Mis Favoritos

Así avanzan las innovaciones que incluye la Ley de Fomento al Reciclaje

LeyReciclajeNva1111
Comparte esta imagen
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

17/02/2017 / Autor: Claudio Pereda

“Queremos revertir la sensación de que generar residuos en el país es gratis, tanto a nivel industrial, empresarial o domiciliario”, dijo en mayo del año 2016 el ministro de Medioambiente, Pablo Badenier, al aprobarse en el congreso la Ley de Fomento al Reciclaje.

La frase buscaba situar en un contexto adecuado la realidad que enfrenta el cuerpo legal: de las 6 mil toneladas al año que acumulan los 150 vertederos y rellenos sanitarios existentes en Chile, sólo el 10% se recicla. Algo muy lejano a lo que ocurre en otros países miembros de la Ocde.

En términos macro, la Ley de Fomento al Reciclaje formaliza esta industria en el país y le entrega responsabilidades muy claras a los fabricantes y empresas de ciertos productos para que organicen y financien la recuperación y gestión de residuos.

En ese sentido, la ley determina una serie de “productos prioritarios” que deben hacerse cargo de sus bienes una vez que terminan su vida útil, estableciéndose para ello metas de recolección y variados compromisos.

Los productos prioritarios son seis: Aceites lubricantes; aparatos eléctricos y electrónicos; baterías; pilas; envases y embalajes; y neumáticos. Su elección se debe a que son de consumo masivo, volumen significativo y factible de regularizar.

A la innovación que la ley genera en la forma que hasta ahora se hacía la gestión de residuos, se suman varios otros aspectos novedosos. En términos generales, poner en práctica la ley implica el desarrollo de una nueva dinámica que va a requerir empleos y emprendimientos verdes, además del desarrollo de información y ecoetiquedado para privilegiar los productos amigables con el medio ambiente.

LeyReciclajeNva3333

A ello se suma que las autoridades del sector asumen nuevas competencias para la gestión de residuos: certificación, rotulación y etiquetado, sistema de depósito y reembolso, ecodiseño, mecanismos de separación en origen y recolección selectiva, mecanismos para manejo ambientalmente racional de residuos y mecanismos para prevenir la generación de residuos.

Actualmente, la cartera analiza tres temas clave para poner en marcha el nuevo cuerpo legal: las metas establecidas, la forma en que la ley se hará operacional y la manera en que se activará el sector encargado de recolectar y realizar el reciclaje.

Para ello, el ministerio ha efectuado varios procesos de consultas en los que se busca alcanzar la mejor redacción de los reglamentos que le darán forma concreta a la ley.

El panorama es complejo: mientras en Chile casi el 96% de la basura termina en residuos sanitarios, el promedio de los países Ocde es de 44%. El 22% se incinera y el 34% se recicla.

LeyReciclajeNva2222

Supermercadistas, vendedores de neumáticos, telefonía móvil y productores de plásticos son algunas de las industrias que han enviado sus puntos de vista a la autoridad frente a las tareas que se avecinan.

El ministerio está elaborando los reglamentos relacionados a lo procedimental, al movimiento transfronterizo de residuos y al Fondo para el Reciclaje, los que deben estar listos en junio y ser sometidos al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

El ejecutivo, en tanto, desarrolla mesas público-privadas para establecer las metas de reciclaje que se diseñan para cada producto prioritario. Se espera que este tema esté listo para implementarse el año 2018.

LeyReciclajeNva4444

La ley contempla también la figura de los gestores colectivos, es decir, conjuntos de productores que asuman el cumplimiento de la norma en forma grupal, lo que implica que estarán a cargo de la manera en que se haga la recolección y el reciclaje de los productos, siendo los responsables del proceso ante las autoridades.

Los escenarios de incumplimiento a la ley incluyen multas importantes, yendo desde unos US$7.000 (mil UTA) las faltas leves, hasta más de US$7 millones las más graves.

En el mundo Ocde, Alemania, Corea del Sur y Eslovenia se ubican entre los países que más reciclan, promediando casi un 60% de la basura. En todos esos países también se impuso una ley que contempla incentivos y multas.

TAGS:
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page

17/02/2017 / Autor: Claudio Pereda

OCULTAR COMENTARIOS