Mis Favoritos

Seis miedos que deben enfrentarse a la hora de emprender

Miedos111111
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

14/02/2017 / Autor: Claudio Pereda

Los expertos más reconocidos en innovación y emprendimiento coinciden en señalar, tanto en textos como en charlas, que siempre alguien -consciente o inconscientemente- buscará derrotar al que quiera iniciar un negocio antes de que comience.

Muchas veces personas muy cercanas, por evitar lo que ellos ven como un fracaso o un sufrimiento, no entregan apoyo suficiente o claro a quien busca asumir un desafío.

Lo principal ante los temores es que van a estar dando vueltas constantemente en el desarrollo de un proyecto. La tarea es verlos como desafíos a vencer.

Psicólogos, académicos y analistas concuerdan en que básicamente son seis los miedos que deben ser reconocidos a la hora de un emprendimiento y ante los cuales efectuar un efectivo trabajo de neutralización.

1. Miedo a correr riesgos

Todo negocio supone un riesgo, eso es así. Pero “quién no arriesga no gana” y hay que embarcarse cuanto antes. Por muchos planes de viabilidad y estudios de mercado que se hagan, al final las cosas sólo se aprecian haciéndolas.

2. Miedo a cometer errores

Probablemente en los primeros meses se cometan errores (y muchos) pero eso sólo servirán para no volverlos a cometer. Los errores forman parte del aprendizaje y son necesarios para que la empresa mejore y evolucione.

3. Miedo a no creer en sí mismo

Establecer metas más pequeñas que puedan ser conseguidas con mayor facilidad es un ejercicio de pragmatismo necesario. Es bueno obtener pequeños triunfos todos los días, de manera que se pueda aumentar la confianza en tí mismo.

Miedos3

4. Miedo a confiar en los instintos

Confiar en los “pálpitos” puede ser lo mejor que pase en el desarrollo de un proyecto. No es malo a veces guiarse por motivaciones propias, pasiones y maneras de ver la vida. Si se cree que hay una buena oportunidad delante, hay que tomarla sin dudarlo.

Miedos2

5. Miedo a pedir ayuda

Se trata de un aspecto fundamental en el emprendimiento. Muchas veces cuesta, tanto en los negocios como en la vida, solicitar orientación. Y es algo esencial en los dos ámbitos. Hacer las cosas por uno mismo es muy satisfactorio, pero no se puede obviar que muchas veces se requiere recibir una mano y no hay que tener ningún reparo en hacerlo.

6. Miedo a compartir el negocio

Asociarse con alguien para que la carga sea menos pesada resulta una idea fantástica. Pero puede que exista el temor a que las cosas salgan mal. Ante eso lo mejor es rodearse de personas tranquilas, firmes, decididas, astutas. Hay que evitar personalidades negativas o inseguras.

TAGS:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

14/02/2017 / Autor: Claudio Pereda

OCULTAR COMENTARIOS