Mis Favoritos

¿Cuáles son los aspectos clave en la administración de empresas familiares?

Father and daughter smiling for the camera in hardware store
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

30/08/2017 / Autor: Innovacion.cl

La empresa familiar, por su naturaleza, presenta ciertos retos que son bastante particulares y que, probablemente, no se den en otro tipo de organización.  Entre ellos destacan, por ejemplo, cómo separar la relación familiar de los negocios; cómo mantener las relaciones sanas en la segunda y subsiguientes generaciones; y cómo planificar la sucesión y la repartición accionaria.

En este tipo de empresa debe existir un alto nivel de comunicación, para que los efectos del enlace empresa-familia no sean negativos y pueda existir una natural continuidad y desarrollo.

Un aspecto básico se da en el hecho de administrar las naturales discrepancias en un ámbito controlable, enfatizando el diálogo y la objetividad de las decisiones. En este punto lo esencial es evitar que se produzcan rupturas lamentables que impliquen, además, quiebres en la cohesión familiar.

La sucesión de los bienes es otro punto que debe estar analizado con antelación. En ese sentido, es aconsejable fijar criterios que determinen qué características debe tener quien asuma el liderazgo, cosa que quienes componen el directorio entiendan que se trata de un proceso objetivo.

A lo anterior, deben sumarse otra serie de aspectos necesarios: debe existir total transparencia en la concentración de la fuerza económica, una distribución adecuada de los bienes, cumplimiento de los respectivos requisitos legales para preservar la identidad de la empresa, definiciones claras y justas en torno a la separación de los inversionistas, deben darse a conocer los resultados para una toma de decisiones colegiada y definirse las estrategias de sucesión para las siguientes generaciones.

EmpresasFamiliares2222

Entre los aspectos específicos más necesarios, destacan los siguientes:

– Establecer una política por escrito donde aparezcan las reglas claras y transparentes de retribución en la empresa.

– Contratar soluciones empresariales que diversas instituciones financieras ofrecen para el correcto manejo de sus recursos económicos, incluyendo el pago de sus proveedores.

– Es recomendable separar el concepto de empleado del de accionistas y familiares para efectos de sueldos. De forma que los familiares pueden recibir de la empresa tres tipos de compensaciones: sueldos, prestaciones y dividendos.

– Con respecto a los sueldos, un familiar debe recibir un salario justo por su trabajo, de acuerdo con su puesto, desempeño y antigüedad en el mismo, como cualquier empleado.

– En el caso de las prestaciones, éstas deberán ser equitativas para familiares y colaboradores ajenos a la familia.

– Tener una política clara de dividendos evitará que las futuras generaciones sangren el negocio por encima de sus posibilidades, ya que esto puede afectar el buen funcionamiento de la empresa familiar.

-La justicia salarial entre familiares no necesariamente significa igualdad, sino equidad. En este sentido, equidad es pagarle a cada quién según le corresponde a su aportación y posibilidades reales dentro de la compañía, independientemente si es empleado o miembro de la familia

TAGS:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

30/08/2017 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS