Mis Favoritos

Tres recomendaciones sobre transporte para una ciudad inteligente

transporte-inteligente-1
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

11/11/2018 / Autor: Innovacion.cl

Recaudos electrónicos, mayor información para los usuarios y una gestión de las flotas basadas en las nuevas tecnologías son algunos de los puntos fundamentales.

Planificar el espacio urbano a partir del concepto Smart Cities (ciudades inteligentes) es un objetivo para gobiernos locales, regionales y nacionales. Donde se integren soluciones tecnológicas para la interacción con distintos servicios y sectores productivos, la mejora será notoria y sustancial.

Dentro de los principales parámetros por los que se rige una ciudad inteligente son la sustentabilidad, energía, transporte, seguridad, salud, educación y comunicaciones.

Para Nicolás Grandón, coordinador de la unidad Ciudades Inteligentes del Ministerio de Transporte, la principal tarea es no pensar que estamos partiendo de cero en estos temas. Lo primordial es reconocer lo que hay y trabajar a partir de ello. “De pronto se hace difícil estandarizar o medir cuándo una es más inteligente o no. Deben estar los servicios pero también hay un rol ciudadano. No sólo lo que te pueden entregar en términos de herramientas para un mejor vivir, sino cómo el ciudadano se comporta dentro de la ciudad”, reconoció en una entrevista a este mismo medio.

Con respecto al sector del transporte, José Orlandini es Gerente de la División Servicios de SONDA, quienes han trabajo en distintos sistemas nacionales y latinoamericanos. Transantiago y el Metro de Valparaíso, como también SUBE de Buenos Aires o el Gran terminal Albrook de Panamá, son algunas de las instituciones que les permitieron conocer realidades y proyectas nuevas ciudades inteligentes.

Es por esto que considera al transporte como un pilar básico de toda Smart City. Para ello es necesario considerar factores.

El primero es el recaudo, que debe ser por medios electrónicos. Luego la información sobre recorridos, tiempos de espera, contingencias y disponibilidad de estacionamientos, entre otros, para finalizar con una gestión de flota donde el control integrado entre los buses y su servicio al público debe ser óptimo.

transporte-inteligente-2

Herramientas y soluciones

Para Orlandini, portar un smarthphone otorga una capacidad de transmisión de datos que promueve su uso y vuelve incongruente utilizar tarjetas.

“Es esencial que las personas puedan pagar mediante tecnologías abiertas. Esto implica, necesariamente, entregar más opciones de pago para que los ciudadanos elijan la más conveniente, como account based smartphones, tarjetas sin contacto, tarjetas financieras (crédito o débito), códigos QR y mWallets, entre otras”, detalló.

Incluso fue un paso más allá y reconoció otro tipo de avances para cobrar el pasaje, como un reconocimiento biométrico o facial. “Esta es una solución que se utiliza preliminarmente en Brasil y, como plan piloto, en Metro Regional de Valparaíso, donde los usuarios ya pueden cruzar los  torniquetes sólo con un código QR, asociando la identificación o el teléfono del usuario a una cuenta centralizada, que tiene una gran red de soporte de seguridad integrada”, argumentó.

Grandón enfatizó lo primordial que resultan estas facilidades para nuestro traslado diario. “Necesitamos ir a nuestro trabajo, a una reunión, estudiar o inclusive lo hacemos por ocio. Creo que no se trata de que esto sea un problema, sino buscar que el viaje mejore como experiencia. Todas las soluciones buscan entregar herramientas para que puedas tomar mejores decisiones y esas deben estar disponibles”, subrayó.

Con respecto a los sistemas de flotas, el gerente de SONDA recalcó que no basta con “contar únicamente con dispositivos GPS, sino que también hay que incorporar avances como video, redes 4G y Big Data, entre otros. Así se tendrá información en tiempo real que permitirá mejorar la seguridad en los buses y dará la opción de tomar decisiones centrales rápidas”.

En el último punto, la información para el usuario, reconoció una paradoja. Mientras la autoridad motiva el uso del transporte público, el usuario no cuenta con la información necesaria para optar por uno.

“Los sistemas eficientes cuentan con paneles de información dinámica en buses, paradas y calles, así como aplicaciones para teléfonos, páginas web y, sobre todo, una interacción eficiente en redes sociales. Este último factor es importante, no sólo para contingencias o crisis, sino también para indicar, por ejemplo, dónde y a qué hora pasan los buses; o cómo combinar con otros servicios como estacionamientos y estaciones de transferencia, entre otras opciones”, declaró.

Sobre este punto, sin embargo, Nicolás Grandón también otorgó responsabilidad al usuario. “A pesar de todos los esfuerzos que podamos hacer desde la vereda del Estado, ya sea con infraestructura o teniendo sistemas inteligentes para una mejor gestión de movilidad o potenciando el transporte público, al final siempre se requiere de un ciudadano responsable. Sólo como ejemplo. Cuando una persona va atrasada siempre dice que es producto del taco en que va. ¿Qué sucede con eso? Resulta que en ese discurso la persona es ajena, como que el taco lo produjeron otros, siendo que yo soy el taco también”, estableció.


Escrito por Marcelo Salazar. Imagen principal cortesía de iStock. Interior: Pau Casals / Unsplash

 

TAGS: Ciudadanos / Ciudades inteligentes / Ministerio de Transportes / Servicios / Smart Cities / Smart City / SONDA / Transporte / Transporte Público / Usuarios
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

11/11/2018 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS