Mis Favoritos

Las mujeres y la ciencia: Tareas pendientes

MujeresCiencia1111
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

13/02/2017 / Autor: Claudio Pereda

Hace un par de años, la revista especializada en investigaciones científicas Nature publicaba un estudio en el que se daba cuenta cómo científicos hombres, en particular aquellos en posiciones de poder en la academia, eran reticentes a aceptar el valor de datos que demostraran las desventajas de ser mujer en el ámbito científico estadounidense.

El texto de la publicación inglesa planteaba que dicha reacción hacía más complejo el reconocimiento del sesgo, en un campo dominado -precisamente- por los hombres.

Recientemente, un estudio de la revista Science -también del ámbito científico, pero estadounidense- preguntaba a niños y a niñas si cuando se les hablaba de una persona especialmente inteligente, creían que era de su sexo o del contrario.

Cuando los pequeños tenían cinco años, no se apreciaban diferencias. Sin embargo, a partir de los seis o siete, la probabilidad de que las niñas considerasen que la persona brillante fuese de su género descendía.

La investigación se pregunta cuántas de estas imágenes tempranas pueden alejar a las niñas de carreras de ciencias o ingenierías. Un punto llamativo del estudio es que las notas en el colegio no son consideradas como un antecedente de inteligencia, pues tanto ellos como ellas asumían que las mujeres tenían mejores calificaciones educacionales, pero eso no formaba parte en su opinión sobre el tema de fondo.

En Chile, este contexto también se aprecia con claridad. Sin embargo, se están viendo formas de enfrentar la situación.

TerceraVia.mx

Desde el año 2015, Conicyt impulsa medidas que incentivan la participación femenina y que contribuyen a la disminución de la brecha de género existente en la actividad científica del país.

Aspectos como la consideración de prórrogas de proyectos durante el período pre y post natal (por ejemplo, otorgando plazos adicionales para investigadoras con proyectos Fondecyt que hacen uso de este tipo de períodos) y la medición equitativa de productividad científica, entre otras.

A nivel institucional, se evidencia también un avance en la progresiva disminución de la diferencia entre la cantidad de proyectos adjudicados liderados por hombres y aquellos liderados por mujeres, logrando romper el año 2009 con la barrera del 40% de participación femenina, en el total de proyectos que adjudica Conicyt.

De hecho, la instancias lleva a cabo una política de género en la que se busca una mayor equidad de género en ciencia y tecnología, a través de la promoción de acciones que garanticen un acceso igualitario a hombres y mujeres en todos los programas de la institución, teniendo como foco tanto a la población usuaria como a funcionarios y funcionarias.

Esta política cuenta con cuatro ejes estratégicos: Visibilizar el aporte femenino al desarrollo científico y tecnológico del país; entregar y promover la implementación de beneficios y buenas prácticas relacionadas con la igualdad de género y la conciliación familiar-laboral; instalar competencias de género y políticas públicas en el personal de Conicyt; y propiciar prácticas laborales con enfoque de género en la política de recursos humanos en su interior.

Por cierto, las experiencias analizadas en las prestigiosas publicaciones científicas extranjeras dan cuenta de que el tema es complejo. Las tareas pendientes en este aspecto implica variadas esferas, partiendo por la cultural.

MujeresCiencia2222

Recientemente, se conmemoró una fecha más del el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia (11 de febrero), fecha instaurada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) con la idea de promover e inspirar la participación femenina en el área.

Un estudio hecho por el organismo, y realizada en catorce países, indica que “la probabilidad de que las mujeres estudiantes terminen una licenciatura, una maestría o un doctorado en alguna materia relacionada con la ciencia es del 18%, 8% y 2%, respectivamente, mientras que la probabilidad para los estudiantes masculinos es del 37%, 18% y 6%”.

De allí es que la desigualdad de género en temas científicos y tecnológicos se transforma en importante desafío que los países deben enfrentar y solucionar.

(Foto principal: Explora.cl)

TAGS:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

13/02/2017 / Autor: Claudio Pereda

OCULTAR COMENTARIOS