En Centro de Ecología Aplicada (CEA):

Aplican reproducción in vitro para revertir extinción de especies nativas

Sin Comentarios

Aspectos y claves de la cultura innovadora de Google
Cultura y diseño

Aspectos y claves de la cultura innovadora de Google

Definir objetivos con impacto y la colaboración son relevantes para la compañía

01/08/2014Agregar «Aspectos y claves de la cultura innovadora de Google» a los favoritos

La alternativa de cultivo es una oportunidad de conservación en laboratorio que genera grandes ventajas. Desde este mes, en su nuevo laboratorio, el Centro de Ecología Aplicada está trabajando en la investigación de dos yaretas: Azorella compacta y Laretia acaulis, que habitan en la alta cordillera de los Andes. Sin embargo, a futuro ésta técnica de cultivo podría aplicarse a un sinnúmero de especies..

Actualmente, en nuestro país existe una gran variedad de especies que se encuentran extintas o en serio peligro de llegar a ese estado. Para tratar de revertir dicha situación, el Centro de Ecología Aplicada, formó un laboratorio especializado en el cultivo de tejido vegetal destinado a favorecer la multiplicación clonal de las plantas y formar un banco de conservación vegetal.

El trabajo consiste en reproducir ejemplares a partir de tejido meristemático de una planta. Bajo condiciones controladas la reproducción vegetativa es más eficiente, ya que origina un mayor número de clones, control sanitario y reducción de tiempo de multiplicación, a diferencia de métodos tradicionales de propagación.

“La intervención del hombre altera el hábitat natural de las plantas y en muchas ocasiones las elimina. Ahora, existe una alternativa para mitigar el impacto que generan los factores externos”, explica la doctora en Ciencias con mención en Biología Celular y Molecular, Jennifer Osorio.

La reproducción in vitro de plantas consta de tres principales etapas. En la primera, se hace una desinfección para eliminar los agentes patógenos que puedan intervenir y se seleccionan los clones asépticos; en la segunda, se multiplican y se les da la altura buscando el medio nutritivo más adecuado para ellos; finalmente, se produce la aclimatación, que consiste en adecuar la planta a su hábitat –inicialmente en un invernadero- considerando nutrientes, humedad y otros factores.

Una de las ventajas de la reproducción in vitro es que se acorta considerablemente el período vegetativo. Pero además, estas plantas son mucho más vigorosas que las que se desarrollan por métodos tradicionales de propagación.

Sin comentarios Deja tu comentario