Mis Favoritos

El nuevo esquema de trabajo de la incubadora Chrysalis

Chrysalis2018_1111
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

12/03/2018 / Autor: Innovacion.cl

La incubadora Chrysalis -de la Universidad Católica de Valparaíso- anuncia que para el año 2018 cambia su estructura de llamados a fondos para startups, optando por un nuevo sistema que denomina Convocatoria Extendida.

Así, va a existir la alternativa de postular durante todo el año, pero divida por ciclos. Si bien no deja de recibir postulaciones, los fondos van a ir siendo menos que en los primeros llamados.

Una semana antes de que cierre la fecha tope de postulación a cada ciclo, se abre automáticamente el ciclo siguiente y así sucesivamente. No olvidar que la apertura de nuevos ciclos estará sujeta a los fondos que Chrysalis tenga disponibles para invertir.

Los proyectos deben insertarse en el mercado de negocios innovadores y dinámicos, que puedan crecer al doble de su tamaño, apuntando a vender más de US$1 millón anuales al tercer año. Además, deben estar en sus etapas iniciales de desarrollo comercial y lideradas por equipos emprendedores empoderados, competentes y comprometidos.

El proyecto debe ser un emprendimiento dinámico y de alto impacto, crear valor a través de la transformación de ideas o conocimientos en un producto y/o servicio (procesos/métodos) nuevo o mejorado, permitiendo la diversificación y sofisticación de la oferta, con impacto en la productividad y competitividad.

La propuesta debe visualizar una oportunidad de mercado y aumentar su facturación al doble al cabo de tres años.

El nuevo programa de Chrysalis responde a la certeza “de que el acto de emprender es un proceso sistemático, que cuenta con metodologías probadas que aumentan las probabilidades de éxito en el lanzamiento de nuevos productos o servicios”, dice una presentación de la instancia.

La idea es que por más que alguien pueda tener una “tincada”, el emprender no es azaroso, es sistemático.

Es por ello que esta nueva fase del programa incluye metodologías de vanguardia como Customer Development, Lean Startup, Running Lean, Bullseye Framework, Design Thinking, entre otras. El programa entrega conocimientos, procesos y herramientas para que los participantes puedan posicionar sus startups en Chile, Latinoamérica y el mundo.

Básicamente el programa posee una dimensión comercial, de marketing, de administración, aspectos legales y dimensión de equipo. Sin olvidar las mentorías especializadas.

Existe evidencia a nivel global de la alta tasa de mortalidad de emprendimientos en sus primeros años. Una de las principales causas detectadas es el desconocimiento de los emprendedores sobre las metodologías adecuadas para enfrentar el desarrollo de un emprendimiento. Este nuevo programa ataca ese desconocimiento desde el primer instante.

Chrysalis inicia el año -definitivamente- con atractivas novedades: el informe The UBI World Benchmark Study 2017 – 2018 of University-linked Business Incubators & Accelerators, ubica a la incubadora por tercer año consecutivo como una de las 3 potenciadoras más sobresalientes de Latinoamérica en la categoría Top Challenger.

Para Sebastián Arriagada, gerente de Chrysalis, se trata de un apoyo al portafolio de la incubadora, “que está creciendo, exportando, que se encuentra internacionalizando, que posee tasas de crecimiento superior al 25% anual, y que refleja el trabajo que hemos estado realizando junto a ellos”, dice.

Para el ejecutivo “estamos haciendo bien el trabajo y que estamos bien encaminados en ser un real apoyo al emprendedor mediante una propuesta de valor diferenciada enfocada en la gestión comercial y en el continuo apoyo a los emprendedores”.

Las startups que son beneficiadas con el ingreso a Chrysalis pueden obtener hasta $60.000.000 fondo SSAF-I de Corfo para la puesta en marcha de la compañía. “Eso sí, lo más importante de unirse a Chrysalis es poder fortalecerse a través de toda una batería de servicios que componen la propuesta de valor, como acceder a una calificada Red de Mentores e internacionalización, acuerdos de co-incubación en Chile y el extranjero, vinculación con investigadores PUCV (I+D+i), contacto directo con grandes compañías de diversas verticales, participación en desafíos de innovación abierta y espacios de cowork”, destaca Arriagada.

Este nuevo formato se encuentra abierto en su primer ciclo que finaliza el domingo 8 de abril. Mayores informaciones en este link 

TAGS:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

12/03/2018 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS