican vender departamentos para inversión. Así lo demuestra un estudio de Capitalizarme, que expone como la mayor concentración (75% de sus ventas aproximadamente) de clientes son millenials, cifra que va disminuyendo a mayor edad.

Este estudio fue realizado con las cifras de 2018 de las compras realizadas por sus clientes, segmentando por edad, sexo, ingresos, comunas de origen y países de origen de quienes hoy invierten en departamentos.

“Es un grupo que no quiere vivir en un mismo lugar para siempre y cuyas aspiraciones son las de viajar o estudiar fuera de Chile y no comprar su primera vivienda con la intención de habitarla. Para ellos el hecho de que se arriende, y de que de alguna manera se pague solo, es muy cómodo y no representa compromisos mayores”, explica Francisco Ackermann, gerente comercial y Co Founder de Capitalizarme.

Y añade que “además, este grupo conforma aquel que hoy no cree en las AFPs y que prefieren tener este método de inversión para la vejez, que es mucho más óptimo para ellos”.

El profesional aclara que, en el caso de sus inversionistas, se trata de profesionales jóvenes, por lo general solteros y sin hijos, que buscan formas de pensar en su futuro que impliquen una buena solución a un esfuerzo no tan fuerte y poca inversión de tiempo.

“Ellos valoran de sobremanera su tiempo, entonces optan a las opciones de inversión que les implica poco tiempo en realizar el trámite para luego obtener un buen retorno, contra alternativas que a lo mejor le pueden dar más rentabilidad, pero también requiere mayor esfuerzo”, comenta Ackermann.

Tipo de viviendas

Sobre el tipo de viviendas que prefieren, Ackermann asegura que se trata de público joven que está en su primer o segundo trabajo y se inclinan por departamentos pequeños, de valores que no superen las 2500 UF.

“Normalmente su renta está entre un millón 300, un millón 500 y su tope es más o menos 3 mil UF. Son departamentos pequeños, que buscan que se arrienden rápido, y que les genere un dividendo acorde a su capacidad de ahorro mensual.

Según el estudio de Capitalizarme, las unidades más vendidas en este grupo son las de un dormitorio y un baño, seguido de dos dormitorios y un baño. “Las personas entre los 26 y 40 años tienden a preferir los departamentos pequeños, siendo los estudios y departamentos de un dormitorio los más populares. En cambio sobre los 40 años tienden a elegir departamentos de mayor tamaño”, señala.

Financiamiento de la inversión

Francisco Ackermann aclara que consiguen la inversión a través de mecanismos que han ido ofreciendo las inmobiliarias, como una mayor cantidad de cuotas para el pago del pie o comprar más en blanco pasada esta etapa, lo que les da tiempo para pagar el pie y proyectar más la compra.

“Por lo general, tienen una perspectiva a largo plazo. Mucha gente compra pensando en que complemente su jubilación, el gran porcentaje es ese. Y lo otro, es el grupo que compra para venderlo en unos años más a mayor valor para volver a invertir, y esa segunda inversión la dejan para la jubilación. Y un grupo no menor, es el que busca tener un ingreso pronto vendiendo el departamento a un mayor valor en unos tres o cuatro años, que le da el pie para una vivienda propia”, agrega el profesional.

En promedio, “toda nuestra cartera de clientes compra 1,5 departamentos por persona, pero el grupo que más tiende a tener dos cada uno, se encuentran dentro del segmento entre 36 y 45 años, mientras que la mayor concentración (75 % de nuestras ventas) de clientes son millennials (entre 24 y 39 años) y tenemos un alto grado, con un 16 % aproximadamente, de Generación X  (entre 40 y 59 años)”, explica Francisco Ackermann, Gerente Comercial y Co Founder de Capitalizarme.com.

El estudio arroja que la mayoría de las personas que compran (un 36 %), tienen ingresos entre dos y cuatro millones de pesos, y un porcentaje importantísimo (un 30 % aproximadamente), ganan entre uno y dos millones. Sin embargo, también podemos ver que un porcentaje muy bajo, pero no menos significativo (2 %), tienen ingresos menores a un millón de pesos.


Imagen principal cortesía de Bench Accounting on Unsplash

TAGS: compra / departamento / inmobiliaria / Inversión / Millenials

09/04/2019 / Autor: Raquel Lop

OCULTAR COMENTARIOS