Suchai I, el primer satélite hecho en Chile, se lanza desde base india

21/06/2017 / Autor: Innovacion.cl

Desde el fallido lanzamiento del Fasat Alfa el año 1995 hasta el éxito obtenido por su sucesor Fasat Charlie en 2011 pasaron más de quince años.

En ambos casos se trata de satélites que utilizan tecnología en miniatura, ya que por un tema de costos Chile sólo puede enviar al espacio versiones nano.

Si el Alfa pesaba 50 kilos, Charlie ostentó 80 más, es decir, 130 kilos. Da vueltas a la Tierra a una distancia superior de 600 kilómetros de altura, cumpliendo con casi 200 tareas relacionadas con la agricultura de precisión, silvicultura, el ordenamiento territorial, mapeo de zonas urbanas, estudios de crecimiento y de la dinámica poblacional.

Se trata de datos que permiten, por ejemplo, la protección de fronteras, catastros de bosques, monitoreo de grandes obras o de catástrofes y la medición de la biomasa silvícola, entre otros muchos usos.

También cumple labores relacionadas a la defensa nacional, pero no se conoce su detalle. En su diseño y fabricación participaron profesionales de la Fuerza Aérea de Chile y expertos de centros privados internacionales.

Los secretos del Leep

Por estos días se teje, sin embargo, otro hito en la historia espacial del país: el lanzamiento del primer nanosatélite diseñado y fabricado en Chile: el Suchai.

Su lanzamiento está programado entre los días 23 y 30 de junio desde la base Satish Dhawan Space Centre, ubicada en la isla de Sriharikota, India. Depende de factores como el estado del tiempo y una amplia variedad de aspectos técnicos.

El proyecto Suchai consta de tres fases que se irán lanzando al espacio de manera alternada. La cuna de todo se encuentra en el Laboratorio de Exploración Espacial y Planetaria (Leep), de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (FCFM), contando con la participación de la Facultad de Ciencias de la casa de estudios.

Para la Universidad de Chile la experiencia ha sido innovadora y, por cierto, de gran potencial para el desarrollo de nuevo conocimiento y el desafío de explorar la industria de los satélites miniaturizados (o cubesats) a un costo inferior al de la industria aeroespacial.

“Tenemos que estar en el espacio», señala el investigador responsable del Suchai I, Marcos Díaz, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la FCFM y responsable del LEEP.

«El espacio ofrece muchas oportunidades y la experiencia nos da credibilidad para que nos podamos convertir en un actor mundial en este circuito”, agrega el académico.

Sochai333

Quince vueltas al mundo por día

El diseño y fabricación de Suchai I ha caminado en forma paralela a la difusión del programa que tiene la universidad.

Quienes visitan el campus Beauchef y el LEEP de la FCFM pueden conocer una réplica del prototipo del nanosatélite, recibiendo información sobre sus características.

Como se ha apuntado, el programa de investigación espacial contempla dos nuevas misiones en esta fase de nanosatélites: Suchai II y III, lo que suma al Proyecto Anillo Fundamental Processes in Space Physics, liderado por el académico Juan Valdivia.

Entre el Fasat Charlie y el Suchai I han transcurrido sólo seis años. Llega la hora en que los materiales del aparato en órbita se agotan. Por ellos, los aparatos requieren ser reemplazados.

Con una velocidad aproximada de 7 km/s, el Suchai I dará unas quince vueltas al mundo por día, recorriendo poco más de 43.000 kilómetros por jornada.

* Fotos FCFM

TAGS:

21/06/2017 / Autor: Innovacion.cl

OCULTAR COMENTARIOS